Las cinco claves para disfrutar de la final del Europeo de fútbol sala entre España y Rusia

13.02.2016 – 05:00 H. Una victoria: esa es la distancia que le queda por recorrer a la selección española para volver a convertirse en campeona de Europa ...

13.02.201605:00 H.

Una victoria: esa es la distancia que le queda por recorrer a la selección española para volver a convertirse en campeona de Europa de fútbol sala (21:00 h – Mega/Eurosport). Para ello, el combinado que entrena José Venancio López deberá derrotar a un viejo conocido, Rusia, uno de los equipos más potentes del viejo continente y último verdugo de España en el campeonato continental, pero que no podrá contar con la presencia de Eder Lima, su gran goleador.

Corría un 6 de febrero de 2014 cuando la selección española perdía su último partido en Europa. Por aquel entonces, en las semifinales del Europeo de Bélgica, un combinado nacional plagado de lesionados se enfrentaba a una Rusia que llegaba en muy buena forma. Después de un trabajado partido, la selección española caía eliminada después de dos prórrogas, encajando un doloroso gol a poco menos de un minuto para el final del encuentro.

Desde ese partido, España suma cinco victorias consecutivas y ha recuperado su mejor fútbol. Aun con muchas bajas, el combinado nacional ha engrasado su maquinaria a lo largo del torneo y llega a la final en un gran momento, ofreciendo grandes razones para soñar con el séptimo entorchado europeo. En lo que será un duro partido en uno de los mejores partidos del viejo continente, éstas serán las cinco claves a tener en cuenta para la gran final:

Las cinco claves para disfrutar de la final del Europeo de fútbol sala entre España y Rusia

La reina de Europa y la de las finales

Si las sensaciones demuestran que España es, año tras año, la mayor potencia del fútbol sala europeo, los fríos datos lo confirman: en los diez Europeos que se han celebrado hasta la fecha, el combinado nacional ha ganado seis veces, ha conseguido una segunda posición y dos terceros puestos, más la final alcanzada en la presente edición. Por su parte, Rusia ha jugado cinco finales -las últimas tres seguidas-, aunque sólo ganó el título una vez.

El clásico de clásicos en Europa

El España-Rusia es todo un clásico en el mundo del fútbol sala, dejando encuentros muy igualados y llenos de anécdotas: en 2010, España pasó a cuartos por penaltis después de que los colegiados no concedieran un claro gol en la tanda de Javi Rodríguez; en 2012, la Selección fue campeona en la prórroga tras igualar el partido a falta de 34 segundos para el final; en 2014, Rusia eliminaba a España en ‘semis’ en el último minuto de la segunda prórroga…

Eder Lima, la gran ausencia rusa

Las ausencias han marcado a ambos equipos a lo largo del torneo. Quizá, la más castigada en este aspecto haya sido España, que no ha podido contar en el torneo con tres fijos como Aicardo, Sergio Lozano y Fernandao, mientras que Carlos Ortiz no pudo empezar a jugar hasta cuartos. Sin embargo, con la maquinaria bien engrasada, ahora las dudas son para Rusia, que no podrá contar con su gran estrella, Eder Lima, tras ser expulsado en semifinales.

Físico y samba frente a trabajo en equipo

El equipo entrenado por Sergei Skorovich está demostrando ser un conjunto muy sólido. A su potente físico y despliegue sobre la pista, hay que sumar la samba que ofrecen los nacionalizados brasileños: el meta Gustavo -ojo, juega con guantes-, Rómulo, Robinho y el ausente Lima. Enfrente estará una España que, si en algo destaca, es en su capacidad de trabajar unidos y de sacrificio, un bloque en el que no destacan las individualidades.

El mejor ataque contra una sólida defensa

Pese a las bajas españolas en la zona ofensiva, el conjunto nacional es el máximo anotador del torneo (20 goles), con un promedio de 5 tantos por partido, con Alex Yepes como máximo artillero con 5 dianas en el torneo. Enfrente, de los trece goles rusos, 8 fueron de jugadores brasileños nacionalizados y, con la ausencia de Lima, la clave rusa estará en la defensa: es el tercer mejor equipo del campeonato en este aspecto, con una media de 1,75 goles/partido.

Fuente: ElConfidencial – Deportes