Las dos caras de Rafa Benítez: la de la calculadora y la del kleenex

¿Cuántas veces se escuchó este miércoles el término “método” en la presentación de Rafa Benítez como entrenador del Real Madrid? Lo dijo el presidente, ...

¿Cuántas veces se escuchó este miércoles el término “método” en la presentación de Rafa Benítez como entrenador del Real Madrid? Lo dijo el presidente, Florentino Pérez, el protagonista y también la prensa, que preguntó por su valiosa fórmula hasta en tres ocasiones de diferentes maneras. “El método es lo que nos ha ayudado a estar aquí”, explicaba el nuevo técnico blanco, quien recalcó que este Madrid será científico, “trabajaremos apoyados en la ciencia”. El de las nuevas tecnologías es el lado más conocido del madrileño de 55 años y ayer, el madridismo, descubrió su otra cara: la sentimental. Quienes le conocen bien no dudan de que la emoción que no pudo controlar en su presentación no estaba ni pactada ni ensayada, sino que forma parte de su personalidad. El estreno, por tanto, fue redondo: acudió la razón y el corazón.

Después de su discurso, Florentino Pérez dio paso a Benítez en un palco de honor a rebosar. “Ahora me toca lo más difícil. Hablar sin saber que decir”. Miró al frente y su gesto se torció, su voz se quebró y sus manos taparon los orificios por donde estuvieron cerca de asomarse lágrimas. ¿Teatrillo para ganarse al madridismo a los diez segundos de salir? Gente cercana explica que Rafa, detrás de su método numérico, esconde pasión. La que le nubló las ideas en su discurso de presentación y le cubrió de recuerdos nostálgicos y familiares tras 20 años fuera de casa.

Rafa Benitez y su mujer, con Florentino Pérez.Rafa Benitez y su mujer, con Florentino Pérez.

Andando por la Ciudad Deportiva con un portátil

Hace dos décadas, Rafa Benítez ya campaba por la antigua Ciudad Deportiva con un ordenador portátil (ahora existen desktop más pequeños) en busca de datos y cifras que tradujeran el estado y rendimiento de la plantilla. El Real Madrid, anteriormente, había visto un hombre de futuro en él como técnico y le envió en los 90 a estudiar a Italia otros “métodos”, hizo un tour –un giro- con parada incluida en Milanello, de Arrigo Sacchi. Ahora, el club de Chamartín, espera recoger frutos de aquellas añejas semillas.

Mi último partido del Madrid, en El Escorial, fue el primero de Butragueño (a su lado en la sala de Prensa a la que acudió tras su discurso de un minuto del palco). Así que se cierra un círculo”, apuntó antes de que los plumillas iniciaran la ronda de preguntas, que se iniciaron con una descripción de él mismo: “Volver era el objetivo. Esto es muy emocionante. Te vienen muchos recuerdos que te emocionan”. Y Rafa volvió a estremecerse.

Las dos caras de Rafa Benítez: la de la calculadora y la del kleenex

Firma hasta 2018, a razón de 7 millones de euros por temporada, igual que en su día acordó Carlo Ancelotti, y el reto no se lo ha debido decir nadie: “Ser primero es lo único que vale. Quedar segundo no cuenta. El objetivo es intentar ganar todo lo que pueda”. ¿Cómo? “Con un 80% de ejercicios donde reine el balón y un 20% sin él, ayudándome de la ciencia, que es lo que nos ha ayudado a estar aquí (el método)” y advirtiendo que es errónea su fama de ‘amarrategui’: “Decís (a la Prensa, con buen tono) que soy defensivo, pero vengo de hacer con el Nápoles dos años marcando 104 goles, que es el récord. Te tienes que adaptar a la calidad de los jugadores para jugar ofensivo manteniendo un equilibrio en defensa, que es lo que buscan todos los entrenadores”. Como buen ‘científico’, tiró la teoría de los medios aportando datos.

La directiva manda, Benítez tiene su parcela

Estratega y siendo feliz en Anfield como manager del Liverpool, dejó caer que en el Real Madrid su trabajo estará acotado a “entrenador de la primera plantilla”. Así que la directiva continuará mandando porque su “responsabilidad es el primer equipo y sacar el máximo rendimiento de estos jugadores, que son muy buenos”. En materia de fichajes “un entrenador siempre da su opinión pero el club tiene su estructura”. Además, como canterano que es, “voy a echar una mano en lo que sea y si hay canteranos que son buenos intentaré darles cariño y hablar tanto con Zizou –con el que ya conversé ayer (por el martes)- y el club. Pero vengo de entrenador y a ayudar al club”.

Su cuerpo técnico (de izda a dcha): Fabio Pechia, Pedro Campos, Antonio Gómez, Paco de Miguel y Xavi Valero,Su cuerpo técnico (de izda a dcha): Fabio Pechia, Pedro Campos, Antonio Gómez, Paco de Miguel y Xavi Valero,

Sin una labor de scouting –“el club tiene su estructura”- pero con un ojeador entre su cuerpo técnico: Fabio Campos. Además están sus ayudantes, los exfutbolistas Antonio Gómez y Fabio Pechia; Xavi Valero (entrenador de porteros) y Paco de Miguel (preparador físico). A todos ellos, uno a uno, les presentó en una rueda de prensa con mucha expectación y que duró media hora.

Benítez, el décimo entrenador de la era Florentino Pérez, rebosa madridismo delante del micrófono, en breve comenzará a hacerlo sobre el césped. “Si algún día me pasa lo que a Ancelotti, me gustaría despedirme con el mismo cariño”. Poco mejor podía haber dado el primer paso… De todas formas, él mismo indicó cómo funciona esto: “Es fútbol y el balón es redondo”, si no entra en la portería deberá marcharse, con su calculadora, ordenador y los kleenex que ha dejado en la emotiva vuelta a casa de esta semana. 

Fuente: ElConfidencial – Deportes