Las dudas de Barça y Atlético facilitaron el fichaje de Marco Asensio por el Real Madrid

11.08.2016 – 05:00 H. “Es el mayor talento del fútbol español”, dijo convencido Del Bosque hace unas semanas, desvelando que estuvo a punto de citarle para ...
publicado por
ElConfidencial Noticias avatar photo
hace karma
0

11.08.201605:00 H.

“Es el mayor talento del fútbol español”, dijo convencido Del Bosque hace unas semanas, desvelando que estuvo a punto de citarle para disputar la Eurocopa de Francia. Eso lo tenía claro mucha gente desde hace bastantes años, cuando de Marco Asensio no sólo se hablaba en Palma de Mallorca. El jugador iba devorando categorías hasta llegar al primer equipo del equipo balear en un abrir y cerrar de ojos. Con sólo 17 años debutaba en la temporada 2013/14 -también lo había hecho en ese ejercicio en el filial- ante el Recreativo. En la siguiente campaña ya se establecía en el equipo mayor. Fue entonces cuando los grandes empezaron a pelearse por un futbolista diferente. Clubes del extranjero abrieron los ojos, al mismo tiempo que Real Madrid, Barcelona y Atlético entraban en una intensa puja.

En la final de la Supercopa de Europa selló su primer momento de suprema brillantez con el Real Madrid, algo que se sabía que sucedería más pronto que tarde. Cuando era poco más que un niño, diferentes clubes de la Premier League, expertos en reclutar tiernos talentos españoles, ya encendieron la luz. En las oficinas del Mallorca se sabía que diferentes ojeadores estaban muy atentos a la progresión de Marco. Las primeras llamadas acabaron produciéndose, pero el entonces joven futbolista y su entorno más cercano no perdieron los nervios. No se dejaron engatusar por las libras que prometían pagar unos y otros. Grandes de Inglaterra comenzaban a pujar ya en serio por el futbolista, pero pinchando en hueso siempre.

Jesús Garrido

Un Madrid de segunda fila apela al último minuto de nuevo para salvar una final que tenía perdida. Dos golazos de Asensio y Carvajal y el milagro de Ramos sirven para tumbar al Sevilla

A medida que iba subiendo escalones a la velocidad de luz, los tres grandes de nuestro fútbol empezaron a entrar en escena. Habían escuchado cosas, primero, y a renglón seguido sus respectivos colaboradores y espías ya comenzaron a enviar informes. Aún en categorías inferiores, alguna que otra vez apareció en algún entrenamiento del primer equipo. Joaquín Caparrós no tardó mucho en detectar la enorme categoría del entonces aprendiz. Los detalles que exhibió ante sus ojos llamaron la atención del veterano entrenador, que tuvo claro entonces que aquel desconocido chico lo tenía todo para algún día hacer grandes cosas con un balón.

Marco Asensio junto a N'Zonzi durante la final de la Supercopa de Europa (Cordon Press)Marco Asensio junto a N’Zonzi durante la final de la Supercopa de Europa (Cordon Press)

El Mallorca no cedió

En octubre de 2013 hacía su debut en el primer equipo en un partido ante el Recreativo de Huelva. José Luis Oltra, entonces entrenador del Mallorca, ya había captado lo mismo que otros colegas que habían tenido a sus órdenes a Marco. Fue entonces cuando la batalla entre Real Madrid, Atlético y Barcelona se puso en marcha de manera definitiva. El club balear, asfixiado por las deudas, se negaba a negociar y se remitía a lo estipulado en la cláusula de rescisión del futbolista, sobre los 4 millones de euros.

En las oficinas del Vicente Calderón se supo muy pronto de la categoría del talentoso zurdo. Unos informes inmejorables que invitaban a hacer el desembolso correspondiente sin pestañear. Las referencias eran tan positivas que se instó a la dirigencia rojiblanca a apostar sin ningún género de dudas por el entonces desconocido futbolista. Pero esos millones que exigía el Mallorca se consideraron excesivos por contratar un bisoño jugador que en aquel entonces no había rozado el fútbol profesional. La realidad es que el Atlético de Madrid no se la jugó con el empuje necesario por el fichaje de Asensio, ahora nuevo ídolo del madridismo. El Atlético lo quería para reforzar el equipo filial -entonces en Segunda B-, considerando que pagar casi 4 millones era excesivo.

Marco Asensio brilló durante la temporada pasada defendiendo la camiseta del Espanyol (EFE)Marco Asensio brilló durante la temporada pasada defendiendo la camiseta del Espanyol (EFE)

Y Douglas se vistió de azulgrana

Al Barcelona le pasó más o menos lo mismo. El club blaugrana tuvo constantes contactos con el Mallorca, pero sin encontrar nunca una salida. Hizo diferentes ofertas, pero no tenía claro que depositar lo marcado en la cláusula de rescisión fuera lo más adecuado. También tuvieron dudas los ejecutivos del club azulgrana a la hora de desembolsar de una vez casi 4 millones de euros por un futbolista tan joven y sin tener claro que en el futuro pudiera alcanzar el nivel que ya empieza a mostrar vestido de blanco. Y el Mallorca nunca quiso negociar la forma de pago: era todo de golpe o nada que hablar. Sí lo hizo el Barcelona por Douglas, por el que pagó más que de lo que pedían por Asensio… Sobran los comentarios.

En diciembre de 2014 Mallorca y Real Madrid hacían oficial el traspaso. El Real Madrid había ganado finalmente la batalla. El jugador -dicen de él que tiene la cabeza bien amueblada- ponía punto y final a una interminable historia. Siguió creciendo como cedido en el Mallorca y la temporada pasada ya pisó la Primera división defendiendo la camiseta del Espanyol. No estaba claro qué determinación tomaría el club blanco ante esta nueva campaña; con una lista interminable de clubes interesados en acogerle a préstamo, el debate ha quedado enterrado, parece, de manera definitiva. Zidane le quiere tener en su plantilla y la afición ya ha encontrado un nuevo motivo para ilusionarse. No hay fichaje galácito por ahora, aunque tal vez ya esté en casa. Marco Asensio tiene la palabra.

Fuente: ElConfidencial – Deportes