Las horas más bajas de Cameron: forzado a defenderse en plena campaña anti-Brexit

12.04.2016 – 05:00 H. Grexit, Brexit y ahora… ¿Camexit? El Primer Ministro David Cameron, el mismo que ha abanderado en tantas ocasiones la lucha contra la ...
publicado por
ElConfidencial Noticias avatar photo
hace karma
0

12.04.201605:00 H.

Grexit, Brexit y ahora… ¿Camexit? El Primer Ministro David Cameron, el mismo que ha abanderado en tantas ocasiones la lucha contra la evasión fiscal de las grandes empresas exigiendo mayor transparencia en los paraísos fiscales, se encuentra en sus horas más bajas después de que los Papeles de Panamá hayan tambaleado los pilares de Downing Street.

Tras días de un mutismo muy mal gestionado, el líder tory se vio obligado a reconocer que, efectivamente, poseyó acciones por valor de más de 30.000 libras (37.500 euros) en Blairmore Holdings, un fondo de inversión offshore creado por su padre, Ian Cameron. Según el diario “The Guardian”, en sus 30 años de trayectoria, la compañía jamás pagó impuestos en el Reino Unido ya que contrató a “un pequeño ejército de residentes en las Bahamas, incluido un obispo a tiempo parcial, para firmar los documentos” que permitían evadir al fisco.

Para enmendar su error y demostrar que no ha cometido nada ilegal -declaró los dividendos anuales que recibió de la inversión-, Cameron se ha convertido en el primer jefe del Gobierno británico en hacer pública su declaración de Hacienda. Pero la jugada no le ha podido salir peor. Primero porque las cuentas han puesto de manifiesto el jugoso regalo de 200.000 libras (250.000 euros) que recibió de su madre en 2011, un año después de la muerte de su progenitor. La  maniobra, aunque de nuevo legal, se utilizó supuestamente para evitar el impuesto de herencia. Segundo porque ahora obliga, de alguna manera, a hacer lo mismo a los miembros de su gabinete, algo que no ha sentado del todo bien a sus filas, ya de por sí  bastante divididas entre euroescépticos  y partidarios de permanecer en el bloque ante el referéndum del próximo 23 de junio.

Cameron ha sido el primer jefe del Gobierno británico en hacer pública su declaración de Hacienda, pero la jugada no podía haberle salido peor

De momento, entre los que han publicado la última declaración de la renta están el responsable del Tesoro, George Osborne –uno de los favoritos para suceder a Cameron como líder del Partido Conservador-, el líder de la oposición laborista Jeremy Corbyn, y la responsable de los nacionalistas escoceses, Nicola Sturgeon.

Semejante antesala no era quizá la más propicia para presentar ayer en el Parlamento las medidas del Ejecutivo para combatir la evasión fiscal. Pero, en medio de la polémica, el premier no ha dudado en anunciar una nueva legislación para que las empresas sean responsables penalmente si sus empleados no cumplen con sus responsabilidades tributarias. “Ningún Gobierno ha tomado acciones más robustas contra la evasión fiscal”, señaló el premier. 

David Cameron saliendo de su domicilio en Downing Street, el 11 de abril de 2016 (Reuters)David Cameron saliendo de su domicilio en Downing Street, el 11 de abril de 2016 (Reuters)

“Condiciones desiguales”

Como dato a destacar, por cierto, “The Guardian” reveló ayer que Edward Troup, nombrado el mes pasado por Cameron como nuevo responsable de la institución recaudatoria (HM Revenue and Customs), antes era socio de Simmons & Simmons. El bufete de abogados ha representado a varias compañías offshore, incluyendo Blairmore Holdings, el fondo del padre del líder tory.

Los planes para criminalizar a las empresas que no actúen para prevenir los delitos económicos se dieron a conocer en febrero del año pasado. Pero ahora, tras el periodo de consulta, el primer ministro británico los quiere materializar en ley a finales de este año. Se trata de una extensión de la actual “Ley de soborno”, que responsabiliza a las empresas si no adoptan las medidas suficientes para evitar que su propio personal o contratistas paguen incentivos.

Los bancos e instituciones financieras se oponen a la medida y denuncian que el impacto de la burocracia podría crear “condiciones de competencia desiguales” para el Reino Unido. Pero el premier, que el próximo mes será el anfitrión de una cumbre que se celebrará en Londres con el objetivo de dar “respuesta global frente a la corrupción”, no tiene intenciones de dar marcha atrás. Es más, también ha anunciado la creación de un nuevo grupo de trabajo dirigido por Hacienda y la Agencia Nacional del crimen para investigar las acusaciones de evasión de impuestos y lavado de dinero.

Cameron ha felicitado a los periodistas por sacar adelante los Papeles de Panamá, levantando la carcajada irónica de la oposición laborista

Durante su comparecencia en la Cámara de los Comunes, el premier felicitó a los periodistas por sacar a la luz los Papeles de Panamá, frase que ha levantado la carcajada irónica de la oposición laborista, que acusa a Cameron de hipócrita. “La gente trabajadora no entiende por qué los ricos consideran que no tienen que seguir las mismas reglas. Los ricos también deben pagar la parte que les corresponde”, señaló Corbyn. El líder laborista preguntó al Primer Ministro por qué no declaró las acciones del fondo ante Westminster. Pero el tory insiste en que ni él ni su padre han cometido nada ilegal.

En cualquier caso en Downing Street se respira un gran nerviosismo porque la noticia no ha sabido gestionarse adecuadamente y sale además a la luz en el peor momento, en la antesala de dos citas cruciales. La primera, las elecciones regionales de mayo, donde también está en juego el ayuntamiento de Londres. La segunda, el histórico referéndum del 23 de junio sobre la permanencia del Reino Unido en la UE donde ahora, un voto castigo, podría cambiar para siempre el ya malherido proyecto comunitario. 

Fuente: ElConfidencial.com