Las niñas de la Sub 17 dan otro empujón al fútbol español (para que Villar tome nota)

La absoluta estalló tras el Mundial de Canadá. Se estrenaba la Roja de las chicas en la máxima competición internacional y el epílogo fue una carta, ...
publicado por
ElConfidencial Noticias avatar photo
hace karma
1

La absoluta estalló tras el Mundial de Canadá. Se estrenaba la Roja de las chicas en la máxima competición internacional y el epílogo fue una carta, firmada por todas sus integrantes del equipo nacional, para solicitar la marcha del seleccionador. Exigían un cambio de ciclo, empezando por la contratación de un nuevo técnico y que se aplicaran métodos de trabajo más modernos. Ignacio Quereda, decepcionado por la rebelión de sus chicas, quedaba en muy mal lugar. Todo lo contrario que Pedro López -sustituyó a Jorge Vilda-, que ha liderado desde el banquillo a la Sub 17, ganadora del Campeonato de Europa por tercera vez en su historia. El seleccionador de la jóvenes futbolistas ha dirigido con tino a un grupo de jugadoras que en Islandia demostraron que en la base hay talento de sobra como para pensar que el fútbol femenino español tiene futuro.

La Sub 17 es, indudablemente, la selección que más brillo ha dado al fútbol español en toda su historia. Con el oro ganado en Islandia, rememora los éxitos consechados en 2010 y 2011, sin olvidar la plata ganada en 2009 y 2014 y el bronce de 2013. Desde hace años, por tanto, está quedando patente que en la base se está trabajando bien, con la estrecha colaboración de diferentes clubes. Las últimas generaciones están mostrando un nivel superior que poco a poco se va reflejando en la absoluta, que por fin supo lo que es disputar un Mundial. La próxima cita para estas jóvenes jugadoras es el Mundial de la categoría, que se disputará en Jordania en septiembre de 2016.

La rebelión de las mayores tenía como claro objetivo que de una vez por todas Ángel María Villar tuviera presente en su agenda al fútbol femenino. El presidente de la Real Federación Española de Fútbol nunca se ha preocupado de las chicas, y éstas, las de la absoluta, dieron un golpe sobre la mesa para que a partir de ahora se inicie una nueva etapa. Hace unos días, El Confidencial desvelaba que según la consultora de márketing deportivo Seyer Gestión, la RFEF ignoró una oferta de 6,6 millones de euros para darle visibilidad al fútbol femenino. Esa cantidad es 5,5 veces mayor que lo que invierte la federación de Villar en las jugadoras (1,2 millones, el 0,95% de su presupuesto).

Primera audiencia con las chicas

Prueba del escaso interés, por no decir nulo, de Ángel María Villar en el fútbol femenino, es que ha sido ahora cuando el presidente, por primera vez, recibía en audiencia a una representación de la absoluta. Fue hace unos días cuando, con la presencia de Vicente Temprado (presidente del Comité del Fútbol Femenino) tuvo que escuchar las quejas de las futbolistas, decepcionadas por lo vivido en el Mundial de Canadá pero, sobre todo, por la poca implicación de la RFEF para dar un impulso importante al fútbol femenino en España. Tras el encuentro se habló de diálogo y cordialidad, pero está por ver si el presidente toma alguna medida relevante o mira a otra parte y decide que todo siga igual. Ignacio Quereda ya anunció que no tiene intención de dimitir, pero será Villar el que tendrá la última palabra una vez que estudie detenidamente todo lo sucedido con los informes de los técnicos a la vista.

Los números no engañan y son muy claros. En la Asamblea de la RFEF de 2014, se aprobó destinar al fútbol femenino unos 1.200.000 euros, una cantidad que habla por sí sola. Gracias a que España se clasificó para disputar el Europeo Sub 17 y Sub 19, además del Mundial absoluto, tanto FIFA como UEFA han ayudado a que el fútbol femenino disponga de algunos miles de euros más. Un problema añadido es que Villar renuncia desde hace años a la subvención que le corresponde del Consejo Superior de Deportes. Cuando Miguel Cardenal accedió a la presidencia del CSD, exigió a las diferentes federaciones que incluyeran una mujer en sus juntas directivas; en el BOE del 1 de septiembre del pasado año, el Boletín Oficial del Estado publicaba una convocatoria extraordinaria del Programa Deporte y Mujer del CSD, informando sobre una subvención de un millón de euros de ayudas a las deportistas. Eso sí, pedía a las federaciones, entre otros requisitos, tener tres mujeres o un 33% en sus directivas. Villar miró a otra parte y de esta manera renunciaba a un dinero que a las jugadoras españolas les hace falta como el comer.

El auge del fútbol femenino en nuestro país es imparable a la vista del creciente número de licencias. Clubes grandes como Barcelona, Athletic o Atlético de Madrid llevan años apostando por las chicas. Con el paso del tiempo se ha conseguido que verlas jugar en cualquier polideportivo no sea motivo de sorpresa. Instituciones públicas y privadas se han animado con el tiempo a dar un empujón al fútbol femenino, en creciente expansión en los últimos tiempos. Ahí está el dato del número de licencias que hay en España, que en la última década se ha multiplicado por cuatro y según datos del Consejo Superior de Deportes, ya se eleva a 44.873. Como se puede comprobar con hechos y datos, el fútbol femenino tiene futuro en nuestro país, pero los que mandan tienen que empujar con más fuerza. Empezando por Villar

Fuente: ElConfidencial – Deportes