Leo Messi, Neymar y Luis Suárez colocan en un altar a Luis Enrique

Lo repite una y mil veces si hace falta. “Pep Guardiola es el mejor entrenador”, afirma Luis Enrique. Buenos amigos, el asturiano tiene claro que el ...

Lo repite una y mil veces si hace falta. “Pep Guardiola es el mejor entrenador”, afirma Luis Enrique. Buenos amigos, el asturiano tiene claro que el técnico del Bayern es el número uno. Pero si a los números nos agarramos, nos encontramos con que el actual entrenador del Barcelona está en camino de completar una temporada histórica para el club blaugrana. Los títulos todavía están en juego, pero a día de hoy pocas pegas se le pueden poner al asturiano ateniéndonos a los fríos números. Muy alejado de los medios de comunicación, dirige un Barça que puede firmar un triplete con unos guarismos espectaculares. Gracias, por supuesto, a un trío que puede hacer historia. Letal. El triunfo ante el Espanyol se antoja fundamental para el Barça en su lucha con el Real Madrid para ganar la Liga.

Con el recuerdo de Guardiola siempre en la mente de cualquier culé, los registros de este nuevo Barcelona no ofrecen muchas dudas. El juego no es tan vistoso, pero es igual de eficaz. O incluso más. Ante el Espanyol, el Barcelona de Luis Enrique disputó su partido número 51 y el balance es inmejorable. Este nuevo Barça ha ganado 43 encuentros, ha igualado 3 y ha perdido 5 veces. Hay que recordar que Pep, de sus primeros 50 partidos al frente del primer equipo azulgrana, ganó 37. Eso sí, el resultado final fue espectacular, con Liga, Champions League y Copa del Rey en las vitrinas del Camp Nou. El actual jefe tiene la oportunidad de repetir aquella hazaña.

A la defensiva cuando se presenta en cualquier sala de prensa, no quiere hablar nunca de su futuro. Sólo el presente le preocupa a Luis Enrique. Con elecciones a la vista, está por ver qué sucede en el Barcelona más allá del próximo 30 de junio. El entrenador nunca ha perdido la oportunidad para lanzarle un dardo a su presidente. De sobra es sabido que las relaciones entre el asturiano y José María Bartomeu no son las más cordiales, después de unos cuantos episodios que no gustaron nada al técnico. La destitución de Andoni Zubizarreta y su guerra total con Leo Messi le dejaron en una complicada situación. Cuando acabe el ejercicio se verá qué sucede, pero la continuidad del entrenador no se puede garantizar. Más bien todo lo contrario.

Messi y Neymar celebran uno de los dos goles marcados al Espanyol (Reuters)Messi y Neymar celebran uno de los dos goles marcados al Espanyol (Reuters)

Camino de los 100 goles

En el Power8 Stadium pasó lo mismo que casi siempre. Con tres jugadores de un poder ofensivo tan demoledor, es complicado, casi imposible, que no aparezca alguno. Messi, Neymar y Luis Suárez han resuelto la mayoría de los partidos esta temporada, pues el día que no lo hace uno, uno de sus compañeros de ataque decide. O dos a la vez. Siempre aparece alguno. Ante el Espanyol primero golpeó Neymar y más tarde Messi. Y tres puntos más. Este trío de élite suma en la actual temporada 97 goles entre las tres competiciones, y van camino de convertirse en la tripleta atacante más poderosa de la historia del Barcelona. Messi (47), Neymar (31) y Luis Suárez (19) conectan como pocos lo han hecho. Y eso que el uruguayo se puso en marcha en octubre debido a la sanción de la FIFA.

Leo Messi superó la barrera de los 400 goles oficiales con el marcado en el estadio del vecino. Su voracidad no tiene fin. En el presente ejercicio ya suma 50 goles, pues a los 47 marcados con el Barcelona (36 en Liga, 8 en Champions y 3 en Copa del Rey), hay que añadir los 3 que ha marcado con la camiseta de la selección argentina. Tampoco conviene olvidar que el futbolista de Rosario, habituado siempre a aprovechar los pases de sus compañeros la mayor parte de las veces, esta temporada ya ha dado 27 asistencias de gol, lo que habla del completo curso que está firmando.

El Barcelona no dio ni una opción al Espanyol, sobre todo después de un primer acto en el que marcó los goles y que para Luis Enrique “fue la mejor primera parte de la temporada, sin ninguna duda, en cuanto a dominar todos los factores del partido”. El calendario, visita al Vicente Calderón al margen, es a priori muy asequible para el Barça. Sin embargo, el técnico subraya que “eso hay que demostrarlo en cada jornada. La actitud sigue siendo la misma. Los profesionales somos conscientes de la dificultad que tiene ganar a cualquier rival”.

Fuente: ElConfidencial – Deportes