Llega a La Habana el primer crucero de Estados Unidos en más de 50 años

02.05.2016 – 18:46 H. El buque “Adonia”, de la compañía Fathom, filial de la empresa Carnival, llegó a La Habana y abrió la primera línea de ...

02.05.201618:46 H.

El buque “Adonia”, de la compañía Fathom, filial de la empresa Carnival, llegó a La Habana y abrió la primera línea de viajes de cruceros entre Estados Unidos y Cuba en más de medio siglo.

La embarcación, con 704 pasajeros a bordo, entre ellos una docena de cubano-estadounidenses, ya entró en la bahía de La Habana y ha atracado en la terminal de cruceros “Sierra Maestra”, situada en el centro histórico de La Habana. El arribo del “Adonia” atrajo la mirada de decenas de curiosos que se congregaron en la avenida Malecón y en la zona del antiguo Castillo del Morro para presenciar su entrada a la bahía tras una travesía de unas ocho horas.

 Un grupo de personas da la bienvenida al buque 'Adonia'. (EFE) Un grupo de personas da la bienvenida al buque ‘Adonia’. (EFE)

Algunos de los espectadores que acudieron a la zona del litoral habanero esta mañana portaban banderas cubanas e incluso alguno llevaba una de Estados Unidos, según pudo constatar Efe. En las cubiertas de la embarcación se podía ver a grupos de los pasajeros que contemplaban las primeras vistas de la capital cubana en este viaje inaugural e histórico.

El programa de este crucero con salida desde Miami cada dos semanas con destino a Cuba, incluye un programa de actividades en mar y tierra de carácter cultural, educativo y humanitario. Carnival, la mayor empresa de cruceros del mundo, promete a los viajeros de esta ruta marítima una “experiencia de inmersión cultural” durante una ruta de siete días alrededor de la isla, con una primera escala en La Habana, y las siguientes paradas en Cienfuegos, y Santiago de Cuba.

La española Balèaria operará en Cuba

El pasado mes de junio se hizo público que la naviera española Baleària había obtenido “la primera licencia necesaria para operar entre Estados Unidos y Cuba”, según un comunicado de la compañía, con sede en Dénia. “Esta licencia, que otorga el Bureau of Industry and Security, permite la entrada y salida de barcos hacia y desde Cuba, aunque no el transporte de pasajeros con fines turísticos”, indicaba la nota de prensa.

Sin embargo, la naviera española quedó a la espera de que el Gobierno de Estados Unidos le otorgue también la licencia OFAC, que “sí regula el transporte de pasajeros“, señala. “Con estas dos licencias, Baleària dispondrá de todos los permisos necesarios por parte de las autoridades norteamericanas y sólo quedará a la espera de la autorización por parte del Gobierno cubano”, explicaron

Fuente: ElConfidencial.com