“Lo de Messi es un debate periodístico; en el Real Madrid se quitan los goles entre ellos”

15.02.2016 – 19:31 H. Messi lo había preparado en un entrenamiento con Neymar, pero Luis Suárez se entrometió y fue quien transformó en gol el penalti ...
publicado por
ElConfidencial Noticias avatar photo
hace karma
1

15.02.201619:31 H.

Messi lo había preparado en un entrenamiento con Neymar, pero Luis Suárez se entrometió y fue quien transformó en gol el penalti indirecto ‘lanzado’ por el argentino al Celta con 3-1 en el marcador. A Luis Enrique le avisó unos minutos antes el preparador de porteros, José Ramón de la Fuente, y, tal y como reconoció Iniesta, el resto de jugador del Barça no sabían lo que Messi y Neymar tenían entre manos, de ahí que su sorpresa fuera la misma que se llevaron todos los aficionados, los presentes en el Camp Nou y los que seguían el partido por televisión. “No hay nada más arriesgado que no arriesgarse”, suele afirmar Juanma Lillo, de ahí que su visión y consiguiente análisis que hace del lanzamiento de Leo resulte diferente al que ha ofrecido la mayoría.  

“El caracter de excepcionalidad no tiene que ver con que sea una genialidad, porque se trata de algo que ya se había hecho antes”, asegura Lillo en referencia al penalti de Johan Cruyff y al de su verdadero inventor, Rik Coppens, un delantero belga de los años sesenta. “Quizás lo que tiene mucha más relevancia es animarse a ejecutarlo así, porque como no te salga bien, haces el ridículo, como ya le sucedió a Pires en un partido del Arsenal contra el Manchester City. Si se hiciera más regularmente no sorprendería. Por eso es sorprendente, porque no es habitual. Y como causa sorpresa no se puede trazar nada previamente para contrarrestarlo”, analiza el exentrenador, entre otros equipos, de Zaragoza, Real Sociedad y Millonarios, y que desde hace unos meses forma dupla con Jorge Sampaoli, el argentino campeón de la Copa América con Chile y candidato a ocupar la temporada que viene uno de los principales banquillos de Europa.   

Las opciones de contrarrestar esta manera de ejecutar un penalti son mayores que en un lanzamiento habitual y si fallas haces el ridículo

Lillo no entiende una polémica que Luis Enrique vaticinó en la rueda de prensa posterior al 6-1 que el Barça le endosó al Celta. “De hecho, las opciones de contrarrestar esta manera de ejecutar un penalti son mayores que en un lanzamiento habitual”, comenta el tolosarra, “y por eso precisamente no se hace y no creo que lo repitan el próximo partido”. “Se habla de insolente o de falta de respeto”, prosigue Juanma: “¿Una falta de respeto? La propia gente del Celta estaba más preocupada porque les habían marcado seis goles que por cómo ejecutó el penatli Messi. Por eso creo que el debate es más periodístico que futbolístico. Una locura. Algunos se hacen los dolidos, más incluso que los protagonistas, es decir, los que jugaron el partido”, sentencia.  

Juama Lillo, en su etapa como entrenador de Millonarios. (EFE)Juama Lillo, en su etapa como entrenador de Millonarios. (EFE)

“¿Si eso lo hace Cristiano? ¿Y si el que lo hace es el Celta en el penalti del 1-1, cuando había algo por medio en el partido? ¿Qué habría pasado si en lugar del grande lo hace el pequeño? Es un debate artificial, como lo de la falta de consideración. En cuanto a de Cristiano es muy facilón, algo indemostrable porque no ha sucedido”, explica Lillo. “Cristiano se hubiera puesto detrás, para marcarlo él…”, bromea Juanma, para añadir, ya en tono serio que “la gran diferencia hoy por hoy entre Real Madrid y Barça es que mientras los primeros se quitan los goles entre ellos, los segundos se los dan”. 

¿Si eso lo hace Cristiano Ronaldo? ¿Y si el que lo hace es el Celta en el penalti del 1-1, cuando había algo por medio? Es un debate artificial

Para acabar con este asunto, Lillo hace referencia a la polémica de Valentino Rossi y Marc Márquez de la temporada pasada en MotoGP. “¿Qué se hubiera dicho si con la conducta de Márquez hubiera salido perjudicado otro piloto español?”, se pregunta el tolosarra. “Esa fue una buena oportunidad para reflexionar sobre unos hechos concretos, valorarlos incluso desde un punto de vista ético, y pensar qué hubiéramos dicho de haber sucedido a la inversa”.  

“Toqué a Messi porque quería asegurarme de que él es un ser humano como nosotros”, llegó a decir el guardameta italiano Gianluigi Buffon. El argentino, que sigue batiendo todos los récords, ya no está obsesionado con el gol y ha encontrado en Neymar y Luis Suárez con quienes repartírselos. Ese es el gran potencial del Barça actual. Un Barça que, como dice el veterano técnico Laureano Ruiz, “con Luis Enrique es más vertical que con Guardiola, aunque la forma que tenía de defender con Pep era la mejor de todas”. Y aquí se abre otro debate, aunque éste, a diferencia del penalti de Messi, es futbolístico y no periodístico, como dice Lillo. 

Fuente: ElConfidencial – Deportes