“Los enemigos del Papa en la curia bloquean sus reformas. Le apoya una minoría”

04.11.2015 – 11:01 H. – Actualizado: 5 H. Gianluigi Nuzzi (Milán, 1969) es un escritor que provoca polémicas. Ocurrió con sus dos primeros libros, ...

04.11.201511:01 H. – Actualizado: 5 H.

Gianluigi Nuzzi (Milán, 1969) es un escritor que provoca polémicas. Ocurrió con sus dos primeros libros, Vaticano SA y Su Santidad. Las cartas secretas de Benedicto XVI, el volumen que contribuyó a la prematura e inédita renuncia de Joseph Ratzinger. Y también está pasado en estos días, con más énfasis y clamor, con su última obra, Vía Crucis, en la que relata de la guerra intestina en El Vaticano por las reformas que el Papa argentino está llevando adelante. Tanto que la publicación de su libro provocó una reacción furiosa del Vaticano: la detención del sacerdote español Lucio Ángel Vallejo Balda, muy cercano al Opus Dei, y de la publicista italo-marroquí Francesca Chaouqui, dos personas elegidas por el Papa para reformar las finanzas vaticanas.

Según los fiscales vaticanos, Vallejo Balda y Chaouqui -quien posteriormente fue puesta en libertad por colaborar con las autoridades- se habían convertido en agentes dobles, espías que filtraron documentos reservados de la Santa Sede, incluso conversaciones del Papa, en un caso que ya se conoce como un nuevo caso Vatileaks II.

A primera hora de la mañana, Nuzzi concede esta entrevista a El Confidencial antes de la conferencia de prensa en la que dará a conocer el contenido de su libro a la prensa italiana e internacional. Habla con voz ronca y agitada. “Hagámoslo rápido, que están esperando 150 personas”, dice el autor, que en la actualidad trabaja para Mediaset, el grupo mediático del exprimer ministro italiano, el también controvertido Silvio Berlusconi.

Pregunta: ¿Me puede decir algo más sobre las fuentes que ha usado para su libro?

Respuesta: Hay, sobre todo, muchísimos documentos, que yo analicé y pude estudiar y verificar.

P.: He leído que no se esperaba una reacción tan fuerte por parte del Vaticano.

R.: Sí, eso significa que este libro molesta.

P.: ¿Qué tiene de especial? Salen muchos libros sobre El Vaticano, pero los suyos, todos, de una manera u otra, han provocado un gran escándalo.

R.: Se lo acabo de decir. Es evidente que estos libros fastidian, rompen tabús, dan noticias que no se conocían y entonces se busca mostrar el músculo.

P.: Es una explicación algo simple, ¿no cree? ¿Detrás no hay un nuevo ataque al Papa por parte de algún bando de la Iglesia?

R.: No hablo de cosas que desconozco. Yo he escrito este libro después de una investigación que duró un año, la cual ha puesto al desnudo todas las dificultades que ha encontrado el Papa Francisco para cambiar la curia romana [el grupo de sacerdotes y laicos que trabajan dentro del Vaticano]. También es evidente que quien es objeto de las reformas del Papa, quien ha sido afectado por estos cambios [llevados a cabo por Francisco], se encuentra en una situación de dificultad. Por ello, el Papa tiene enemigos dentro de la curia. Son estos enemigos quienes intentan bloquear sus reformas. De esto habla mi libro, esa es la historia.

El Papa liderando una misa en la Basílica de San Pedro (Reuters).El Papa liderando una misa en la Basílica de San Pedro (Reuters).

P.: Uno de los pesos pesados cuyo nombre está saliendo a la luz ahora es el poderoso cardenal conservador George Pell.

R.: Pell es el jefe de la Secretaría económica, es el hombre que está intentando poner bajo su control todas las responsabilidades económicas de la Santa Sede. Y creo que los miembros italianos de la curia han manifestado resistencias a cederle su poder.

P.: Entonces, me está diciendo que él no es uno de los enemigos del Papa.

R.: No sé si es o no uno de los enemigos del Papa. Pero sí es una de las personas más influyentes dentro la curia romana.

P.: ¿Comparte la visión de que el Papa es un hombre solo dentro de El Vaticano?

R.: Esa lectura simplifica la realidad. El Papa está intentando cambiar la Iglesia, sí. Y lo está haciendo en medio de muchas peleas entre varios bandos. Pero, aunque sean minoría pues los intereses son muchos, hay una parte que le apoya y mucho.

P.: ¿Quiénes integran estos grupos? ¿Quiénes son los amigos y quiénes los enemigos del Papa?

R.: Hay un grupo que pertenece a la vieja guardia, el cual tiene mucha influencia sobre los dicasterios [ministerios, en lenguaje vaticano] económicos. Luego, hay un nuevo grupo, que se agrupó bajo la autoridad de Pell. Y, por supuesto, hay poderes históricos como el Opus Dei o los Caballeros de Colombo. También hay actores externos; los Caballeros de Colombo, por ejemplo, tienen mucha influencia en los Estados Unidos y en el IOR [Banco del Papa]. Y también están los laicos, muchos de los cuales han sido elegidos por este Papa.

P.: Muchos observadores opinan justamente que el Papa fue mal aconsejado y que, por eso, se equivocó en elegir a personajes como Chaouqui y Vallejo Balda. ¿Qué opina sobre esto?

R.: Yo pienso que el primer problema es quien bloquea las reformas. Ese es el problema número uno.

P.: ¿Se trata del Opus Dei?

R.: Tampoco hay que generalizar. En mi libro, hablo de toda una serie de personajes. En otros casos, no he podido descubrir quien está detrás de los hechos. Es lo que ocurrió con [la noticia, difundida durante el sínodo sobre la Familia celebrado en el Vaticano] el tumor del Papa. Se difundió la información, no se reveló quien está detrás, pero es evidente que el objetivo era quitar credibilidad al Papa. ¿Está claro?

El Papa Francisco celebra una misa dedicada a cardenales y obispos fallecidos el pasado año, en la Basílica de San Pedro (Reuters).El Papa Francisco celebra una misa dedicada a cardenales y obispos fallecidos el pasado año, en la Basílica de San Pedro (Reuters).

P.: ¿El Papa también tiene opositores externos al Vaticano?

R.: Es lógico que a este Papa cosas como el negocio del tráfico de armas no le gustan. Es un Papa que está centrando su atención sobre la paz y la pobreza. Pero me parece exagerado pensar en un gran complot internacional.

P.: Me refería a lobbies que influyen dentro de la Iglesia…

R.: No tengo pruebas de esto. Sólo hay rumores.

P.: Entonces, ¿cómo terminará este nuevo escándalo?

R.: Yo pienso que este libro es un testimonio, en forma de crónica, que ayudará a arrojar luz dentro del Vaticano, que revelará secretos… y los secretos son la antecámara del chantaje.

P.: En su opinión, ¿arrestarán a otras personas?

R.: Creo que no. ¿A quién arrestarían? Dicen que quieren hacer algunas pesquisas, pero no creo que esta línea tenga éxito. Ellos [El Vaticano] querían adelantarse a la salida del libro para decir que ya habían encontrado los responsables [de la sustracción y divulgación de noticias y documentos reservados]. Lo han hecho. Ellos dicen que esas personas [Vallejo Balda y Chaouqui ] son responsables de haber entregado documentos a los periodistas. Yo soy un periodista y cuando tengo una noticia la publico.

Fuente: ElConfidencial.com