Los jugadores del Real Madrid buscan la ayuda de los fisios que fueron purgados

13.11.2015 – 05:00 H. “Quizá no sea este el momento ahora… no voy a mentir. Pero es una realidad”. Así, sin querer hablar más de la ...

13.11.201505:00 H.

“Quizá no sea este el momento ahora… no voy a mentir. Pero es una realidad”. Así, sin querer hablar más de la cuenta, pero también sin ocultar la verdad, respondió Sergio Ramos cuando, tras la derrota del Real Madrid en Sevilla del pasado domingo (3-2), le preguntaron por la guerra que la plantilla tiene declarada a los servicios médicos del club que dirige Jesús Olmo y de la que hemos venido informando puntualmente en El Confidencial.

“Debemos intentar ayudarnos, llegar a final de temporada y poner los problemas encima de la mesa. Y entonces, cuando hablemos, los que podemos hablar más que otros, hablaremos”, añadió el capitán del Madrid sobre el césped del Sánchez Pizjuán, aún caliente por la derrota y con el hombro de nuevo dándole problemas por jugar sin haberse recuperado del todo de la lesión que arrastra. 

Al igual que hiciera la temporada pasada el propio Ramos con Pedro Chueca, veterano fisioterapeuta del Real Madrid que ya no está en el club, Karim Benzema ha decidido tratarse de su lesión con el recuperador Juan Muro, uno de los purgados junto al mismo Chueca y Dani Pirri por el mencionado Jesús Olmo, al que, como ya hemos comentado en varias ocasiones, los jugadores conocen como el ‘doctor estiramientos’.

Que Benzema haya pedido la ayuda de Muro, el fisioterapeuta donostiarra que llevaba 25 años en el club, vuelve a demostrar el enorme error que cometió Florentino Pérez al consentir que el Real Madrid prescindira de algunos de los fisios de confianza de los jugadores. ¿La razón? También está contada: el hecho de que Jesús Olmo sea familiar de Jeronimó Farré, amigo del presidente y vocal de su Junta directiva. 

Parece que el delantero francés también se ha cansado del tratamiento rehabilitador que había ordenado el jefe de los servicios médicos, a quien, como informó el diario ‘Marca’, los jugadores quieren vetar la entrada al vestuario. Los servicios médicos del Real Madrid, que no Sanitas, siguen estando en entredicho por la gran cantidad de jugadores lesionados que lleva esta temporada el equipo que dirige Rafa Benítez y a los que no siempre se aplica el tratamiento adecuado, pues los plazos de recuperación se dilatan más de lo esperado y en otros casos recaen con extremada facilidad. 

“Tenemos especialistas del máximo nivel”, dijo Rafa Benítez al ser preguntado por este asunto. “Este cuerpo médico en su conjunto, por los medios que tenemos, por la capacidad y experiencia que tienen y por su ilusión y dedicación, es de los mejores que he tenido”, añadió el técnico del Real Madrid, en otra demostración más de lo alejado que está de su vestuario, el cual, tal y como informamos en El Confidencial el pasado martes, le ha hecho la cruz después de que durante la segunda parte del partido contra el Sevilla se dedicara a criticar a sus jugadores en la banda. 

Fuente: ElConfidencial – Deportes