Los malabares de Del Bosque para no convocar a Diego Costa a la Eurocopa

18.05.2016 – 05:00 H. Analizando con los compañeros de prensa desplazados a la Ciudad del Fútbol de Las Rozas, quedó claro que había muchas sorpresas en la ...

18.05.201605:00 H.

Analizando con los compañeros de prensa desplazados a la Ciudad del Fútbol de Las Rozas, quedó claro que había muchas sorpresas en la lista de Vicente del Bosque, pero ninguna tan notable como la no presencia de Diego Costa. No es comparable a la importancia que pudieran tener cualquiera de las otras numerosas y destacables ausencias. Diego Costa es el personaje más significativo de prácticamente cada lista de convocados del seleccionador, y que, de repente, se quede sin jugar la Eurocopa resulta cuanto menos chocante. Y quizá lo son más las maniobras extrañas que ha realizado el técnico para justificar sus reiteradas desapariciones de las plantillas españolas.

[Repasa aquí los 25 convocados]

“Hemos valorado todas las situaciones y no queremos cargarnos de muchos jugadores con incertidumbre en su situación física“, justificó Del Bosque. “Hay dos jugadores en estado precario, como Silva o Lucas Vázquez, pero confiamos en que se pueda poner bien. Teníamos previsto traerle antes de la lesión”. Posteriormente, el entrenador comparó la ausencia de Costa con la de Santi Cazorla. “Es parecido, ha estado cinco meses lesionado. Ha hecho un esfuerzo tremendo por ponerse bien, ha jugado 88 minutos, pero no hemos querido traer gente con incertidumbre de que no esté bien”.

[Ya hubo rarezas en la anterior lista]

Es decir, que comparó la relevancia de una lesión de larga duración con un problema en el tendón de la corva, que es lo que sufre el jugador del Chelsea, lo cual no parece revestir una gravedad demasiado grande. Hace apenas unos días, publicamos en este periódico que Santi Cazorla había recibido una carta en la que se le informaba que iba a ser convocado para la Eurocopa con la Selección. Sin embargo, el asturiano no está ni en la lista previa de 25 futbolistas. Otra maniobra extraña.

Diego Costa, contra Inglaterra en Alicante. (Imago)Diego Costa, contra Inglaterra en Alicante. (Imago)

Pero lo más extraño de todo, si cabe, es que no acuda Diego Costa a la Selección y tampoco lo haga Paco Alcácer. Evidentemente, la temporada que ha hecho el Valencia no ayuda en absoluto a ganarse méritos para ir a Francia. Pero el año del capitán del Valencia no ha sido peor que el de Álvaro Morata, que, sin embargo, es un fijo en la Eurocopa. ¿Cómo es posible que se quede fuera Alcácer? Ha sido clave para Del Bosque, y máximo goleador de España en la fase de clasificación. Sin embargo, sí va Aduriz, sobre el que Del Bosque dijo que lo llamaba “un poco por aclamación popular”.

Otros delanteros pasados de moda

Hablamos de los delanteros que están o han estado recientemente con la Selección, porque ya ni siquiera nos acordamos de otros que siguen en primera línea de combate y que no entran en las porras esas de ‘haz tu lista de la Selección’, como pueden ser Fernando Torres, Roberto Soldado o Álvaro Negredo. Torres no va con España desde el Mundial, mientras que Negredo no lo hace desde justo antes de ir a Brasil. Por su parte, Soldado no juega con España desde septiembre de 2013. El valencianista no ha rendido como se esperaba de él, pero Soldado y Torres han estado a gran nivel. Y aun así, el tren de España pasó ya para ellos y no parece que les vaya a volver a esperar en la estación.

[Del Bosque se ha olvidado hasta de Villa]

Lo cierto es que Diego Costa, lo miremos por donde lo miremos, nunca ha encajado en el juego de la Selección. Ni un poco, de hecho. Fue llamado en su momento también ‘un poco por aclamación popular’, porque Costa era el alma del Atlético campeón de Liga y subcampeón de Europa, un goleador descomunal y derrochador de esfuerzos. Pero su estilo, claramente, era opuesto al de España. La única opción para que funcionara era cambiar la manera de jugar, y eso a Del Bosque ni se le ha pasado por la cabeza. Sigue confiando ciegamente, como toda la Federación, en el juego de posición como dogma. Y un jugador no va a hacer evolucionar (o involucionar, según se vea) hacia otra manera de entender el fútbol.

Costa solo ha jugado 10 partidos con España desde 2014. (David Small/Imago)Costa solo ha jugado 10 partidos con España desde 2014. (David Small/Imago)

Los números son, en este caso, un reflejo absoluto de su desempeño en el terreno de juego: 10 partidos jugados, solo un gol, aquel contra Luxemburgo. No sabe moverse al ritmo de sus compañeros, no comprende cuál es su función en el campo y se pierde en un limbo en el que no se le encuentra. Y esa falta de encaje ha provocado cierta animadversión por parte de la afición, que ha visto con buenos ojos la sangre fresca de Alcácer y Morata.

En esas, Del Bosque se creó a sí mismo un problema que él, en su momento, consideró una fantástica decisión. Y lo parecía, por supuesto. Convenció al delantero más en forma del mundo para que jugase con España en vez de con Brasil. Era el sucesor natural de la delantera formada por Villa y Torres. Sonaba de maravilla. Pero no funcionó. Con cualquier otro jugador, Del Bosque habría optado por ir dejándolo fuera de las convocatorias con naturalidad, como pudo pasar con Fernando Llorente. Pero se siente en deuda con Costa, y por eso lo cuida al máximo, pese a no convocarle. Porque, de hecho, Costa se ha perdido una gran cantidad de partidos de España por supuestas molestias que no demostraba jugando con su club en los días anteriores o posteriores a los encuentros de España. 

[El cambio generacional que era necesario]

Sería el ‘9’ indiscutible de Brasil

Y esto, sabiendo que ahora mismo Diego Costa sería el delantero centro indiscutible de la ‘Canarinha’. Desde que Ronaldo dejase de ir con la Seleção en 2006, Brasil no ha tenido un gran punta. Más bien ha tenido atacantes que están lejos de ser merecedores de heredar el ‘9’ del mismo Ronaldo. Desde la Copa América 2007 hasta hoy, los puntas titulares de Brasil han sido Vagner Love, Luís Fabiano, Pato, Fred, Jô, Diego Tardelli, Roberto Firmino y Ricardo Oliveira. Ninguno le hace ni un poco de sombra a Diego Costa.

Fuente: ElConfidencial – Deportes