Los rebeldes sirios logran nuevos avances tras romper el cerco de Alepo

07.08.2016 – 20:36 H. Las facciones rebeldes sirias lograron este domingo nuevos avances en el suroeste de Alepo, que, aseguran, tienen como objetivo ...

07.08.201620:36 H.

Las facciones rebeldes sirias lograron este domingo nuevos avances en el suroeste de Alepo, que, aseguran, tienen como objetivo garantizar la seguridad en el corredor abierto hacia los barrios del este de esta ciudad, después de que el sábado milicias armadas opositoras -el Frente de la Conquista del Levante (antiguo Frente al Nusra, filial siria de Al Qaeda) y otras facciones islamistas- consiguieran romper el cerco impuesto por las fuerzas gubernamentales y combatientes del grupo chií libanés Hezbollah sobre los barrios rebeldes.

Los combates se centraron esta jornada en torno a la fábrica de cemento y las residencias militares del distrito de Al Ramusa, en la periferia meridional de la localidad, donde los rebeldes ya han tomado otros edificios castrenses que antes estaban en manos de las autoridades. El activista de Alepo Mohamed Jaled explicó a la agencia Efe por teléfono que la conquista de estos dos lugares se puede producir “en las próximas horas” y que la importancia de los mismos radica en que se encuentran “en una zona elevada”. Su mayor altura permitirá garantizar la seguridad del pasillo que comunica los barrios opositores del este con el sur y las zonas rebeldes de las afueras de la ciudad, en el oeste, según Jaled.

La ofensiva rebelde ha tenido “éxito al 90 por ciento”, afirmó Jaled, quien subrayó que lo que queda por controlar de Al Ramusa es menos de lo ya logrado. El Observatorio Sirio de Derechos Humanos informó este domingo de que las facciones opositoras se hicieron con el control de la sede del Batallón de Artillería y la Escuela Técnica de Aviación, después de tomar la víspera la Academia de Armamento. El corredor militar no es todavía cien por cien seguro, debido a los bombardeos de la aviación rusa y siria, lo que ha impedido el cruce regular de civiles y de vehículos con suministros, agregó el activista y confirmó el Observatorio.

Por ello, Jaled consideró que “no se puede decir todavía que el cerco (del régimen sirio) está levantado por completo, ya que hasta ahora solo militares han podido transitar por el corredor”.

Por su parte, el director general del Observatorio, Rami Abderrahmán, confirmó a Efe por teléfono que tres coches con verduras lograron acceder a los barrios del este a través del corredor, en un hecho “simbólico”. Sin embargo, señaló que ese paso sigue sin ser del todo seguro, por lo que todavía no se ha podido abrir ese corredor de manera regular a suministros y ayuda humanitaria hacia los barrios del este de Alepo, que estuvieron sitiados por las fuerzas gubernamentales desde mediados de julio hasta este domingo.

Sirios con banderas de Jabhat Fatah al-Sham y del Free Syrian Army celebran los avances rebeldes en Alepo (Reuters).Sirios con banderas de Jabhat Fatah al-Sham y del Free Syrian Army celebran los avances rebeldes en Alepo (Reuters).

Las autoridades sirias, por su parte, negaron este domingo que el cerco haya sido levantado por los rebeldes, según una fuente militar citada por la agencia oficial SANA, que denunció una campaña mediática para desmoralizar a sus combatientes. Según el Observatorio, este éxito rebelde supone “la mayor pérdida militar y moral del régimen y sus aliados rusos, iraníes y de Hezbollah desde comienzos de 2013″.

La rebelde Cámara de Operaciones de la Conquista de Alepo aseguró en un comunicado que la apertura del corredor hacia los barrios antes cercados es “un paso hacia la liberación de Alepo y de Siria en general”. La versión de la fuente militar citada por SANA apunta, sin embargo, a que los rebeldes no lograron tantos avances y sí sufrieron numerosas bajas humanas y materiales. La apertura del corredor de Al Ramusa ha cerrado ese acceso que tenían las fuerzas del régimen desde sus zonas controladas fuera de Alepo hacia los barrios del oeste de la ciudad, bajo su dominio, según confirmó a Efe Abderrahman. Esto ha provocado que los precios de las verduras se hayan multiplicado por cuatro con respecto a lo que valían cuando las fuerzas del régimen podían abastecer los barrios occidentales de Alepo por la zona de Al Ramusa.

El mercado de la ciudad carece de algunos tipos de verdura y los que quedan están disminuyendo, indicó el Observatorio. Tras la toma del corredor por parte de los rebeldes, el régimen está intentando abastecer los barrios occidentales de Alepo a través de la zona de Castelo, en el noroeste de la ciudad, que recuperó el pasado día 17. Si esto no se consigue, tendrá lugar un eventual cerco a la zona controlada por el régimen, en el oeste, lo que, según Jaled, sería “una crisis mayor” que la sufrida en el este opositor porque allí la población es más densa, de cerca de 1.300.000 habitantes.

El cerco fue impuesto de facto después de que el Ejército tomara el control el pasado 17 de julio de la carretera de Castelo, en el norte, que era la última gran vía de abastecimiento y escape de esos barrios orientales controlados por los rebeldes.

La ciudad de Alepo se la disputan las fuerzas de Damasco y los rebeldes desde el verano de 2012, cuando los insurgentes conquistaron amplias áreas de la urbe, la segunda de Siria y una de las más castigadas por el conflicto.

Fuente: ElConfidencial.com