Los reformistas pulverizan previsiones y logran 29 de 30 escaños por Teherán

27.02.2016 – 21:49 H. El resultado provisional de las elecciones parlamentarias de Irán pulverizó las previsiones y otorgó hoy 29 de los 30 escaños ...

27.02.201621:49 H.

El resultado provisional de las elecciones parlamentarias de Irán pulverizó las previsiones y otorgó hoy 29 de los 30 escaños de Teherán al bloque reformista y moderado, un duro golpe anímico y político a los sectores “principalistas” que podrían así incluso perder su mayoría en la Cámara.

Al final de una larga jornada de recuento tras las elecciones legislativas y para la Asamblea de Expertos, portavoces del Ministerio del Interior iraní anunciaron el resultado provisional de la votación en la capital de la República Islámica, la mayor circunscripción del país, que depararon un abrumador triunfo de la lista liderada por Mohamadreza Aref, ex vicepresidente bajo el Gobierno reformista de Mohamad Jatamí (2001-2005).

Hasta es momento, el recuento dibujaba un nuevo reparto del poder legislativo en la República Islámica en detrimento de los conservadores “principalistas”, si bien aún otorgaba a este grupo, hoy mayoritario en la Cámara con 167 diputados, un núcleo duro y numeroso en el hemiciclo.

Cartel electoral del presidente iraní, Hasán Rohaní. (EFE)Cartel electoral del presidente iraní, Hasán Rohaní. (EFE)

De mantenerse este resultado, se produciría en el Parlamento un virtual empate que anularía cualquier intento extremista para atacar las políticas del presidente Hasan Rohaní, que verá muy facilitada su gestión en los dos años que le restan de legislatura.

Además, constituiría un gran golpe de efecto para este grupo, cuyos candidatos fueron vetados en gran número por el Consejo de Guardianes para participar en esta votación. El alto costo en votos necesario para obtener un escaño en Teherán y el enorme respaldo obtenido por este grupo en la capital hablan de su fuerza y del apoyo general en el país a Rohaní. Además, también supone la entrada en el Parlamento de una figura clave del movimiento reformista, el líder de la lista por Teherán Mohamadreza Aref.

Otra figura central del movimiento, Alí Motaharí, ya diputado y la voz más activa en el país para exigir la rehabilitación de los líderes del movimiento “verde” y mayores libertades sociales y políticas, obtuvo el segundo lugar en la votación y un importante espaldarazo político.

Dos chicas iraníes muestran sus dedos tras votar. (EFE)Dos chicas iraníes muestran sus dedos tras votar. (EFE)

Con la entrada por la puerta grande en el Parlamento de estas dos figuras se reivindica también la de Jatamí, cuya presencia está vetada en los medios de comunicación iraníes, y la de los candidatos reformistas presos tras los disturbios electorales de 2009. Todos los candidatos reformistas a los que intentó contactar Efe tras conocer la noticia tenían sus teléfonos apagados, y solo uno de ellos respondió a través de un asistente afirmando “que aún no es momento para hacer comentarios”.

Durante la jornada de votación del viernes en Teherán fue evidente el apoyo mayoritario que el bloque reformista y moderado estaba recibiendo de los ciudadanos. En los colegios electorales de toda la capital, particularmente en la zona norte, más acomodada, los votantes no hicieron nada por ocultar el masivo apoyo que otorgaban al bloque de Rohaní, mientras que los “principalistas” brillaban por su ausencia. “Calculamos que en el norte nos votó el 90 % de la gente. En otras partes de la ciudad en torno al 80-70 % y en las afueras poco menos del 50 %“, dijo a Efe un candidato reformista pocas horas antes de que se conocieran estos resultados.

Este apoyo ciudadano se extendió también al ex presidente Hashemí Rafsanyaní, a Rohaní y a sus candidatos para la Asamblea de Expertos que obtuvieron 14 de los 16 escaños en dicho cuerpo porTeherán. La votación para ese organismo, compuesto por 88 clérigos chiítas y encargado de elegir a un nuevo líder supremo en caso de vacante, se prevé determinante para los próximos años, dados los 77 años de edad del actual líder, Alí Jameneí.

Votación del líder supremo iraní, Alí Jaimeneí. (EFE)Votación del líder supremo iraní, Alí Jaimeneí. (EFE)

Las estimaciones oficiales de la participación en las elecciones cifraron en unos 33 millones, aproximadamente el 60 % del censo, el número de votos registrados durante la jornada.

Las mesas electorales de Teherán cerraron ayer tras casi 16 horas de votación y cinco prórrogas sobre el horario establecido debido a la gran afluencia de votantes que participaron en los comicios.

Fuente: ElConfidencial.com