Luis Enrique puede tocar la gloria con un enigmático futuro sin desvelar

Cuanto antes, mejor. El FC Barcelona quiere ser campeón hoy mismo. La idea es no estar esperando a que el Real Madrid la pifie en Cornellà, sino ganar al ...

Cuanto antes, mejor. El FC Barcelona quiere ser campeón hoy mismo. La idea es no estar esperando a que el Real Madrid la pifie en Cornellà, sino ganar al Atlético y continuar con una racha de victorias que suma ya nueve entre Liga y Champions (la última vez que el equipo de Luis Enrique no ganó fue el pasado 11 de abril en Sevilla). El técnico ha dejado claro que afronta el encuentro de hoy como si fuera una final, así que no es previsible que haga rotaciones y Luis Suárez, que terminó tocado en Múnich, se ejercitó ayer sin ningún tipo de problema. No hay dudas sobre las intenciones del asturiano en cuanto a finiquitar el campeonato por la vía rápida, pero lo que no está ni mucho menos clara es su continuidad al frente del equipo la próxima temporada.

Luis Enrique volvió a sortear ayer las preguntas sobre su futuro. Se le cuestionó si no consideraba que el socio debía saber si seguirá: “Lo que el socio merece es que ganemos el mayor número de títulos posibles”, zanjó. La ausencia de una respuesta sobre sus intenciones empieza a ser interpretada por muchos como una señal de que abandonará el banquillo cuando concluya la temporada. Con la actual Junta no existe complicidad y el técnico evidenció su disgusto cuando Bartomeu decidió cesar a Andoni Zubizarreta en enero. En Múnich, Luis Enrique además avisó: “Cuando acabe la temporada hablaré de Zubizarreta y de todo”, una frase que ha inquietado al presidente azulgrana, que sigue en plena campaña cuando aún no hay ni fecha para las elecciones. Bartomeu es consciente de que una posible espantada del entrenador que está a un paso de conseguir el triplete le haría mucho daño, pero por el momento no ha habido ningún acercamiento con Luis Enrique, que tampoco ha hecho el menor movimiento para planificar la próxima temporada con la comisión técnica que nombró el presidente tras echar a Zubi.

Existe además el presentimiento de que el asturiano, que cedió después de su enfrentamiento público con Messi por el bien del equipo, no está satisfecho con el comportamiento de algunos jugadores, como el argentino y sus dos compinches dentro y fuera del césped: Neymar y Luis Suárez. Ninguno de los dos ha escondido a lo largo de la campaña su disgusto con el míster cuando se atrevió a sustituirles. El técnico no ha tenido nunca una buena relación con los cracks y Bartomeu tuvo que intervenir en enero cuando estalló el ‘caso Messi’ para calmar los ánimos.

El asturiano esperará hasta después de la final de Champions que disputará el próximo 6 de junio para definir su futuro y nadie en el club sabe a estas alturas qué hará. Las decisiones se están tomando a corto plazo. Por ejemplo, el Barça se había puesto en contacto con el Ayuntamiento y la Guardia urbana para solicitar los permisos necesarios para hacer una ‘rua’, un recorrido por las calles cercanas al Camp Nou el lunes si el equipo lograba ganar el título de Liga en el Calderón. No se hará porque la plantilla prefiere esperar a la final de Berlín. Si se logra la quinta Champions, habrá fiesta por las calles de Barcelona, si no, no.

Luis Enrique puede conseguir esta tarde su primer título como entrenador del Barcelona mientras aumentan los elogios a su trabajo, pero nadie puede convencerle para que suelte ya si continuará la próxima temporada.

Alineaciones probables

Atlético de Madrid: Oblak; Juanfran, Giménez, Godín, Siqueira o Gámez; Arda, Gabi, Mario, Koke; Griezmann y Fernando Torres.

FC Barcelona: Bravo; Alves, Piqué, Mascherano, Alba; Busquets, Iniesta, Rakitic; Pedro o Luis Suárez, Messi y Neymar.

Árbitro: Undiano Mallenco (C. Navarro).

Estadio: Vicente Calderón.

Hora: 19.00.

Fuente: ElConfidencial – Deportes