Luis Enrique se sale del carril oficial en la guerra contra los árbitros

08.01.2017 – 05:00 H. El Real Madrid no falla. No lo hace desde hace mucho tiempo, tampoco ante el Granada este sábado por la mañana. Ese es el gran ...

08.01.201705:00 H.

El Real Madrid no falla. No lo hace desde hace mucho tiempo, tampoco ante el Granada este sábado por la mañana. Ese es el gran problema para sus enemigos, empezando por un Barcelona que desde hace semanas vive presionado, sabiendo que cualquier tropiezo puede permitir a su gran rival abrir una brecha demasiado profunda. El partido ante el Villarreal, así, cobra una trascendencia superlativa. Luis Enrique centra todos sus esfuerzos en engrasar de manera conveniente la maquinaria azulgrana. Es su gran objetivo y por ello deja al margen todo lo que rodea a su equipo, sobre todo lo relacionado con los colegiados, en el centro de la diana para muchos de los que integran o viven alrededor del equipo.

EC

“Ya sabemos cómo funciona esto y vimos lo que pasó en el Madrid-Sevilla”, dijo el central del Barça tras la derrota en Bilbao y antes le lanzar un dardo a Televisión Española

Las críticas palabras de Gerad Piqué se suman a las denuncias que el ‘entorno’ culé lleva propagando en los últimos tiempos. La figura del árbitro ha pasado a convertirse en protagonista casi único en la Ciudad Condal. Sea quien sea, en estas próximas semanas será especialmente examinado por el mundo azulgrana. En El Madrigal, Iglesias Villanueva pasará a tener papel estelar desde que silbe por primera vez. El zaguero del Barcelona simplemente activó la tecla para que detrás de él se sumen más adeptos a la causa. Los hay, y muchos…

Aunque Luis Enrique, como sucedió tras el partido de Copa del Rey que su equipo disputó en San Mamés, no manifiesta en público crítica alguna cuando toca hablar del juego de su equipo, la realidad es que en muchos momentos de esta temporada no ha mostrado el brillo esperado. Ante el Athletic fue claramente superado el Barça en el primer período, algo que se ha repetido otras veces. Sin embargo, el estratega no expone cuando le toca hablar en público ninguna muestra de preocupación. Pero en el fondo sabe que su escuadra no está dando la talla en determinados momentos. Y el pretexto arbitral no le interesa. “Entre todos tenemos que ayudar a los colegiados”, zanjó el técnico para dejar claro que las excusas que ponen algunos no van con él.

Luis Enrique da instrucciones a Piqué (EFE)Luis Enrique da instrucciones a Piqué (EFE)

El entrenador del Barcelona cuenta con tres atacantes que tranquilizan a cualquiera que se siente en un banquillo. Si no aparece uno, lo hace otro. Casi siempre suele ser Messi. Pero la segunda unidad, esa que fue reforzada al máximo durante el pasado verano, sigue sin ofrecer a Luis Enrique contundentes soluciones cuando el once titular no está a la altura. Arda Turan y Rafinha han tenido sus buenos momentos, pero todavía se espera la irrupción de los André Gomes, Paco Alcácer o Denis Suárez. Por ahora no han dado ese sólido paso al frente que se esperaba de ellos.

Mientras opta por cerrar por completo —al menos por el momento— el debate abierto en canal sobre los arbitrajes, muestra la misma actitud sobre otro que lleva mucho tiempo dando vueltas a su alrededor. “No, no voy a hablar sobre mi renovación“, afirmó una vez más Luis Enrique cuando se le preguntó por enésima vez. El Barcelona tiene que ir planificando poco a poco el próximo ejercicio y su continuidad, o no, es un asunto capital. Por el momento despeja balones una y otra vez el actual jefe del vestuario, aunque este escenario, llegado el momento, deberá mudar. En un sentido o en otro.

El Villarreal no es el mejor oponente para el Barcelona en la actualidad. Sobre todo porque a las órdenes de Fran Escribá está mostrando una solvencia similar a la de la etapa de Marcelino. Falló ante la Real Sociedad en la Copa del Rey —cayó por 3-1 en Anoeta—, pero en el campeonato de la regularidad está navegando con mucha fiabilidad. El triunfo del Atlético de Madrid en Eibar le sacó de la zona Champions, que recuperará en caso de triunfo ante el equipo catalán. Con las ausencias de los lesionados Soldado y Cheryshev, que siguen sin recuperarse, vuelven pilares fundamentales como Bruno Soriano y Víctor Ruiz, aunque el primero, igual que Pato, no está al ciento por ciento.

Alineaciones probables:

Villarreal: Asenjo, Mario, Musacchio, Víctor Ruiz, Jaume Costa; Bruno, Trigueros, Soriano, Jonathan Dos Santos; Pato y Sansone.

FC Barcelona: Ter Stegen; Sergi Roberto, Piqué, Mascherano, Alba; Busquets, Iniesta, Denis Suárez; Messi, Suárez y Neymar.

Árbitro: Iglesias Villanueva (C. Gallego).

Estadio: El Madrigal.

Horario: 20.45 horas.

Fuente: ElConfidencial – Deportes