Mata, la conciencia del (odiado) fútbol moderno: “Cobro una burrada”

26.04.2016 – 05:00 H. Casualmente, el mismo día que la entrevista concedida por Juan Mata al programa ‘Salvados’ tenía la repercusión o el eco ...

26.04.201605:00 H.

Casualmente, el mismo día que la entrevista concedida por Juan Mata al programa ‘Salvados’ tenía la repercusión o el eco esperado, Football Leaks desveló el contrato del internacional español cuando fichó por el Chelsea. Así, se supo que solo por firmar con el club inglés procedente del Valencia Mata recibió un millón de euros, repartidos en cinco pagos de 200.000. El español llegó a la Premier cobrando 4.276.730 euros en su primera temporada, mientras que para las otras cuatro restantes tenía acordados 4.942.000, ficha que sólo percibió en la 2012-2013, además de una parte porcentual en la siguiente campaña, ya que en enero de 2014 José Mourinho forzó su salida al Manchester United, precisamente donde la próxima temporada Juan teme -y con razón- reencontrarse con el técnico portugués.

Ajeno completamente a la filtración y publicación de su contrato con el Chelsea, el propio Mata afirmó en la citada entrevista que “en el fútbol cuando juegas a este nivel, está muy bien remunerado. Respecto a la sociedad, cobro una burrada. Algo irreal. Respecto al fútbol, cobro algo normal. Con relación al 99,9% de España y del resto del mundo, una burrada. El baremo de medir nuestro sueldo son los compañeros de equipo y el nivel de sueldos que hay”. Se puede decir más alto, pero no más claro, sobre todo cuando se es el afortunado de cobrar esa “burrada”. 

[Juan Mata estrena su canal en Youtube]

El ‘make in off’ de la entrevista en ‘Salvados’ bajo el título ‘Algo más que deporte’ es muy sencillo. Nacho Silván, Jefe de Proyectos de ImagoSport, la empresa que gestiona la imagen y la comunicación de Mata, recibió una llamada de la producción del programa que presenta Jordi Évole. Su intención era hablar con un futbolista que pudiera explicar la cara b del deporte. Habían leído una entrevista a Juan en el magazine ‘Jot Down’ y consideraban que era el más indicado para ofrecer su testimonio. Lo cierto es que el futbolista del United llevaba tiempo queriendo transmitir las ideas que tiene sobre su pasión, que en su caso también es su profesión, y hacerlo a través de un programa generalista y de máxima difusión en la noche de los domingos, era la mejor manera de hacérselas llegar al gran público y no sólo a los aficionados al fútbol. Como quiera que en Old Trafford no pusieron ninguna pega a la entrevista, Mata accedió a verse con Évole en Manchester y habló con él durante tres horas, aunque la charla se dividió en dos partes. El resultado, muy satisfactorio para Juan… y para el fútbol. 

Juan Mata celebra un gol con el Manchester United. (Reuters)Juan Mata celebra un gol con el Manchester United. (Reuters)

Una lección para niños… y padres

“Mi padre es mi representante y siempre quiere lo mejor para mí”, cuenta este futbolista singular, cuyo mensaje debería calar en las escuelas de fútbol, y más que en los niños, en sus padres. “Hay compañeros muy mal asesorados. Ves a padres que cuando éramos niños decían que no tenían que pasar el balón allí o que directamente no pasasen el balón. Alguna vez le he tenido que decir a algún compañero joven que está mal asesorado. Cuando llegas a un club grande todos nos creemos Maradona, eso pasa y luego se va pasando. Los ves que se creen estrellas del rock, van vestidos de forma estrafalaria, con los coches… y a veces hay que hablar con ellos. Si tienes cabeza para calmarte y seguir trabajando como siempre, que es lo que te ha hecho llegar hasta ahí, te puedes mantener”. Toda una lección para niños… y padres. 

“Una entrada para ir a verme cuesta 40 libras. No es barato”, reconoce volviendo al tema económico Juan Mata, quien sobre el eslogan ‘Odio eterno al fútbol moderno asegura que “puedo entender a lo que se refieren. Al negocio del fútbol, que parece que los dueños son más importantes que los aficionados. No se parece al fútbol de antes, no había tanta prisa, tantos intereses creados. El fútbol cuando juegas a este nivel está muy bien remunerado y parece que vivimos en una burbuja, pero por tener un coche y una casa que te gusta no significa eso. Respecto a la sociedad, cobro una burrada. Algo irreal. Respecto al fútbol, cobro algo normal. Con relación al 99,9 de España y del resto del mundo, una burrada. El baremo de medir nuestro sueldo son los compañeros de equipo y el nivel de sueldos que hay”. 

Juan, que cuenta que su primer contrato profesional “fue en el Real Madrid Castilla, con 18 años y creo recordar que eran como 90.000 euros al año”, reflexiona sobre que “a veces me da miedo de que me den una vida muy masticada. Para la más mínima cosa puedes pedir ayuda y te lo hacen. Es uno de los aspectos que te hacen ver que no vives una vida normal”. Y así es como llega a la conclusión de que “vivo en una burbuja. La vida real es la de mis amigos que han tenido que buscar trabajo, han estado en paro, han tenido que irse fuera. Esa es la vida común. Mi carrera en el fútbol no es la vida real”. Precisamente por ello, a Juan le gusta irse en verano con sus amigos de Asturias y compartir con ellos la “vida real” de la que habla. En ese sentido, también su hermana, a la que está muy unido, le sirve de ayuda, pues siempre ha sido muy reivindicativa y con ello le anima a serlo también él. Son varias las iniciativas solidarias que ha puesto en marcha.   

Mata saluda a Van Gaal tras ser sustituido en Old Trafford. (EFE)Mata saluda a Van Gaal tras ser sustituido en Old Trafford. (EFE)

Referencia en las redes sociales

Con 9,5 millones de seguidores en Facebook y 5,2 en Twitter, Mata es uno de los futbolistas que más y mejor entiende el papel de las redes sociales, y no precisamente para picar a los rivales o generar polémica como hacen otros. Así, y aunque desde ImagoSport le gestionan sus cuentas, a Juan siempre le gusta personalizar sus mensajes, especialmente los de Instagram, su red social favorita y en la que tiene otros 3,3 millones de incondicionales. Quizás, su cuenta pendiente es interactuar más con ellos, algo que se ha propuesto a hacer con mayor regularidad.

Las inquietudes del jugador del United van más allá del fútbol, aunque algunas de ellas, como su afición por los libros, tampoco puede compartirlas fácilmente en los vestuarios que frecuenta. Su compañero de taquilla en Old Trafford, Ander Herrera, su excompañero en la selección Xabi Alonso o su amigo desde los tiempos del Castilla Esteban Granero son las excepciones.  

El ‘odio eterno al fútbol moderno‘ es una filosofía de los apasionados de este deporte al que le han cambiado la esencia y sus las antiguas tradiciones por marketing y dinero, para acabar dejando de lado al verdadero hincha. Juan Mata es la conciencia y la voz ulterior de esa resistencia al fútbol moderno, en el que, como él reconoce, los futbolistas viven en una burbuja cuando la mayoría de ellos han llegado donde han llegado precisamente gracias al esfuerzo y a no tener las facilidades que se les dan cuando llegan al fútbol profesional. “A veces presionan mucho a los chicos jóvenes y me parece un error. No nos preparan para el fracaso, no todo va a salir siempre bien. Hay que enseñarles que solo algunos pueden llegar a la élite y son afortunados, que el 99,9 no juegan. El negocio del fútbol no me gusta. Me gusta el juego, entrenar jugar y competir. Yo ganaría menos dinero para que el fútbol fuese menos negocio”. Ésa es la gran paradoja del fútbol. De este odiado fútbol moderno…

Fuente: ElConfidencial – Deportes