'Match ball' para Gary Neville

07.02.2016 – 05:00 H. La agitación social cada vez es más alarmante. El ‘Nuno vete ya’ ha dado paso a un estruendoso ‘Neville vete ...

07.02.201605:00 H.

La agitación social cada vez es más alarmante. El ‘Nuno vete ya’ ha dado paso a un estruendoso Neville vete ya’ en cuestión de días. Valencia está en llamas. La vergonzosa goleada sufrida en el Camp Nou ha dejado al entrenador británico contra las cuerdas. Su amistad con Peter Lim ha perdido todo su valor. Como sucediera con el anterior inquilino del banquillo, el millonario de Singapur está un solo paso de ejecutar a otro amigo. Una derrota ante el Betis en Sevilla (domingo, 16:00 horas) sería prácticamente definitiva. Porque lo de dimitir no entra en los planes del técnico, como dejó muy claro en la sala de prensa del estadio azulgrana el pasado miércoles. “Estamos con la espalda contra la pared”, dijo Gary Neville este sábado para resumir su situación.

A cuatro puntos de Las Palmas, que marca la zona de descenso a Segunda, todas las alarmas están encendidas en el interior del club, donde ya se tiene claro que la situación es más dramática de lo que cabía esperar. No sólo no ha conseguido revertir la negativa tendencia del anterior escenario, es que Gary Neville no ha conseguido que el equipo muestre signos de mejoría. Más bien todo lo contrario. Está en caída libre. En el Camp Nou quedó al descubierto la cruda realidad, con un grupo de futbolistas que no funciona como colectivo y donde se manifestó con total crudeza que el equipo no ha sido adiestrado de la manera más correcta en los dos últimos meses.

Peter Lim ni se planteó rastrear el mercado y se la jugó con su amigo Gary. Entonces no había director deportivo y se guió por su corazón cuando tocó liquidar a Nuno Espírito Santo. Pero la apuesta, al menos por el momento, se ha revelado como fallida. Si con el técnico portugués los problemas de convivencia en el vestuario se propagaban sin cesar, con el británico son los futbolísticos los que le han dejado contra las cuerdas. Su manual no funciona y lo que es peor, los jugadores no creen en el mismo. Ha sido incapaz de inculcar un estilo, no ha sabido activar su manual alrededor de un balón y el equipo navega a la deriva en un terreno de juego. En Barcelona quedaron a la vista de todo el mundo las vergüenzas del Valencia.

Los jugadores han perdido la confianza en Gary Neville (EFE)Los jugadores han perdido la confianza en Gary Neville (EFE)

La capitanía

Apenas lleva unos días al frente de la parcela deportiva del club, pero a las primeras de cambio se puede ver obligado a tomar su primera drástica decisión. Desde Singapur, donde habita Peter Lim, se decidió que era necesario contratar los servicios de un director deportivo y Jesús García Pitarch se encuentra en un complejo escenario porque ya tiene suficiente información como para saber que la situación puede necesitar de bisturí de manera urgente. Tiene claro que habría que activar un nuevo plan si el Valencia cae en el Benito Villamarín. El crédito de Gary Neville se ha agotado en apenas ocho semanas, con un equipo que no ha ganado ni uno de los ocho partidos de Liga que ha dirigido.

Tampoco ayuda la relación entre los jugadores. Con Nuno se comenzó a fracturar el colectivo en diferentes grupos y Neville -ni siquiera con cambios en la capitanía consensuados con el club- no ha conseguido que todos dejen al margen determinados problemas para que remen en la misma dirección. Pero es sobre todo la apuesta futbolística del estratega la que tiene a los protagonistas desconcertados. La dirección deportiva confía en que los refuerzos del mercado invernal, Siqueira y Cheryshev, ayuden a dar un plus a un equipo que en estos momentos no carbura en ninguna faceta. Que el entrenador no maneje nuestro idioma también se ha revelado como un problema.

Con el paso de los días, su incomodidad es más que evidente. Siente la presión y sabe que su puesto peligra. En las últimas ruedas de prensa se le ha notado tenso, debiendo responder preguntas cada vez más embarazosas, a medida que los resultados le iban acorrolando más y más. “Salir a morder”, es la directriz marcada por el técnico para ganar al Betis, que subrayó que no piensa “en un ultimátum” y sí en que “esta situación va a cambiar”. Y destacó que “cuando estás dentro de un huracán, siempre hay calma en el ojo, aunque alrededor haya ruido y viento”.

Alineaciones probables

Betis: Adán; Molinero, Pezzella, Bruno, Vargas; Dani Ceballos, Petros, N’Diaye, Portillo o Musonda; Van Wolfswinkel y Rubén Castro.

Valencia: Ryan; Barragán, Mustafi, Abdennour, Gayà, Parejo, Danilo, André Gomes, Feghouli, Cheryshev y Negredo.

Árbitro: José María Sánchez Martínez (Comité Murciano).

Estadio: Benito Villamarín.

Horario: 16.00 hora local. 

Fuente: ElConfidencial – Deportes