Mendes empuja a Casillas hacia Oporto para cumplir la promesa con De Gea: ir al Madrid

Con el paso al frente que ha dado Iker Casillas mirando al noroeste, hacia Oporto, el horizonte se queda más claro para divisar a lo lejos la silueta de ...

Con el paso al frente que ha dado Iker Casillas mirando al noroeste, hacia Oporto, el horizonte se queda más claro para divisar a lo lejos la silueta de David de Gea. El guardameta del Manchester United -con la cabeza (casi desde hace un año) puesta en Madrid– inició la pretemporada este lunes a las órdenes de Van Gaal pero con la firme convicción de que su agente Jorge Mendes cumpla la misión por la que le contrató: fichar por el Real Madrid.

De Gea dio sus primeros pasos en la elite del fútbol en compañía de la agencia de representación Bahía para continuarla con You First Sports, hasta que Jorge Mendes se cruzó en su camino -y en el de su familia, muy encima de la carrera del guardameta- con quien firmó con el objetivo de regresar a Madrid, en este caso para vestir de blanco.

De esta manera, el agente portugués está también detrás de la operación entre Madrid y Oporto, a través de Carlos Buceropara que el meta de Móstoles termine recalando en el conjunto luso, algo que facilitaría la labor en la contratación de De Gea. No obstante, primero ha de cuajar dicho movimiento… todavía lejos de estar madurado.

Con el hipotético hueco libre que pudiera dejar Iker, la contratación del guardameta pasaría a ser una prioridad. El acuerdo entre De Gea y Madrid existe pero falta llegar a un acuerdo con el club, algo que estaba encarrilado hasta que el ‘asunto Sergio Ramos’ se cruzó por el camino y en el United dijeron: ‘o me das a Ramos, o no te llevas a De Gea’. Un tira y afloja, en cualquier caso que no es insalvable sabiendo que restan casi ocho semanas para que cierre el mercado.

Mientras tanto, Keylor Navas observa cómo se desarrollan los acontecimientos esperando no salir perjudicado (es decir, fuera de Valdebebas… posibilidad que existe si Casillas no se va y aterriza De Gea). El costarricense fue uno de los fichajes del pasado verano pero, a lo largo de la temporada, ha ido encontrando entre la Directiva opiniones contrarias a que fuera el futuro portero titular del Real Madrid, como había sido catalogado tras ficharle. Del trabajo de Mendes, en gran medida, influirá que las piezas queden ordenadas de una u otra manera.

Fuente: ElConfidencial – Deportes