Merkel defiende la acogida de refugiados mientras siente el aliento de la ultraderecha

04.09.2016 – 17:30 H. La canciller alemana, Angela Merkel, ha asegurado que no se arrepiente de haber abierto las fronteras para permitir el paso de miles ...

04.09.201617:30 H.

La canciller alemana, Angela Merkel, ha asegurado que no se arrepiente de haber abierto las fronteras para permitir el paso de miles de refugiados bloqueados en Hungría hace justo un año, una decisión que fue “correcta” y con la que Alemania asumió su “responsabilidad humanitaria”. Así se ha pronunciado en una entrevista con el popular diario ‘Bild’ en el aniversario del fin de semana de septiembre en el que Berlín y Viena acordaron dejar paso libre a miles de solicitantes de asilo ante el drama que se vivía en la frontera con Hungría. Merkel afirmó que volvería a actuar de la misma forma.

En el país entraron en 2015 cerca de 1,1 millones de refugiados, las tensiones en el gobierno crecieron y la popularidad de la canciller se encuentra en sus horas más bajas, mientras crece el apoyo a los populistas de derechas. “En aquel fin de semana no se trataba de abrir las fronteras a todos, sino de no cerrarlas a aquellos que con grandes necesidades humanitarias habían emprendido a pie el camino desde Hungría hacia nosotros”, manifestó Merkel, convencida de que “en política hay decisiones que se deben tomar sin hacer antes un sondeo de opinión”. A su juicio, Europa no ha fracasado en esta crisis, pero tiene todavía por delante un “difícil proceso de aprendizaje” en el que cada país debe aportar su contribución.

Varios refugiados a su paso por Belgrado, Serbia camino de Europa central. (EFE)Varios refugiados a su paso por Belgrado, Serbia camino de Europa central. (EFE)

La canciller hace estas declaraciones en un momento político importante para su partido, en el mismo fin de semana en el que deberá medirse en las urnas con el populismo de derechas que no para de crecer en el país. Este domingo, el estado de Mecklemburgo-Antepomerania celebra sus comicios regionales. Las últimas encuestas otorgan a los derechistas de Alternativa para Alemania (AfD) entre un 21 y un 23% de los votos, con lo que podrían situarse como segunda fuerza política por delante de la CDU. No sería cualquier derrota porque en este Land; en este estado federal alemán, Merkel tiene su distrito electoral.

Según esos sondeos, el Partido Socialdemócrata, que ha gobernado en gran coalición con la CDU los últimos diez años, ganaría los comicios con alrededor del 28% de los sufragios y los cristianodemócratas obtendrían entre un 20 y un 22%. Consciente de esos ajustados pronósticos, la canciller ha llamado a los 1,3 millones de electores a acudir masivamente a las urnas para restar posibilidades de éxito a “ciertos partidos que no tienen respuesta a los problemas, se agotan en la protesta y a veces recurren al odio”.

Las últimas encuestas otorgan a los derechistas entre un 21 y un 23% de los votos, con lo que podrían situarse como segunda fuerza política

AfD, que quedó fuera del Parlamento nacional por un estrecho margen en las últimas elecciones generales, en 2013, ha ganado apoyo popular en el país apoyada en un discurso nacionalista de tintes xenófobos ante la llegada masiva de refugiados. Por eso las declaraciones de Merkel en su entrevista podrían ser importante para los resultados de su partido en el considerado primer aniversario de la crisis de los refugiados

Merkel defendió en la misma entrevista de ‘Bild’ el polémico acuerdo suscrito con Ankara para la repatriación de refugiados que, aseguró, ha permitido limitar la actividad de las mafias que trafican con personas y mejorar las condiciones de vida en los campos de acogida turcos. Ante las críticas y temores de los ciudadanos alemanes por las dificultades para integrar a cientos de miles de extranjeros, la canciller reconoció que no será tarea sencilla, pero la consideró posible y recordó que ningún ciudadano alemán ha visto recortadas sus prestaciones por esta crisis.

Fuente: ElConfidencial.com