Messi apela al Ministerio Fiscal para demostrar que él no está acusado

Un juzgado de Gavà (Barcelona) ha decretado la apertura de juicio oral contra el jugador del FC Barcelona Leo Messi y su padre por tres presuntos delitos ...
publicado por
ElConfidencial Noticias avatar photo
hace karma
1

Un juzgado de Gavà (Barcelona) ha decretado la apertura de juicio oral contra el jugador del FC Barcelona Leo Messi y su padre por tres presuntos delitos contra la Hacienda pública, al haber cometido un supuesto fraude con la gestión de los derechos de imagen del futbolista de 2007 a 2009 por valor de unos 4,1 millones de euros. En el auto, el titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 3 de Gavà, Manuel Alcover, así lo ha decidido pese a que la Fiscalía pidió exculpar al jugador al considerar que era su padre, Jorge Horacio Messi, el que se encargaba de estas gestiones.

La defensa de Leo no ha tardado en emitir un comunicado en el que insiste en que “la posición del Ministerio Fiscal de no acusar al jugador azulgrana, es la correcta”. Además, explica que la Abogacía del Estado contradice la solicitud y el criterio de la Fiscalía y que la pena que solicita de 22 meses de cárcel no implica un cumplimiento efectivo. 

Para realiza la acusación, el juez ha tenido en cuenta que la Abogacía del Estado sí que pidió llevar a juicio a ambos, y recuerda en su auto que, según la Ley de Enjuiciamiento Criminal, debe acordarla al pedirla una de las acusaciones porque cree que “existen indicios racionales de criminalidad respecto de ambos acusados”. En su auto, el juez instructor considera que “existen elementos que permiten afirmar tanto que los hechos objeto de procedimiento y por los que se ha formulado acusación son constitutivos de varios delitos como que existen indicios racionales de criminalidad”.

Aunque el fiscal presentó escrito de acusación solo sobre el padre de Messi, para el que solicita 18 meses de prisión, el juez emplaza de nuevo al fiscal para que pueda presentar en tres días, “si lo estima procedente”, un nuevo escrito de acusación contra el futbolista. El juez no dicta ninguna medida cautelar ni fija ninguna fianza para los dos acusados, ya que ambos han mostrado “colaboración” en el procedimiento judicial y han abonado voluntariamente la totalidad de las cuotas presuntamente defraudadas.

También señala en su auto que “el carácter público de los acusados dificulta en extremo que pudieran sustraerse a la acción de la justicia”, además de que “son conocidas las personas y entidades de las que obtienen sus ingresos, lo que reduce en gran medida el riesgo de insolvencia”. La Fiscalía pide 18 meses de prisión solo para el padre del delantero por defraudar 4,1 millones de euros a Hacienda, y solicita el archivo de la causa para el futbolista, contra el que inicialmente se querelló.

Messi solo “seguía las indicaciones de su padre”

La Fiscalía se querelló inicialmente por fraude fiscal contra Messi y su padre y representante, Jorge Horacio, pero meses más tarde pidió el archivo de la causa para el futbolista, después de que ambos pagaran al juzgado cinco millones de euros, que incluían la suma defraudada más los intereses. El padre de Messi asumió ante la jueza toda la responsabilidad en la gestión tributaria de su hijo, pero la instructora acordó mantener al futbolista imputado en la causa, en una decisión que después respaldó la Audiencia de Barcelona.

Por el contrario, la Fiscalía sostiene que la intervención de Messi fue “puramente formal” y se limitaba a seguir las indicaciones de su padre, “en quien confiaba plena y ciegamente”, por lo que no está acreditado que su propósito fuera defraudar a Hacienda, opinión que no comparte el abogado del Estado. Para el fiscal, fue el padre del futbolista el que tuvo un “papel decisorio y decisivo” en la creación de una estructura societaria domiciliada en paraísos fiscales con la que presuntamente, entre 2007 y 2009, el deportista evitó tributar en España por los beneficios recaudados con sus derechos de imagen.

La Fiscalía admite que Lionel Messi firmó los contratos con que se materializó el fraude, pero subraya que lo hizo “acompañado de su padre y siguiendo sus indicaciones”, sin que esté acreditado que el jugador “fuese consciente” de que ello suponía “avalar y consentir” la cesión de sus derechos de imagen a sociedades instrumentales con fines defraudatorios.

Fuente: ElConfidencial – Deportes