Messi tapa las vergüenzas de una defensa que desquicia a Luis Enrique

24.01.2016 – 05:00 H. Un día más, el enésimo, apareció a tiempo para rescatar al Barcelona. Leo Messi marcó el segundo gol de su equipo, que finalmente ...

24.01.201605:00 H.

Un día más, el enésimo, apareció a tiempo para rescatar al Barcelona. Leo Messi marcó el segundo gol de su equipo, que finalmente mandó los tres puntos con rumbo a la Ciudad Condal. No firmó, eso sí, su mejor actuación el equipo azulgrana, sobre todo por el rendimiento de su zaga. Una línea que desquicia por momentos a Luis Enrique. Esta vez tuvo suerte el Barça por la mala puntería del Málaga, pero ante otro rival de más categoría el partido, posiblemente, se le hubiera escapado a los culés. El asturiano no se fía de varios zagueros de su plantilla y ahora que la temporada entra en una fase muy importante, sabe que corre el peligro de patinar cuando no se debe.

Piqué y Mascherano son los dos jugadores que un rendimiento más solvente ofrecen a ojos de Luis Enrique. Pero el resto de centrales no llena al entrenador. En La Rosaleda la defensa falló más de la cuenta, permitiendo que el equipo rival rematara hasta en 14 oportunidades a largo de todo el partido. Entre Claudio Bravo, que apareció en determinados momentos, y el poco tino de los jugadores del Málaga, el Barça se llevó tres puntos fundamentales cuando tiene a la vista al Atlético de Madrid, que visita el Camp Nou el próximo sábado (16:00 horas). “Es difícil hacer una primera parte tan floja; el Málaga generó muchas ocasiones, pero ello puede ser mérito del rival o demérito nuestro”, reconoció el entrenador azulgrana.

El que más marcado queda del partido de La Rosaleda es Vermaelen. El belga, después de sufrir un calvario durante la pasada temporada, empezó transmitiendo buenas sensaciones en el arranque de la presente. Pero fue lesionarse en el Vicente Calderón y dar paso a un jugador que ha ofrecido un rendimiento muy irregular desde entonces. Luis Enrique le señaló claramente en La Rosaleda, al retirarlo del terreno de juego en el descanso; el semblante del jugador lo decía todo: su mosqueo era monumental. Está por ver cuándo vuelve a escena.

El rendimiento de Mathieu está siendo muy flojo esta temporada (EFE)El rendimiento de Mathieu está siendo muy flojo esta temporada (EFE)

Bartra, un enigma

Mathieu es otro futbolista que no cuenta con la confianza absoluta del asturiano. Su arranque de temporada fue tan preocupante que hasta se apuntó a la posibilidad de que fuera vendido o cedido en este mercado de invierno. Como en el caso de Vermaelen, o da un firme paso adelante o cuando acabe la presente campaña se podrá dar por hecho que no continuará vestido con la camiseta blaugrana.

En el caso de Bartra, tampoco consigue ganarse el canterano la confianza de Luis Enrique. En Málaga se quedó inédito una vez más. Ocupó un lugar en el banquillo, pero un día más no pisó el terreno de juego. Pasa el tiempo y no alcanza el estatus esperado. El asturiano no lo tiene nada claro con el canterano, que con el paso del tiempo ve cómo lo de emigrar es una seria opción. Tiene pretendientes, sin olvidar que Del Bosque ha contado con él en diferentes oportunidades y podría entrar en la lista definitiva para disputar la Eurocopa de Francia.

Luis Enrique da instrucciones a Mascherano en La Rosaleda (EFE)Luis Enrique da instrucciones a Mascherano en La Rosaleda (EFE)

Un serio aviso

Contratar un defensa central de primer nivel es una obsesión -y una necesidad- dentro de las oficinas del Barcelona. Se han hecho intentos de todos los colores en los últimos tiempos, pero este próximo verano -ahora mismo no es empresa sencilla- adquirirá carácter de urgencia. La dirección deportiva que lidera Robert Fernández deberá afinar bien con el tiro y no fallar, pues así lo reclama Luis Enrique. En su momento se pujó con fuerza por Marquinhos (PSG), igual que ahora aparecen en escena John Stones (con 21 años, la cotización del central del Everton subre sin parar), Laporte… Algun ‘stopper’ de nivel superior se vestirá de azulgrana.

Mascherano, como su entrenador y el resto de compañeros, no tuvo problemas en reconocer que la suerte había estado del lado del Barcelona. Imposible defender la actuación firmada. “Sabemos de sobra que no hicimos un buen partido, pues tuvimos problemas y estuvimos incómodos”, subrayó el argentino, para reconocer que “este encuentro nos los tenemos que tomar como una alerta de cara a los próximos partidos”. “Ganamos al Málaga gracias a nuestra calidad individual; los tres puntos nos vienen muy bien porque ganar en Málaga era fundamental”, añadió para acabar.

Fuente: ElConfidencial – Deportes