Monchi, el arquitecto del Sevilla, aterra al club con el anuncio de su adiós

30.05.2016 – 22:23 H. – Actualizado: 1 H. Todo estaba ahí, en la entrevista que El Confidencial realizó con Ramón Rodríguez, Monchi, el director ...

30.05.201622:23 H. – Actualizado: 1 H.

Todo estaba ahí, en la entrevista que El Confidencial realizó con Ramón Rodríguez, Monchi, el director deportivo y factótum del mejor Sevilla que han visto los tiempos, el pasado 27 de febrero: “No le doy muchas vueltas a cambiar, pero sí a parar. El futuro que percibo es menos mediático de lo que la gente pueda creer. Me veo tranquilo, descansado, a lo mejor dedicándome a otras cosas que no son fútbol y viviendo una vida que no he vivido. Es algo que tal vez ocurra mañana o dentro de cinco años. Pero que ocurrirá”. Lo cierto es que ha ocurrido antes de lo que se pensaba, tal vez incluso de lo que pensaba el propio Monchi, que este lunes se plantó por sorpresa ante el consejo de administración sevillista para anunciarle que, de manera inminente, deja el club, tal y como adelantó ‘El Desmarque’.

Esta pudo ser su última aportación al Sevilla.

La noticia provocó una convulsión inmediata. A altas horas de la noche, la directiva del Sevilla continuaba reunida para tomar medidas de urgencia. La primera, intentar hacer recapacitar a Monchi, que arguyó “problemas personales” para abandonar la entidad. En principio, se da por descartado que el motivo de la marcha sea una oferta de alguno de los grandes clubes de Europa, que desde hace años han tratado, infructuosamente, de reclutar al genio de San Fernando, con el Real Madrid y el Barcelona a la cabeza. En el Sevilla tampoco consta ninguna desavenencia seria con Monchi, que tenía contrato hasta 2017.

Estamos perplejos. Todos conocemos a Monchi, y sabemos de sus rarezas. Pero nadie se esperaba que esto ocurriera de manera tan precipitada”, decían desde la directiva a este periódico, recordando que el técnico se encontraba completamente enfrascado en la planificación de la próxima temporada, negociando sobre el terreno fichajes como el del deportivista Lucas Pérez o el del belga Denis Praet. El director deportivo trabajaba codo con codo con el entrenador Unai Emery, otro al que la noticia cogió con el pie cambiado. Todos esperan que Monchi dé marcha atrás, aunque el director deportivo manifestó al consejo que su decisión es “firme”. En los próximos días tiene previsto explicarla en una rueda de prensa.

[Gameiro no quiere ser un ‘caso Arda’]

Durante los últimos años, Monchi, una persona profundamente emocional, vivió experiencias encontradas. Frente a la apoteosis en el plano deportivo, con el Sevilla ganando nueve títulos en la última década, tuvo que hacer frente a situaciones personales adversas que le condujeron a recibir permanente atención psicológica. Superados esos problemas, en la cercanía se le advirtió un poso melancólico que se filtraba a través de constantes insinuaciones a la retirada. Pocos les prestaban atención, entre otras cosas porque no era la primera vez que lo hacía. En 2006, y también por circunstancias privadas, llegó a firmar un contrato con el Almería, que tuvo que romper semanas después ante la desgarradora aclamación de la afición blanquirroja. Esta vez, sin embargo, su adiós parece inevitable.

El presidente del Sevilla José Castro, junto a Monchi y Unai Emery (Raúl Caro/EFE).El presidente del Sevilla José Castro, junto a Monchi y Unai Emery (Raúl Caro/EFE).

La noticia, adelantada por ‘El Desmarque’, provocó una tremenda conmoción entre la hinchada, donde Monchi es algo más que un ídolo. A nadie se le otorga más peso en los increíbles éxitos del Sevilla que a ese director deportivo que apareció, de urgencia y casi por casualidad, en el año 2000, tras una discreta carrera como guardameta en el club de Nervión. Pese a que, según propia confesión, sus conocimientos no superaban a los que tenía “de jardinería”, Monchi se desveló como un absoluto genio desde los despachos. Dani Alves, Baptista, Javi Navarro, Kanouté, Luís Fabiano, Poulsen, Rakitic, Bacca, Gameiro… La lista de joyas que descubrió o recuperó el director deportivo resulta interminable. Además, durante sus 16 años al frente de la sección, reportó al Sevilla más de 450 millones de euros en traspasos. Se va con cinco Europa League, dos Copas del Rey, una Supercopa de España y otra de Europa. Absolutamente memorable.

[Así ganó el Sevilla su quinta Europa League]

Como no hay tiempo para el lamento, si el Sevilla fracasa, como teme, en su intento de convencer a Monchi, se pondrá de manera inmediata a la ardua labor de reemplazarle. La primera idea es darle un perfil continuista al cargo con el ascenso del segundo del director deportivo. Miguel Ángel Gómez. La tarea, sin embargo, de hacer olvidar al León de San Fernando parece poco menos que imposible.

Fuente: ElConfidencial – Deportes