Monchi: “¿Fichar por el Real Madrid? Yo necesito autonomía, es fundamental”

Hay un sitio donde desde hace mucho tiempo no tienen problemas de dinero. O al menos, no como se suele entender este concepto, es decir, falta de dinero. ...

Hay un sitio donde desde hace mucho tiempo no tienen problemas de dinero. O al menos, no como se suele entender este concepto, es decir, falta de dinero. El Real Madrid tiene tanto dinero que a veces lo despilfarra. Y para hacer eso, no hace falta un Monchi, a pesar de que siempre se suele relacionar su nombre con el Madrid. “¿Fichar por el Madrid? Yo trabajo con autonomía, es fundamental para mí”, dice en una clara alusión a la poca libertad que tendría de estar bajo el mando de Florentino Pérez. 

“No con ello quiero decir que sea malo un sistema presidencialista, hay ejemplos que han tenido éxito. El Madrid hace año y medio fue campeón de la Champions, y el modelo era el mismo”, aclara Monchi, que no es que no le guste el Madrid, que “puede ser el mejor club del mundo”, el ‘problema’ es que tiene un “defecto muy grande”, y es que es “sevillista antes que director deportivo”. “Llevo 27 años aquí, y cuando uno encuentra un lugar de trabajo donde se mezcla lo sentimental con lo profesional, es difícil cambiarlo”, reconoce Monchi.

A Pepe Castro le brillan los ojos y se le cae la baba cuando habla de Ramón Rodríguez Verdejo. “Es el mejor director deportivo del mundo”, dice el presidente del Sevilla, que ha basado su éxito reciente en la figura de Monchi. Hay éxitos y éxitos. Lo del Sevilla no es algo temporal, sino que ya perdura durante más de una década. Todos, prensa, afición y sus propios jefes, que si el Sevilla ha funcionado es por lo que ha hecho el gaditano desde que en el 2000 aceptara ser director deportivo. “Si me llegan a ofrecer ser el encargado de pintar el césped, habría aceptado, porque sabía lo mismo de pintar el césped que de ser director deportivo”, dice humildemente el andaluz.

Monchi: ¿Fichar por el Real Madrid? Yo necesito autonomía, es fundamental

Es probable que parte de su éxito se deba precisamente a eso, a su modestia. No se vanagloria de lo que ha hecho, sino simplemente siente orgullo, por ejemplo, de haber “fichado a Daniel Alves por 1 millón de euros y venderlo por 30 y pico” y casi se le escapan “unas lagrimillas” por ver un vídeo sobre las dos últimas Europa Leagues hispalenses. Pero no es de los que van fardando de sus logros. Su trabajo consiste no sólo en observar a miles de jugadores al año, sino en hacer malabares para que todos esos potenciales fichajes logren cuadrar (y si se puede, dar beneficio, como suele pasar) a un balance que siempre se encuentra “en rojo”. 

“No vendemos para crecer, vendemos para poder vivir por encima de nuestras posibilidades según nuestros ingresos ordinarios”. Como gestor que en el fondo es, aunque sea de jugadores de fútbol, habla con jerga financiera: “Tenemos que apostar por activos deportivos que nos aporten rendimiento y generen después plusvalías”, esa es la idea. Y para eso dedica buena parte de su tiempo al ‘scouting’ exhaustivo de futbolistas, pero cada año es mucho más complicado acceder a los mercados a los que acudía para fichar a jugadores semidesconocidos por cuatro duros. La gente ya conoce la ‘marca Sevilla FC’ y le pide más dinero por cualquiera.

Fuente: ElConfidencial – Deportes