Monchi se va del Sevilla y su adiós supone un duro golpe para los compradores

publicado por
ElConfidencial Noticias avatar photo
hace karma
0,10

Monchi ya no forma parte del Sevilla. El que ha sido el principal artífice de los rotundos éxitos del club hispalense durante más de una década ha acabado su relación con el equipo de sus amores. Después de una reunión primero con el presidente, Pepe Castro, y posteriormente con el comité ejecutivo, se ha llegado a un acuerdo para su salida inmediata del Sevilla, tal y como ha hecho oficial el club en un comunicado. De esta manera, ya es libre de rubricar su acuerdo con la Roma, entidad al que se unirá para los próximos tres años. Este viernes a las 12:30 del mediodía, Castro y Monchi darán una rueda de prensa en los que explicarán los detalles (los que se puedan contar, claro) de esta decisión que marcará un antes y un después en la historia sevillista.


José Manuel García

Más que por dinero, el exitoso director deportivo del Sevilla se marcha porque ambiciona metas que no le garantizan en el Sevilla

Su marcha, además de provocar una crisis en el sevillismo, tremendamente identificado con el creador de una fórmula mágica que se ha demostrado exitosa hasta límites insospechados, supone un cambio de paradigma en el proceso de venta del club. Recordemos que, como adelantó El Confidencial, la directiva del Sevilla recibió hace unas semanas una oferta sobrecogedora para la venta del total del paquete accionarial. Se habla de que el montante ofrecido estaría en torno a los 3.000 euros por acción, lo que supondría una venta por más de 300 millones de euros… pero en las conversaciones influía poderosamente la figura de Monchi.


José Manuel García

El Consejo de administración del Sevilla tiene sobre la mesa el pliego de condiciones de la compra que multiplicaría por 25 el valor de compra original de cada acción

La oferta, procedente de un grupo de inversión de origen chino, arribó a las oficinas del Ramón Sánchez Pizjuán gracias a la intervención de la multinacional KPMG, en la que medió el bufete de abogados de Alberto Pérez Solano. En este proceso, fue indispensable el papel del director general del Sevilla, José María Cruz, antiguo empleado de KPMG. Y ahora, los que se frotaban las manos entre la junta de accionistas han visto cómo, de un plumazo, las opciones de seguir adelante con la venta se han reducido. Monchi era considerado por el grupo inversor como la piedra angular de su ambicioso proyecto deportivo. Sin él, las posibilidades de seguir adquiriendo a grandes jugadores a precio casi de costo es indudablemente menor, ya que esa era la especialidad por la cual Monchi se ha hecho famoso en el mundo entero.

Monchi, durante una rueda de prensa. (EFE)Monchi, durante una rueda de prensa. (EFE)

No tendrá que pagar la cláusula

Después de que saliera a la luz que Monchi había llegado a un acuerdo con la Roma, la directiva del Sevilla quiso saber de primera mano qué estaba pasando y convocó a su director deportivo. En la mañana de este jueves, Ramón Rodríguez y Pepe Castro se reunieron y el presidente le expuso el malestar del club con las formas (la negociación con el club romano se realizó a espaldas del club) y el momento para que se hiciera público su adiós. Monchi ya había intentado marcharse en varias ocasiones, la última y más sonora tuvo lugar el pasado mes de mayo, cuando anunció su dimisión. Sin embargo, la directiva presidida por Castro no la aceptó y se negó a liberarle de su contrato, el cual había rubricado en 2015, con vigencia hasta 2020, con una cláusula de rescisión establecida en 5 millones de euros.

Esta vez, Monchi no ha dado marcha atrás. Llevaba mucho tiempo pensando salir del club y ahora, por fin, tenía una oferta de verdad sobre la mesa con la que presionar al comité ejecutivo para que le dejaran irse con libertad y sin tener que poner encima de la mesa el dinero de la cláusula. El ‘León de San Fernando’ se ha sentido estos días abrumado. En ningún caso esperaba que la noticia de su fichaje por la Roma saliese filtrada en los medios de comunicación italianos y que haya sucedido le ha puesto de los nervios. Monchi ha visto de buen grado la reunión con la directiva para solucionar una situación que ya consideraba insostenible y de ella salió con una sonrisa. Eso sí, se va del Pizjuán, pero no es un adiós, sino un hasta luego. Tiene claro que en algún momento del futuro querrá volver al club del que es hincha.

Monchi se va del Sevilla y su adiós supone un duro golpe para los compradores

La Roma, presidida por el estadounidense James Pallotta, le puso sobre la mesa un contrato de tres años de duración a razón de unos 5 millones por cada uno de ellos, según fuentes romanas. Es decir, 15 millones de euros para un director deportivo, lo que demuestra la confianza que hay depositada en él. Y la presión, evidentemente. Si ya tras muchos años de títulos, con el récord de cinco Europa Leagues en su palmarés, había mucha presión por mantener la pogresión en su casa, donde era un ídolo, en Roma, donde en el fondo no es nadie aún, se le exigirán resultados de manera inmediata. En Italia, de hecho, ya lo han tildado como ‘el rey del mercado’ y lo consideran como uno de los directivos más brillantes del panorama internacional.

Además de un salario de estrella mundial, más propio de futbolista en realidad, tendrá a su disposición un presupuesto para fichajes que en el Sevilla nunca tendría a su alcance. Pallotta está preparado para realizar un gran desembolso en el club para intentar colocarlo, definitivamente, a la altura de la Juventus en cuando a poderío deportivo, motivo principal que ha convencido a Monchi, mucho más allá del sueldo que va a recibir. En los últimos años, la Roma ha entrado en puestos de Champions League, pero nunca ha luchado abiertamente por el ‘Scudetto’ con la Juve y ese es el principal objetivo del presidente ‘giallorosso’, volver a hacer campeona de Italia a la Roma, y con Monchi cree estar mucho más cerca de conseguirlo.

Fuente: ElConfidencial – Deportes