Morata, el madridista que no celebró su gol al Madrid… ¿por respeto al modelo Bernabéu?

Álvaro Borja Morata Martín (Madrid, 23 de octubre de 1992) era sin duda unos de los protagonistas de la noche en el Juventus Stadium y le bastaron menos de ...

Álvaro Borja Morata Martín (Madrid, 23 de octubre de 1992) era sin duda unos de los protagonistas de la noche en el Juventus Stadium y le bastaron menos de diez minutos para confirmarlo. “No tengo que demostrar nada a nadie”, avisó en vísperas de reencontrarse con el Real Madrid, el equipo del es canterano, pero del que tuvo que irse al no contar ni con la cuarta parte de las oportunidades que algunos multimillonarios fichajes tienen. Gareth Bale, por ejemplo. Prácticamente en el primer balón que le llegó, Morata batió a Iker Casillas apareciendo y no estando. Es decir, ejerciendo del depredador del área que es. Al estido de su idolatrado Raúl, otro madridista que también empezó vistiendo la camiseta del Atlético y que sí pudo triunfar en el Bernabéu. 

El ahora delantero bianconero no celebró su gol por respeto al Real Madrid, “donde está mi casa y mis amigos”, según dijo. Morata, sin esbozar la mínima sonrisa, se limitó a dejarse abrazar por sus compañeros, quienes sí lo festejaron como la ocasión merecía. “Ya dije que no lo celebraría si marcaba. El Madrid es un club al que le tengo mucho cariño y que, salvo si me enfrento a él, siempre quiero que gane”, explicó al termino del partido de Turín. Pese a reconocer que el 2-1 es un buen resultado y que estaban contentos por cómo habían jugado, el madrileño dejó claro que “el Real Madrid es para mí el mejor equipo del mundo y sabemos que en el Bernabéu serán aún más peligrosos”.   

Morata llegó a ‘La fábrica’ con 16 años y fue campeón de Liga con el Real Madrid de División de Honor Juvenil. También con el Castilla en Segunda B, en un grupo del que fue máximo goleador junto a Joselu, ahora delantero del Hannover alemán. “En el Madrid, si se va un titular llega otro mejor; ese es el problema para los jóvenes”, dijo el gallego en una entrevista con El Confidencial. Lo mismo debió de opinar Morata, quie no dudó en aceptar la oferta de la Juve y emigrar como hizo su excompañero. Bota de Oro en la Eurocopa sub 19 y en la Eurocopa sub 21, dos torneos en los que España fue campeona, ya como jugador de la Juve, Del Bosque le hizo debutar con la Selección absoluta, contra Bielorrusia en Huelva. Su primer gol llegó en el segundo partido, también oficial, esta vez contra Ucrania en Sevilla. En total, Morata suma 21 goles en 25 encuentros con las diferentes selecciones españolas, es decir, con un promedio de 0,81 goles por partido. Casi nada.   

Morata marca el 1-0 para la Juve contra el Real Madrid (Efe)Morata marca el 1-0 para la Juve contra el Real Madrid (Efe)

A Turín por 20 millones de euros

El 18 de julio de 2014 se hizo oficial su por la Juventus. Álvaro se marchó a Turín y firmó un millonario contrato por cuatro temporadas y una más opcional. El club italiano pagó por él alrededor de 20 millones de euros, 5 menos de los que le costaría al Madrid quedarse con Chicharito (2,5 por la cesión, más 22,5 por ejercer la opción de compra que negoció con el Manchester United). A su vez, Florentino Pérez también se guardó una opción de recompra por el delantero madrileño. Por un importe máximo de 30 millones y sólo ejercitable al término de la temporada 2015-16 o de la 2016-17. Morata heredó en la Juve el 9 del montenegrino Mirko Vučinić y, aunque una lesión de rodilla en pretemporada retrasó su puesta a punto, pronto empezó a disputarle el puesto a su compatriota Fernando Llorente.

Diez meses después de abandonar el club en el que se formó y del que se marchó por no contar con la confianza suficiente de quien decide las salidas y entradas en el Madrid, el bombo de la Chanpions quiso que Morata se reencontrara con los blancos en las semifinales de esta competición. “La Juve ha invertido tanto dinero en mí que yo no tengo que demostrar nada a nadie”, dijo Morata en declaraciones a Sky. “Estoy agradecido a Ancelotti porque me hizo jugar muchos partidos, incluso en la final de la Champions, pero pertenezco a la Juventus y tengo que dar todo por mi equipo”, insistió ayer.  

Aunque la temporada pasada ya la ganó con el Real Madrid en la final disputada en Lisboa contra el Atlético, Morata confesó la víspera de reencontrarse con su equipo que “sería increíble en mi primer año en la Juventus llegar a la final de la Champions, es un sueño. ¿Por qué no imaginarnos llegar hasta el final?Daría lo que fuera por ganar esta Champions”, añadió. “Presión, no. Cuando juegas en un grande, en el mejor equipo de Italia y en uno de los grandes de Europa es un orgullo, pero sobre todo una responsabilidad”, dijo Morata sobre el hecho de jugar en un club con tanta historia como la ‘Vecchia Signora’. 

“Amigos de Madrid me han enviado tres mil mensajes pidiéndome entradas. Al final, lo mejor fue dejar la tarea a mis padres y a mi novia. Tengo que mantener la concentración”. Y así lo hizo. Después de firmar un buen partido, en el minuto 78 Allegri decidió sustituir a Morata por Llorente y el madrileño se llevó la ovación del Juventus Stadium. A buen seguro que dentro de una semana el Bernabéu también le brindará un gran recibimiento. Aunque sólo sea porque, como dijo Florentino Pérez, “el modelo de Bernabéu era contar con los mejores jugadores del mundo, los mejores jugadores españoles y una apuesta firme por la cantera”. Esto último sería en el modelo de Bernabéu, aunque no en su modelo. Y Morata es el mejor ejemplo de ello. Anoche no tenía “nada que demostrar”, pero lo hizo. Demostró su calidad y su cariño al Real Madrid, algo que no tiene precio. 

Fuente: ElConfidencial – Deportes