Mourinho toca fondo: el Chelsea, eliminado de la Capital One Cup

27.10.2015 – 23:58 H. Mourinho volvió a vivir una jornada aciaga con el Chelsea, que fue eliminado de la Capital Cup (Copa de la Liga de Inglaterra) tras ...

27.10.201523:58 H.

Mourinho volvió a vivir una jornada aciaga con el Chelsea, que fue eliminado de la Capital Cup (Copa de la Liga de Inglaterra) tras perder en los penaltis ante el Stoke City (5-4), protagonista de una de las dos sorpresas de unos octavos que también sentenciaron al Arsenal tras sufrir una contundente derrota 3-0 frente al Sheffield (3-0).

El técnico portugués no consigue enderezar el rumbo de su equipo. Si antes del choque ante el Stoke tenía un ultimátum para la próxima jornada de Liga, en la que se enfrentará al Liverpool, después de este tropiezo parece claro que Mourinho jugará el fin de semana un partido decisivo para su futuro. Su eliminación ante el Stoke City agudizó una crisis que parece no tener fin. El fin de semana pasado perdió ante el West Ham (2-1) para colocarse en la décimo quinta plaza a sólo cinco puntos del descenso, una situación preocupante para el vigente campeón de la Premier League.

Mourinho no quiso arriesgar y jugó con muchos de sus mejores hombres. No faltaron Terry, Diego Costa, Willian,  Hazard, Oscar, Ramires o Cahill. Otros como Fàbregas, Matic o Begovic se quedaron fuera hasta de la lista de convocados. Su eliminación fue una historia de suspense como la que está protagonizando esta temporada. El destino sonrió al portugués con un gol en el descuento de Remy (sustituyó al lesionado Diego Costa) que fue empatado por Jonathan Walters. Además, justo antes de la prórroga, el Stoke se quedó con diez por la expulsión de Phillip Bardsley. Con un jugador más, el equipo de Mourinho asedió la portería de sus rivales, que se encomendaron a su portero, Jack Butland, para aguantar hasta los penaltis. Fue el guardameta, en el último disparo de la serie, el que se encargó de eliminar al Chelsea con una parada a Hazard. Mourinho, sigue en el alambre y ahora más que nunca.

A pesar de haber caído, Mourinho aseguró que habían jugado “bien. Podíamos haber ido por delante en el marcador al descanso por tres o cuatro goles. Estoy feliz; mañana (por hoy), si quiero, me puedo tomar un día libre sin problemas. No tengo motivos para estar triste o preocupado”. Además defendió a Hazard recordando que lo intentaron “una y otra vez. Robben, Cristiano, Kaká y ahora nuestro mejor tirador falla… Nunca culpo a un jugador por fallar un penalti” y a su plantilla: “Lo que algunas personas escriben y dicen es muy malo para los jugadores. Lo que ellos han hecho es enfrentarse a algunas personas que escriben y hablan y les han dicho: eres estúpido”. Finalmente, criticó a los resultadistas: “Hace unos meses ganamos y era campeón. La gente decía que había cosas más importantes que los resultados. Ahora dicen que los resultados son lo más importante. Es una contradicción y es un poco raro”.

La otra gran sorpresa de la noche la dio el Sheffield, que acabó con la ilusión del Arsenal de lograr un título que no consigue alzar desde 1992. De nuevo -y van 22 años consecutivos-, el cuadro londinense se quedó en el camino. En esta ocasión ante un club que ocupa una posición en la zona media de la clasificación de la Segunda División inglesa. Los hombres de Wenger tiraron el partido en la primera parte: al filo del descanso marcaron Ross Wallace y Lucas Joao. Después, en la reanudación, sentenció Sam Hutchinson con el tercer y definitivo gol del Sheffield que sacó los colores a un Arsenal descafeinado sin jugadores como Cazorla, Özil, Alexis Sánchez y Koscielny.

El resto de la jornada, eclipsada por las dos ilustres eliminaciones, se completó con la victoria del Everton sobre el Norwich en los penaltis y del Hull, de Segunda, que acabó con el Norwich también desde los once metros.

Fuente: ElConfidencial – Deportes