Mourinho y esas tres “manzanas podridas” (ahora dos) para volver al Real Madrid

16.12.2015 – 05:00 H. “Con esos tres ahí, estáis muertos”. Cuentan las malas lenguas que este fue el análisis que José Mourinho trasladó a sus ...

16.12.201505:00 H.

“Con esos tres ahí, estáis muertos”. Cuentan las malas lenguas que este fue el análisis que José Mourinho trasladó a sus contactos del Real Madrid tras el 4-0 que los blancos encajaron la temporada pasada en el Calderón. Un resultado que confirmó el bajonazo del equipo de Ancelotti tras haber empezado de manera espectacular y que dejó al técnico italiano muy tocado. Como suele suceder en estos casos, y el de Rafa Benítez puede convertirse en el más reciente, la ratificación pública de ‘Carletto’ por parte de Florentino Pérez fue la antelasa de su despido. Curiosamente, su sustituto llegó con fama de duro, pero entre lágrimas de emoción. Excesivamente agradecido al presidente, desde el primer día no conectó con el vestuario y su torpeza delante de los micrófonos sólo fue el reflejo de su pésima la gestión del grupo.  

De “esos tres” futbolistas a los que se refería Mourinho, uno ya no está, otro estuvo negociando este verano su traspaso al Manchester United, aunque finalmente renovó porque Florentino no podía permitirse que se le fueran los dos capitantes, y el tercero ha empezado a jugar al gato y al ratón con su futuro. Sí, esas tresmanzanas podridas“, como las definió el entrenador portugués, eran Iker Casillas, Sergio Ramos y Cristiano Ronaldo, respectivamente. Pero los problemas de Benítez no se reducen a los dos que aún siguen en el Real Madrid, sino a la inmensa mayoría de la plantilla. No es normal, por ejemplo, el bajísimo rendimiento que están ofreciendo algunos jugadores como Kroos, Isco o James     

Con Benítez en la cuerda floja y su padrino, el ‘súperdirector general’ José Ángel Sánchez, sin argumentos para defenderle durante mucho más tiempo, la opción que más a mano tiene el presidente para sustituir al entrenador que, en teoría, iba a dar “un impulso” al Real Mardrid tras la presunta y aireada ‘mano blanda’ de Ancelotti, es Zinedine Zidane. El francés, que cumple su segunda temporada en el Castilla, no termina de sentirse preparado para dar el salto, de ahí su vértigo cuando le han sondeado, aunque también es consciente de que si Florentino Pérez le pide que sustituya a Benítez, no podrá decirle que no.

Rafa Benítez, entrenador del Real Madrid. (EFE)Rafa Benítez, entrenador del Real Madrid. (EFE)

Zidane, opción de emergencia… y de Adidas

La opción Zidane es para un caso de emergencia. Primero, porque Florentino nunca ha tenido una alta consideración personal de Zizou, aunque su perfil de exjugador de talla mundial sí le serviría para ordenar a corto plazo un vestuario que a Benítez se le ha ido claramente de las manos. Incluso, Adidas, patrocinador oficial tanto del club como del propio técnico, estaría encantado de verle luciendo su ropa de entrenamiento. Y, segundo, porque el entrenador que de verdad le gustaría tener al presidente del Real Madrid no es otro que su añorado Mourinho.     

Ramón Calderón, expresidente del Real Madrid, se atrevió a asegurar en su cuenta de Twitter que Jorge Mendes, agente del portuguéss, ya ha mantenido dos reuniones para hablar de la vuelta de Mou al banquillo del Bernabéu, aunque éste nunca lo haría “en caso de seguir algunos jugadores non gratos para él”, en referencia a los tres (ahora dos) anteriormente citados. 

Sobra decir que a la mala situación de Benítez en el Real Madrid se une la aún peor de Mourinho en el Chelsea. “Me veo cumpliendo mi contrato con el Chelsea. Me quedan tres años y medio todavía. Después me veo con la capacidad de entrenar a cualquier equipo del mundo, aunque hay algunos clubes que nunca dirigiré”, dijo Mourinho en la rueda de prensa previa al encuentro de este lunes contra el Leicester, en el que su equipo volvió a perder (2-1) y se queda a un punto del descenso. 

Después de caer ante el sorprendente equipo que dirige Claudio Ranieri, el portugués afirmó que “sé que una de mis mejores cualidades es leer al oponente, y siento que mi trabajo fue traicionado. Durante los entrenamientos no hay nada que reprochar, pero es frustrante el nivel de los partidos”. Seguro que a Benítez le gustaría decir lo mismo o algo parecido sobre su Real Madrid, aunque la diferencia es que mientras a Rafa se le acaba el crédito, Mourinho sigue siendo el entrenador al que añora Florentino. Sin duda, el mejor escudo protector que tuvo y podría tener, aunque el Madrid sólo ganara con él una Copa y una Liga en tres años.   

Fuente: ElConfidencial – Deportes