Muere el jefe militar de Hezbolá en un supuesto ataque israelí en Siria

13.05.2016 – 10:51 H. El líder militar del partido-milicia chií libanés Hezbolá y jefe de sus operaciones en Siria, Mustafa Badredin, ha muerto en un ...

13.05.201610:51 H.

El líder militar del partido-milicia chií libanés Hezbolá y jefe de sus operaciones en Siria, Mustafa Badredin, ha muerto en un supuesto ataque aéreo israelí en territorio sirio, informó hoy la milicia en un comunicado. Hezbolá explicó que Badredin, cuyo nombre de guerra era “Zu al Fiqar”, perdió la vida en una “fuerte explosión dirigida contra una de nuestras sedes, localizada cerca del aeropuerto internacional de Damasco, que causó además varios heridos”.

Informaciones apuntan a que la explosión fue provocada por un ataque de la aviación israelí, pero el grupo chií dijo que está aún investigando las causas detrás de la misma. Hezbolá es, junto a Irán, el principal aliado del régimen de Bashar al Asad en la guerra civil.

Hezbolá calificó a Badredin de “gran líder yihadista” (combatiente islámico) y aseguró que “después de una vida plena de yihad (guerra santa), cautiverio, heridas y grandes logros, terminó como mártir”. Badredine participó en la mayor parte de las “operaciones de la resistencia islámica desde 1982″, según la nota de Hezbolá. Además, Badredin era considerado uno de los autores intelectuales y ejecutores del asesinato del ex primer ministro libanés, Rafic Hariri, perpetrado el 14 de febrero de 2005 con un coche bomba en Beirut. Su nombre aparece en la lista de terroristas de EEUU y hace algunos meses también Arabia Saudí lo incluyó en una lista negra por realizar operaciones fuera del Líbano.

Badredin es el segundo jefe de la milicia asesinado en Damasco, después del atentado con coche bomba en febrero de 2008, también atribuido a Israel, contra Imad Mugniye, anterior jefe militar de la milicia libanesa, quien además era su cuñado. El movimiento tiene fuertes vínculos con el régimen del presidente sirio, Bachar al Asad, que pertenece a una secta chií, y actualmente participa en el conflicto sirio en el bando gubernamental contra los grupos opositores y las milicias yihadistas.

El Gobierno israelí no se ha pronunciado sobre estas informaciones, si bien generalmente no reconoce ni niega este tipo de operaciones. En unas poco habituales declaraciones en este sentido, el primer ministro, Benjamin Netanyahu, reconoció en abril “decenas” ” de ataques al norte de su frontera, presumiblemente en Siria y Líbano, para evitar que Hezbolá se hiciera con “armas que podrían desequilibrar la partida”. “Actuamos cuando tenemos que actuar también aquí, al otro lado de la frontera, en decenas de ataques para evitar que Hezbolá consiga armas que podrían desequilibrar la partida”, afirmó.

Fuente: ElConfidencial.com

Palabras relacionadas: