Mujeres que mandan en el mundo: una radiografía del poder femenino

Todos los años, desde hace un cuarto de siglo, un millar de mujeres se reúne en algún punto del planeta para intercambiar ideas y estudiar estrategias con ...

Todos los años, desde hace un cuarto de siglo, un millar de mujeres se reúne en algún punto del planeta para intercambiar ideas y estudiar estrategias con un único objetivo: aumentar la visibilidad y el poder femenino en la economía y en la sociedad. Algunas son políticas, otras, mujeres de negocios. Hablan idiomas distintos y proceden de entornos diferentes, pero todas tienen algo en común: mandan en algún ámbito de su país y están dispuesta a cambiar el mundo.

La semana pasada, la 25ª edición del Global Summit of Women reunió en la ciudad brasileña de Sao Paulo a representantes de 63 países. Bajo el lema “Mujeres Creativas, Economías Creativas“, el evento de este año pretendía destacar la innovación y la creatividad de las mujeres que ayudan a moldear las economías de sus países.

Durante tres días, 30 ministras, 45 directoras ejecutivas y centenares de directivas de empresas de cuatro continentes se han confrontado en una cumbre conocida como el Davos de las mujeres por su importancia. Las conclusiones que han surgido del simposio son devastadoras: las mujeres tan solo ocupan el 6,4% de los consejos de administración de las 100 mayores empresas de América Latina.

Estos datos, procedentes de un estudio de la Corporación Internacional de Mujeres Directivas, muestran al mismo tiempo que la representación femenina en los gobiernos de las empresas ha aumentado sensiblemente desde 2005, cuando las mujeres ocupaban el 5,1 % de los altos cargos. “En Brasil, por ejemplo, el 45% de las pequeñas empresas han sido fundadas por mujeres. El país está empezando a ver a las mujeres como una masa crítica en la economía brasileña. El poder económico de las mujeres está creciendo, pero todavía no en la altas esferas”, señala Irene Natividad, presidenta de la cumbre, con sede en Washington.

Irene Natividad es considerada una de las mujeres más influyentes de Estados Unidos. Originaria de Filipinas, lidera la comunidad asiática de EEUU y acumula en su currículum numerosas menciones de honor, como ser una de las 100 mujeres más poderosas de Estados Unidos y una de las 74 que han cambiado la política norteamericana. Es ella quien elige a las participantes de este foro internacional.

Irene Natividad, presidenta de la Cumbre; el ministro de Hacienda de Brasil, Joaquim Levy; y Denise Pauli Pavarina, directora ejecutiva del Banco Bradesco (Efe).Irene Natividad, presidenta de la Cumbre; el ministro de Hacienda de Brasil, Joaquim Levy; y Denise Pauli Pavarina, directora ejecutiva del Banco Bradesco (Efe).

La pregunta es: ¿quiénes son las protagonistas más destacadas del Davos de las mujeres? ¿Cuáles de ellas mandan realmente? Casi ninguna de las invitadas a este foro aparece en las listas de las 50 o 100 mujeres más poderosas del mundo que de forma cíclica redactan publicaciones como Forbes o Fortune. Sin embargo, y a pesar de ser perfectas desconocidas para la mayoría de los comunes mortales, ostentan cierto poder en sus países.

El Confidencial ha elaborado una lista de las diez mujeres más influyentes de esta cumbre. Entre ellas, hay cuatro españolas.

Paula Santilli, PepsiCo México

Es la CEO de un negocio que controla el 60% del mercado en su país. Trabaja en PepsiCo desde 2001, cuando esta empresa adquirió The Quaker Oats Company. Una parte de su labor consiste en reconocer y adaptarse a los cambios en el comportamiento del consumidor y mantener una competitiva campaña de marketing en México, uno de los países americanos más golpeados por la crisis económica mundial. En 2014, Expansión le otorgó la 20º posición en el ranking de las mujeres más poderosas de México.

Muriel Penicaud, Business France

Licenciada en Historia, Ciencia de la Educación y Psicología Clínica, Muriel tiene una larga trayectoria como directiva en empresas como Danone y Orange y como técnica par el Gobierno francés, concretamente en el Ministerio del Trabajo. “Una mujer que alcanza la cumbre es más propensa a ayudar a otras mujeres y a darles soporte, porque su éxito puede animarlas a luchar por su posición y a recuperar su autoestima”, asegura Penicaud.

Muriel Penicaud junto al presidente Hollande durante el último Foro de Davos (Reuters).Muriel Penicaud junto al presidente Hollande durante el último Foro de Davos (Reuters).

Alessandra Ginante, Avon

Hija de un militar y de una ama de casa, siempre fue la primera de su clase y ganó becas y ayudas a los estudios. Comenzó su carrera en Philips, donde en 2012 fue nombrada mejor profesional del año. Realiza un trabajo comprometido contra la violencia sobre la mujer desde Avon, una empresa que ha lanzado la campaña ‘Habla sin miedo’, para impulsar a las mujeres brasileñas a denunciar cualquier agresión física o psicológica.

En las entrevistas, Ginante suele citar otro tipo de violencia más sutil e invisible: la violencia corporativa, que limita el acceso y el ascenso de las mujeres en el mundo empresarial. “Una de las decisiones más difíciles para las mujeres es el momento de ser madres. Ellas saben que no van a poder conciliar fácilmente el trabajo y la maternidad, y obligarlas a esta elección es una violencia”, señala. “Otros violencia es contra de la mujer soltera. No se considera legítimo que una mujer que no tiene marido o niños no quiera quedarse hasta tarde en el trabajo. Al fin y al cabo, su tiempo libre es considerado una ventaja para la empresa”, agrega Ginante.

Gabriela Hernández Cardoso, General Electric

Licenciada en Derecho, ha sido profesora universitaria y ha trabajado para Motorola y Dicex. A la cabeza de General Electric México desde 2010, no le gusta hablar del trabajo desde un punto de vista femenino. Prefiere ser considerada una ejecutiva con capacidad de trabajo. Es una profesional que cree en la importancia de reinventarse continuamente. Sus apuestas principales son innovación y calidad.

H.E. Nguyen Thi Doan, vicepresidenta de Vietnam

Educadora, abogada y política, antes de ser nombrada, en 2007 ocupaba el cargo de rectora de la Universidad de Hanói. Doctorada en Economía, trabaja activamente en temas relacionados con el empoderamiento de las mujeres y la igualdad de oportunidades para grupos sociales desfavorecidos, incluidos los veteranos de guerra.

H.E. Nguyen Thi Doan, vicepresidenta de Vietnam (Reuters).H.E. Nguyen Thi Doan, vicepresidenta de Vietnam (Reuters).

Lorrana Scarpioni, fundadora y CEO de Bliive

La llaman “la mujer que gana dinero con el tiempo libre”. Licenciada en Derecho y Relaciones Públicas, en 2012 fundó Bliive, un banco del tiempo que cuenta con más de 16.000 usuarios en 55 países. Hoy es considerada una de las 10 jóvenes más innovadoras de Brasil. Cuando tenía tan solo 23 años, la revista de innovación del MIT (Massachusetts Institute of Technology) se fijó en su proyecto. Su motivación, asegura Scarpioni, es usar la dinámica de la economía colaborativa para enriquecer la vida de las personas.

Isabel Tocino, Banco Santander

La exministra de Medio Ambiente tiene un amplio currículum en empresas como Enagás y Ence Energía y Celulosa. También es profesora en la Universidad Complutense de Madrid. Fue Presidenta de Siebel Systems para España y Portugal, y consejera de Administración de Banif. En sus intervenciones públicas, subraya la necesidad de un liderazgo “transformador, humanista y de valores que solo puede venir de la mano de la mujer”.

Integrantes de la delegación española a la Cumbre Mundial de las Mujeres celebrada en Sao Paulo (Efe).Integrantes de la delegación española a la Cumbre Mundial de las Mujeres celebrada en Sao Paulo (Efe).

Rosa María García, CEO de Siemens España

Ex vicepresidenta de Microsoft Western Europe, está considerada una trabajadora tenaz y con carácter. Cuando era directora de soporte técnico de Microsoft, allá en 1995, no dudó en recurrir a Steve Ballmer, actual CEO y presidente de la compañía fundada por Bill Gates, para quejarse de la respuesta recibida desde Redmond (EEUU) a un problema con la versión española de un producto. Alegó que en la sede de Microsoft hacían falta empleados de otras nacionalidades. Ballmer le preguntó si estaría dispuesta a trabajar en Redmond. Y ella, ni corta ni perezosa, se marchó a Estados Unidos, hasta que regresó a su Madrid natal, en 2002, ya como presidenta de Microsoft Ibérica. Desde 2011 es consejera delegada de Siemens.

Laura González Molero, Bayer

Gallega de origen y dirigente veterana de la industria farmacéutica, con 30 años ya era directora general y con 42, presidenta y consejera delegada de Merck España. Como presidenta para toda Latinoamérica de la División de Salud de Bayer, es una de las pocas mujeres de máximo nivel directivo de la industria farmacéutica en la región de habla hispana.

Regina Llopis, CEO del Grupo AIA

Doctora en matemáticas por la Universidad de Berkeley, es cofundadora junto a su marido, el físico Antoni Trias-Bonet, de Aplicaciones en Informática Avanzada, (AIA), una empresa especializada en inteligencia artificial con foco en la energía, la sanidad y las finanzas. Juntos, en la década de 1990 desarrollaron una tecnología para resolver el problema de los apagones, hoy ampliamente utilizada en EEUU. Llopis se instaló e Barcelona por causa de su hijo mayor, Álvaro, que padece una lesión cerebral, en busca de la mejor opción de escolaridad especializada. Hace unos años consiguió una alianza estratégica con Battelle, una de las mayores empresas de ingeniería de Estados Unidos, con más de 6.000 millones de dólares de facturación. Juntas, las dos empresas han patentado un sistema de cálculo que permite ahorrar en la distribución de la energía eléctrica, además de perfeccionar la tecnología anti-apagón.

Fuente: ElConfidencial.com

Palabras relacionadas: