Nadie quiere dejar la UE excepto Reino Unido: cada día hay más partidarios de la ruptura

15.01.2016 – 13:19 H. Nadie quiere dejar la Unión Europea… excepto los británicos. De celebrarse hoy un referéndum sobre la permanencia en la UE, ...

15.01.201613:19 H.

Nadie quiere dejar la Unión Europea… excepto los británicos. De celebrarse hoy un referéndum sobre la permanencia en la UE, todos los países europeos se decantarían por el “sí” excepto el Reino Unido, donde los partidarios de abandonar el bloque comunitario superan ya en ocho puntos a quienes abogan por la continuidad. Una encuesta de DYM realizada en 15 países de Europa Occidental sobre la pertenencia a la UE y la preferencia hacia Europa revela un panorama negativo en cuanto a la evolución del sentimiento europeista, que ha caído entre el 38% de los británicos.

El estudio coincide con un recrudecimeinto de la ofensiva antieruopea emprendida por el Gobierno de David Cameron, quien ha convertido el referéndum de permanencia en su gran prioridad para esta legislatura y exige reformas para evitar la salida. Ha sido nada menos que el líder de la Cámara de los Comunes, Chris Grayling, miembro del Gobierno, quien en un artículo publicado en ‘The Daily Telegraph’ manifiesta sus reticencias sobre la UE y se muestra contrario a una mayor integración europea, de la que opina que es un camino que el Reino Unido “no debería seguir”. Grayling considera que la permanencia en la Unión en los términos actuales sería “desastroso” para el país.

El líder de los Comunes es el primer miembro del Gobierno británico que da a entender que está dispuesto a apoyar la salida del Reino Unido de la UE en el referéndum europeo después de que el ‘premier’ aceptase la semana pasada dar libertad a sus ministros sobre cómo harán campaña para la consulta. En un Estado donde el sentimiento euroescéptico es cada vez mayor -y donde el UKIP de Nigel Farage se ha convertido en un rival a tener en cuenta- Cameron ha prometido celebrar un plebiscito sobre la permanencia o salida del bloque comunitario antes de finales de 2017, pero asegura que antes intentará que la Unión emprenda reformas, especialmente en materia de inmigración, mercado único, integración europea y competitividad. Según el premier, Londres debe quedar eximido de una mayor integración y se debe restringir el acceso a las ayudas estatales de comunitarios, que deberán trabajar y pagar impuestos durante cuatro años antes de recibirlas.

“Londres debe detener la inmigración”

En su artículo, Grayling señala que “ha llegado el momento” de votar otra vez sobre el futuro del Reino Unido en Europa. “Pero también creo firmemente que es correcto que David Cameron busque nuevos términos sobre nuestra participación (en la UE) antes de la votación”, subraya el político ‘tory’. “Soy alguien que cree que quedarse en la UE en los términos actuales, sin cambios, sería desastroso para el Reino Unido. Es por ello que siempre he creído que es imperativo que se haga esta renegociación y se consiga el mayor cambio posible”, añade. Según Grayling, el Reino Unido no puede aceptar una continua inmigración de Europa sin poder “disminuirla o detenerla”.

Por otra parte, la encuesta de Dym muestra que los europeos cada vez se sienten más ‘alejados’ de Europa. El descenso del sentimiento europeísta es un fenómeno generalizado en la mayoría de los páises, pero tiene su máxima expresión en Grecia, donde el 61% de la población expresa un mayor alejamiento que hace 12 meses. Uno de cada cuatro europeos (el 28%) se sentía más apartado de Europa durante 2015. Dinamarca, Rumanía y Finlandia son los únicos países donde se incrementó el sentimiento europeo el año pasado, mientras que en España los porcentajes se mantuvieron estables dentro de un ligero alejamiento (-4%).

La sombra de Cameron bajo una bandera del Reino Unido durante un mitin en Birmingham (Reuters).La sombra de Cameron bajo una bandera del Reino Unido durante un mitin en Birmingham (Reuters).

Juncker: habrá solución en febrero

Mientras, el presidente de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker, aseguró hoy que cree que la UE logrará el próximo febrero una solución a las reclamaciones británicas para permanecer en los Veintiocho. Juncker pasó revista en una rueda de prensa a los principales problemas que afronta la UE, y mencionó entre ellos “la cuestión del Reino Unido“, un asunto que, reconoció, plantea “muchos asuntos difíciles”.

“Yo creo que tendremos un acuerdo. No un compromiso débil, sino una solución en el mes de febrero“, dijo el presidente de la CE, que admitió no obstante que “habrá que trabajar duro”. “Las cuestiones que pone sobre la mesa (Cameron) son todas difíciles”, dijo Juncker, que mencionó en primer lugar “la cuestión del sistema social”, pero también la revisión de la protección que otorga el mercado único a los países que no utilizan el euro, o el papel que Londres quiere dar a los parlamentos nacionales.

Indicó que su convencimiento de que se pueda resolver ese asunto en la cumbre europea de febrero se basa en su “conocimiento” del asunto. Precisó que las negociaciones han llegado a un “momento delicado” y que corresponde ahora a los Estados miembros avanzar en ese ámbito, ya que el trabajo de la CE se limita al de un “facilitador”, que emite sugerencias e ideas que después se transmiten a los directamente responsables de negociar.

Fuente: ElConfidencial.com