Netanyahu compara a Irán con la Alemania Nazi durante un acto sobre el Holocausto

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, ha comparado este miércoles a Irán con la Alemania Nazi durante un acto en conmemoración del Holocausto ...

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, ha comparado este miércoles a Irán con la Alemania Nazi durante un acto en conmemoración del Holocausto en la localidad de Jerusalén. “Irán busca gobernar la región y destruir al Estado judío igual que hace 70 años (hizo la Alemania Nazi) tras el Holocausto“, ha valorado, antes de manifestar que Israel “preservará su derecho y capacidad de defenderse”.

Netanyahu, que ha comparado las concesiones occidentales a los nazis en los años treinta con el acuerdo alcanzado entre el Grupo 5+1 e Irán sobre su programa nuclear, ha recalcado que “Israel no tendrá miedo aunque se quede solo frente a Irán”. “¿Ha aprendido el mundo algo de la incomprensible y universal tragedia que sufrieron los judíos el siglo pasado? Me gustaría poder decir que la respuesta es sí”, ha agregado.

“Apaciguar a los regimenes tiránicos sólo incrementará su agresión y es una postura que podría arrastrar al mundo a guerras largas. El mal acuerdo con Irán señala que las lecciones del Holocausto no han sido aprendidas”, ha valorado. En este sentido, Netanyahu ha puntualizado que “sus promesas sobre el ‘Nunca más’ no tienen significado si no se actúa de forma acorde”, según ha informado el diario israelí Haaretz.

Hasán Rouhaní, presidente iraní. (Efe)Hasán Rouhaní, presidente iraní. (Efe)

Así, ha acusado al Gobierno iraní de “reprimir a su gente” y de “ahogar en sangre a gente inocente en Yemen, Siria, Líbano, la Franja de Gaza y los Altos del Golán”. “Los nazis buscaron aplastar la civilización y lograr un mandato basado en la raza mientras destruían al pueblo judío. De la misma forma, Irán busca dominar la región y expandirse desde ahí con la intención declarada de destruir el Estado judío”, ha dicho.

Netanyahu ha asegurado además que Teherán tiene un plan de acción basado en dos fases, la primera de las cuales sería lograr un programa de armamento nuclear, mientras que la segunda sería “usar el terrorismo para hacerse con grandes partes de Oriente Próximo para imponer una revolución similar a la de Jomeini”. “La determinación que surgió de las sangrientas lecciones de hace setenta años ha desaparecido y ha sido reemplazada por la oscuridad. El mundo civilizado ha caído en coma y se encuentra en una cama de ilusiones”, ha remachado.

Fuente: ElConfidencial.com