“No estoy aquí para un homenaje, sino para intentar llevar al Bayern a la final”

Pep Guardiola apareció en la sala de prensa del Camp Nou y oteó el horizonte, quizás repasando a los periodistas presentes o quizás intentando ordenar los ...

Pep Guardiola apareció en la sala de prensa del Camp Nou y oteó el horizonte, quizás repasando a los periodistas presentes o quizás intentando ordenar los recuerdos que se agolpaban en su mente. El catalán volvía a la que fue su casa durante 30 años -un dato que recalcó- y en la que logró algo que, hasta el momento, nadie ha emulado. El actual técnico del Bayern de Múnich recordó que no está en Barcelona “para un homenaje sino para intentar meter al Bayern en la final, mi trabajo”. Aclarado el objetivo, reconoció que después de “cuatro años aquí sentado, es inevitable recordar cosas. No sé los años que voy a entrenar pero sé que podía suceder. Ha pasado y si se repite será normal”.

El entrenador del Bayern reconoció que es “fantástico haber regresado aquí, es muy especial y tengo muchos recuerdos. He pasado muchos años en esta casa, pero soy el entrenador del Bayern. He venido aquí a jugar un partido, es mi trabajo y debo dar lo mejor de mí mismo. Estamos en las semifinales de la Champions, creo que son los mejores equipos de Europa y evidentemente no será fácil pero tampoco lo fue contra el Oporto. Estoy contento de estar aquí y de jugar esta semifinal. A ver si podemos llegar a la final de Berlín”. Y para conseguir dicha misión, Guardiola tiene claro que el Bayern no se puede marchar del Camp Nou sin haber batido la portería de su rival: “Será casi imposible llegar a la final sin marcar un gol aquí”.

Pep Guardiola ante los medios (Efe).Pep Guardiola ante los medios (Efe).

¿Qué pasará si lo consigue? Pep afirmó que no sabe cuál será su reacción y que ésta nada tendrá que ver con el respeto que profesa a su exequipo: “No sé qué haré, pero mi respeto al Barça no depende de la forma de celebrar un tanto. Yo quiero ganar; el Barcelona lo ha sido todo para mí, pero estoy aquí para ganar”. Además, sobre el recibimiento del Camp Nou mostró no tener dudas: “Será bueno aunque lo que quiero es que su afición anime al Barça y la nuestra, al Bayern”.

En varias ocasiones, Guardiola insistió en las cualidades de sus rivales: “Es difícil parar al talento y sus jugadores se conocen bien. Ya saben que opinión tengo sobre este equipo y este club”. Cuestionado por la manera de parar a Leo Messi, Pep fue claro y contundente: “Si está como yo creo, no le paras si te dedicas sólo a defender, es demasiado bueno. Es imposible, lo que hay que hacer es limitarle”. Obviamente, apareció la palabra posesión en la sala de prensa: “Nadie se la ha quitado al Barça. Nosotros la ganamos en Alemania, pero este miércoles será más complicado. No puedo mandar un mensaje diferente al de los últimos años. Haremos lo que el entrenador quiera que hagamos. Y luego veremos dónde está el Barça y quién estará en Berlín”. Finalmente recordó que nunca se ha quejado de las bajas que ahogan al Bayern: “Si lo hubiéramos hecho, no seríamos campeones de Liga cuatro jornadas antes de acabar ni estaríamos aquí. El que gane lo habrá merecido”.

Fuente: ElConfidencial – Deportes