Nuevo desafío de Corea del Norte con un posible ensayo de misiles y una prueba nuclear

07.02.2016 – 10:50 H. – Actualizado: 31 M. El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, ha tildado de “profundamente lamentable” el ...

07.02.201610:50 H. – Actualizado: 31 M.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, ha tildado de “profundamente lamentable” el lanzamiento por Corea del Norte de un cohete mediante “tecnología de misiles balísticos”, por violar las relaciones del Consejo de Seguridad. El lanzamiento ocurre un mes después de que Corea anunciase un ensayo con una bomba nuclear de hidrógeno, la conocida como ‘bomba H’. Podría, además, estar preparando otra prueba nuclear, según ha señalado el Servicio de Inteligencia de Corea del Sur (NIS).

El Gobierno norcoreano había anunciado previamente el lanzamiento de un cohete de largo alcance y la puesta en órbita un satélite espacial, una acción considerada por la comunidad internacional un ensayo encubierto de misiles. Si bien oficialmente se trata de un cohete, la comunidad internacional se muestra convencida de que lo que ha disparado Corea del Norte es un misil de largo alcance, lo que supone una violación de las sanciones que prohíben al régimen de Pyongyang los ensayos con proyectiles de larga distancia.

Ban ha reiterado en un comunicado divulgado por la ONU su llamamiento a Corea del Norte para que detenga “sus acciones provocadoras” y vuelva al cumplimiento de sus obligaciones internacionales. El secretario general de la ONU reafirma su compromiso de trabajar con todas las partes en la reducción de las tensiones y lograr la desnuclearización verificable de la península de Corea.

Piden una respuesta “severa” de la ONU

Según Pyongyang, el cohete de largo alcance lanzado llevó el satélite Kwangmyongsong-4 (Estrella Brillante-4), que porta “aparatos de medición y de telecomunicaciones necesarios para la observación de la tierra”, según informó la televisión norcoreana. En el comunicado leído por la televisión se reivindica el “legítimo derecho” de Corea del Norte a “utilizar el espacio con fines pacíficos e independientes”, en respuesta a las protestas de Corea del Sur y Estados Unidos, que consideran el lanzamiento un ensayo encubierto de misiles que viola varias resoluciones impuestas por la ONU al país comunista.

Muchos otros países han condenado el lanzamiento, pidiendo, en el caso de Francia, una respuesta “rápida y severa” de la ONU. Un comunicado remitido por el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación español apunta en el mismo sentido: los hechos suponen una “abierta violación de un gran número de resoluciones del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas que le prohíben [a Corea] el uso de tecnología balística”, sentencia. Para España “este lanzamiento es una seria amenaza a la paz y a la seguridad internacionales y compromete gravemente la estabilidad en la península coreana y en toda la región”.

Fuente: ElConfidencial.com