Nuevo reparto de cartas: Corbyn resiste el envite mientras May prepara su gabinete

publicado por
ElConfidencial Noticias avatar photo
hace karma
0

Once de la mañana en el número 10 de Downing Street. En medio de las decenas de periodistas que aguardan la celebración del último consejo de ministros presidido por el todavía ‘premier’, David Cameron, una furgoneta azul emerge para empezar la mudanza. Es el final de una época en Reino Unido. Mañana Cameron, que será recordado como el primer ministro que sacó a los británicos de la Unión Europea, presentará su dimisión a la reina Isabel II y será entonces el turno de Theresa May, la hasta ahora titular de Interior, para formar un Gobierno que materialice la separación de Bruselas.

La victoria del Brexit ha dado lugar a un nuevo reparto de cartas en la política británica que ha resquebrajado el liderazgo de los dos principales partidos, conservadores y laboristas. Si bien los primeros empiezan a levantar cabeza con el nombramiento ayer de May como líder tory tras la retirada de su única rival, la secretaria de Estado de Energía Andrea Leadsom, los segundos están en plena batalla interna después de que la diputada Angela Eagle le haya disputado el liderazgo a Jeremy Corbyn.  

El líder laborista ha ganado hoy una batalla dentro de la guerra interna que libra con parte de sus correligionarios desde la victoria del Brexit. El Comité Nacional Ejecutivo del Partido Laborista ha decidido, en votación secreta y tras una reunión de seis horas, permitir que el líder izquierdista pueda presentarse automáticamente a la reelección contra Eagle y puede que otros candidatos sin tener que recabar apoyos entre el grupo parlamentario, una tarea que le habría resultado complicada puesto que la mayoría de diputados reclaman su dimisión.

El ambiente no puede estar más caldeado dentro de la principal fuerza de oposición, que acusa en parte a Corbyn de no haber respaldado con suficiente contundencia la campaña por la permanencia en la UE. Tras el referéndum, gran parte del equipo de Corbyn dimitió y él perdió una moción de confianza que lo ha dejado muy debilitado entre el grupo parlamentario, aunque no entre las bases. Si en septiembre los militantes lo eligieron con un abrumador 60%, desde el referéndum se han multiplicado las afiliaciones de cara a la nueva votación. Un apoyo al que el líder laborista se ha aferrado para justificar su continuación al frente del partido.

“Estoy seguro de que los diputados laboristas entenderán que el partido tiene que estar unido. Fui elegido hace diez meses con un amplio mandato”, ha dicho Corbyn a los medios tras conocerse su nominación, y ha aprovechado para tender la mano a “cualquier persona que tenga cualquier desacuerdo”.

Theresa May frente al número 10 de Downing Street, la residencia del primer ministro que ocupará a partir de mañana (Reuters)Theresa May frente al número 10 de Downing Street, la residencia del primer ministro que ocupará a partir de mañana (Reuters)

Baile de nombres para el Gobierno May

Del otro lado de la bancada, el relevo en el partido conservador se inició hoy con la despedida de Cameron durante su última reunión de gabinete en la que su equipo le ha agradecido el trabajo hecho durante los últimos seis años. Cameron, según ha declarado su portavoz, ha recordado algunos de los logros alcanzados por su Gobierno y ha asegurado que May es la persona adecuada para dirigir el país en los tiempos difíciles que se avecinan. En palabras del secretario de Cultura, John Whittingdale, ha sido un “emotivo” encuentro en que la propia May y el ministro de Economía, George Osborne, han protagonizado el tributo a su jefe. 

May será designada primera ministra mañana cuando reciba de la reina el encargo de formar su propio Ejecutivo, una vez que Cameron haya presentado en el palacio de Buckingham su renuncia oficial tras atender su última cita en el cargo, la sesión de preguntas al primer ministro que se celebrará en la Cámara de los Comunes.

Las quinielas ya han empezado para adivinar de quién se rodeará May, quien tiene dos retos por delante: tratar de unir una formación profundamente dividida tras la campaña del Brexit y lograr un acuerdo con la UE que garantice buenas perspectivas a la economía británica. Y es que pese a que May defendió, con bajo perfil y por lealtad a Cameron, la permanencia en la UE, ha recalcado que llevará a cabo la voluntad de la mayoría social.

Lo más probable es que la líder conservadora forme un gabinete que busque el equilibrio entre los defensores y los detractores de la ruptura con el bloque común. Según varios medios, el ministro de Exteriores, Philip Hammond, muy cercano a May, podría ser el próximo titular de Economía en sustitución de Osborne, quien podría convertirse en la nueva cabeza del Foreign Office. Otro puesto clave, probablemente la cartera de Interior, podría ser para el diputado Chris Grayling, jefe de la campaña de May por el liderato. Se especula también con que podría reservar cargos de importancia para Leadsom así como para el exalcalde de Londres Boris Johnson y su compañero de gabinete, el ministro de Justicia, Michael Gove, con el que también compitió por el liderazgo tory.

Fuente: ElConfidencial.com