Obama cancela de madrugada su viaje a Sevilla y volverá el domingo a EEUU

08.07.2016 – 23:59 H. – Actualizado: 2 H. El presidente de los Estados Unidos finalmente canceló gran parte de su agenda prevista para España tras la ...

08.07.201623:59 H. – Actualizado: 2 H.

El presidente de los Estados Unidos finalmente canceló gran parte de su agenda prevista para España tras la matanza de cinco policías estadounidenses en Dallas. El comunicado de la Casa Blanca llegó en la madrugada del viernes al sábado y tanto el Gobierno español como la Zarzuela comunicaron la noticia en plena noche. Durante la jornada de ayer Barack Obama, durante su estancia en Polonia, condenó la tragedia y reiteró su intención de mantener todos los actos previstos en Sevilla, Rota y Madrid -por ese orden-. Sin embargo, la agenda fue modificada horas más tarde y el presidente de la primera potencia mundial volverá a EEUU el domingo tras visitar a tropas estadounidenses y españolas en la base naval de Rota.

Obama anuló su visita a Sevilla donde estaba previsto que aterrizara el Air Force One la noche del sábado en el aeropuerto de San Pablo para el domingo recorrer parte del centro histórico acompañado de Felipe VI, pasando por la catedral y los Reales Alcázares. La capital andaluza se encuentra blindada desde hace días tras un intenso mes de trabajo en materia de seguridad preparando el evento. Sólo el Ayuntamiento dirigido por el socialista Juan Espadas puso a disposición 500 agentes de la policía municipal para el dispositivo. El presidente estadounidense llegará el sábado en Madrid, donde espera mantener varias reuniones políticas, aunque de momento sólo está confirmado, según el comunicado oficial de la Casa Blanca, un encuentro con Mariano Rajoy.

La Casa Real explicó a este diario la pasada noche que “en las próximas horas se podrían ir cerrando otras citas”, como la que podría mantener con el Rey Felipe VI el sábado o el domingo por la mañana, momento hasta el que Obama permanecerá en la capital española. La visita a Rota el domingo contemplada en el plan inicial se mantendrá. En la base naval andaluza el presidente de EEUU hará previsiblemente un discurso público tras ver de primera mano cómo viven los norteamericanos desplazados.

El Rey Felipe fue recibido por el presidente de EEUU, Barack Obama (d), a su llegada a la Casa Blanca el pasado mes de septiembre. (EFE)El Rey Felipe fue recibido por el presidente de EEUU, Barack Obama (d), a su llegada a la Casa Blanca el pasado mes de septiembre. (EFE)

Según la nueva agenda, tras finalizar la visita a Rota, Obama partirá hacia Estados Unidos. Lo hará un día antes de lo que estaba previsto. El que estaba llamado a ser el ‘plato fuerte’ del viaje se anula por completo. El lunes, tras pasar la noche en la Embajada de EEUU situada en la calle Serrano de Madrid, Obama se iba a desplazar hasta el Palacio de la Moncloa para mantener una conversación con Rajoy. A las doce y media los Reyes le recibirían en el Palacio Real para compartir un almuerzo de gala con más de cien invitados entre los que estaban citadas personalidades del mundo político, empresarial y cultural más influyentes del país.

Por último, el presidente de EEUU tenía cerradas audiencias bilaterales con los otros tres líderes políticos nacionales y candidatos a la presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez, Pablo Iglesias y Albert Rivera, en los Teatros del Canal. Precisamente el jueves por la noche Ben Rhodes, asesor adjunto de seguridad de Obama, confirmaba en rueda de prensa el interés de su presidente en mantener encuentros con los distintos dirigentes españoles “teniendo en cuenta el momento político tan crítico que vivía el país” tras seis meses con un Ejecutivo en funciones.

La visita del inquilino de la Casa Blanca se gestó en el mes de septiembre del año pasado, cuando don Felipe y doña Letizia viajaron al otro lado del charco acompañados de una amplia comitiva de empresarios en plena campaña de las elecciones catalanas. El Rey insistió a Obama en que acudiera a España antes de que su mandato acabara y, finalmente, llega ‘in extremis’ por culpa de la situación política. Sin embargo, la terrible matanza en la ciudad de Dallas en la noche del jueves, truncó el tour europeo del presidente Obama.  “Me siento horrorizado. Se hará justicia”, aseguró tras conocer la noticia el viernes por la mañana. “Este ha sido un ataque atroz, calculado y despreciable contra agentes de seguridad”, insistía en la ciudad de Varsovia, acompañado de los presidentes del Consejo Europeo, Donald Tusk, y la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker. Obama volará a Washington desde la base de Rota y ya ha confirmado que en los próximos días acudirá a Dallas junto al alcalde Mike Rawlings.

Barack Obama en la reunión de la OTAN en Varsovia este viernes. (Reuters)Barack Obama en la reunión de la OTAN en Varsovia este viernes. (Reuters)

Madrid y Sevilla, blindadas para el presidente

A los 600 agentes vinculados a instituciones como el Servicio Secreto, la CIA y el FBI que se traerá consigo el presidente norteamericano, el Ministerio del Interior español preparó un dispositivo similar al que puso en marcha cuando tuvo lugar la proclamación de Felipe VI el 19 de junio de 2014, una prueba de fuego para la Policía Nacional, la Guardia Civil y el Centro Nacional de Inteligencia que provocó que el Gobierno entregara un conjunto de medallas al mérito a los responsables del operativo, que discurrió con éxito notable.

En esta ocasión, el “amplio” dispositivo de seguridad -como lo califican las fuentes policiales consultadas- planteado por España, además de estar a la altura del planificado por Interior hace dos años, es “suficiente” para dar cobertura “de sobra” a todo el recorrido que realizará Obama en los tres días que permanecerá en Andalucía y Madrid.

Además, el Grupo Especial de Operaciones (GEO) dispondrá de francotiradores en los tejados y centenares de efectivos de seguridad ciudadana de la Policía Nacional permanecerán movilizados para controlar las calles antes, durante y después del paso de Obama durante su trayecto por Sevilla y Madrid.

Fuente: ElConfidencial.com