Obama se pronuncia sobre Turquía… y desata una cadena de reacciones

15.07.2016 – 23:59 H. – Actualizado: 1 H. El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha roto el silencio que durante las primeras horas han ...

15.07.201623:59 H. – Actualizado: 1 H.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha roto el silencio que durante las primeras horas han mantenido los líderes mundiales ante el intento de golpe de Estado en Turquía y ha manifestado que “todos los partidos de Turquía deben apoyar al Gobierno democráticamente elegido”. Sólo la alta representante de la Unión Europea (UE) para la Política Exterior, Federica Mogherini, se había adelantado con un breve y tibio mensaje de apoyo en Twitter a “las instituciones democráticas”.

La confirmación del alzamiento la hacía el primer ministro de Turquía, Binall Ylldirim, pasada la primera hora de movilizaciones, hacia las 22:30 hora local. Pero no fue hasta la madrugada que Obama abría la ráfaga de reacciones a lo que estaba sucediendo en el país euroasiático.

El Confidencial

El gobierno ha pedido que la población tome las calles, “salte sobre los tanques y dé una lección a los traidores”. Miles de turcos han respondido a la llamada y protestan en zonas céntricas y aeropuertos

A raíz de esta primera manifestación que llamaba a la moderación desde Washington, tomó la palabra el Gobierno alemán. “Debe respetarse el orden democrático en Turquía. Hay que hacer cuanto sea preciso para proteger las vidas humanas”, apuntó el portavoz del Gobierno, Steffen Seibert, a través de su cuenta en la red social.

En una intervención en el programa ‘La Noche’ del canal 24h de RTVE, el ministro en funciones de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo, dio por fracasado el golpe de Estado, a pesar de considerar que “las noticias todavía” eran “confusas”. “El Gobierno legítimamente elegido está tomando el control de la situación, lo que no se tienen son noticias del presidente pero no se tiene en conocimiento que haya algo anormal”, ha añadido. Por lo demás, ha reportado normalidad entre la colonia española. El ministro enarbolaba así la postura del Gobierno, sin que el presidente en funciones, Mariano Rajoy, reaccionara en su cuenta de Twitter.

También la OTAN se sumó al mismo mensaje. El secretario general del organismo, Jens Stoltenberg, pidió “calma y moderación” y “total respeto” a las instituciones democráticas y a la Carta Magna turca. “Turquía es un valioso aliado de la OTAN”, ha señalado en un comunicado.

Los líderes españoles, también contra el golpe

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, fue el primero en manifestarse a favor de la demostración de la voluntad popular solo en las urnas.

Por su parte, el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, defendía también “las normas e instituciones democráticas”. 

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, llamaba asimismo al rápido restablecimiento del orden democrático en Turquía. 

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, ha sido el último líder político en pronunciarse públicamente sobre el frustrado golpe de Estado.

Poco después, el subsecretario de Prensa del Servicio de Inteligencia de Turquía (MIT), Nuh Yilmaz, daba por fracasada la intentona golpista. “En algunas bolsas hay aún pequeños enfrentamientos. El golpe está siendo rechazado pero hay algunos (rebeldes) que resisten. A partir del sábado los responsables del intento serán juzgados por traidores”, afirmaba a los medios.

Fuente: ElConfidencial.com