Olviden el Mundial de Brasil, esta Selección no tiene nada que ver con aquella

15.06.2016 – 05:00 H. El fútbol es un estado de ánimo, dijo una vez Jorge Valdano. Es una idea que, pese a ser básica, define muy bien muchos aspectos de ...
publicado por
ElConfidencial Noticias avatar photo
hace karma
0

15.06.201605:00 H.

El fútbol es un estado de ánimo, dijo una vez Jorge Valdano. Es una idea que, pese a ser básica, define muy bien muchos aspectos de la vida de lo que rodea al futbolista. Una victoria, dependiendo de cómo se produzca, puede suponer un gran aliento o una decepción. España ganó 1-0 a Chequia, un resultado escueto, pobre, pero ese partido dejó un poso profundamente agradable en la opinión pública. Tratando de analizar esa sensación, El Confidencial habló con ocho periodistas que conocen bien a la Selección, que han viajado con ella y que saben si esto es un espejismo o una realidad. Y, lo más importante, si este equipo ya ha olvidado lo de Brasil, si es pasado o sigue presente. Y la respuesta de todos es clara: 2014 es ya solo un mal recuerdo. 

[Motivos para confiar en esta Selección]

Ricardo Sierra (Movistar+)

No tiene nada que ver con el Mundial de Brasil, las sensaciones eran distintas, sobre todo por el inicio, que fue tan malo que a partir de entonces se fue a remolque. No se puede comparar ni en cuanto a sensaciones, ni en cuanto a juego, es difícil en realidad comparar el juego de aquellos dos partidos [1-5 con Holanda y 0-2 con Chile] con nada más. También es diferente a las otras Eurocopas. La idea es la misma, pero la forma de llegar a esa idea no es exactamente igual. Se están tocando algunas piezas clave. Hay jugadores que no adoptan el rol de otros futbolistas que había antes, y se deben terminar de ensamblar. Hay muchos nuevos, además, y con características diferentes.

[Turquía entiende ahora la suplencia de Arda]

Pero las sensaciones son buenas, aunque esto es un presente muy riguroso. Igual que tras el partido contra Georgia las sensaciones eran malas, ahora son mejores. Al final, tenemos ese mal endémico que ha tenido siempre la Selección española, tanto con Aragonés como con Del Bosque, que es hacer gol. Le cuesta muchísimo. Sí, controla, domina de principio a fin, pero falta el gol. Si conseguimos llegar al gol, todo cambiará para mejor.

Piqué, en el momento de rematar a gol. (Reuters)Piqué, en el momento de rematar a gol. (Reuters)

Ladislao Moñino (‘El País’)

Hay ciertas similitudes en cuando a cómo se inició el Mundial de Sudáfrica, no en cuanto al resultado sino en cuanto al juego. Allí se vio a una España muy dominadora, y aunque Suiza la penalizó con un gol a la contra, estaba muy centrada en no encajar gol. Ayer, a pesar de estar siempre en campo contrario contra los checos, apenas concedieron contragolpes, eso es algo que tanto el seleccionador como los jugadores han mentalizado: la importancia de no encajar gol y no perder el primer partido.

[En Toulouse nadie pitó a Piqué, por fin]

La diferencia más importante con respecto a otras ediciones la marca la figura del ‘9’. Tanto Morata como Aduriz cambian mucho los matices del juego. Morata conlleva interpretar desmarques hacia los lados, jugar con algo más de espacios. Ante Chequia, intentó desmarques en corto, los espacios… Hay una manera de llegar al gol en la que el foco está más puesto en el punta de lo que estaba antes.

Manuel Bruña (‘Mundo Deportivo’)

Después del primer partido, la sensación me recuerda al Mundial de 2010, en el que se juega muy bien, pero en aquel caso se perdió y en este, se gana ‘in extremis’. Si hay gol, esta selección puede llegar muy lejos, pero, evidentemente, no se parece en nada al Mundial de 2014. En la segunda parte contra Holanda se vio muy claro que España iba de capa caída.

[Juanfran, convencido de hacer una gran Euro]

La plantilla me parece, como dicen ellos, compensada, pero falta gol. Se vio contra Chequia. Tienen muchas ocasiones, pero falta rematarlas. Se echa de menos a gente como Torres, como Villa, que marcaban muchos goles, a Xabi Alonso, que disparaba muy bien desde fuera del área, a Xavi, que ponía muy buenos balones… Ahora está Iniesta, pero antes estaban los dos. El único ‘pero’ de esta Selección es marcar, pero no es de ahora, sino de hace tiempo, sobre todo desde que dejó de venir Villa. El tándem Villa-Torres se complementaba muy bien, y esta Selección necesita encontrar otra pareja.

Manu Martín (ESPN)

En el Mundial pasado había ya mucha tensión incluso antes de empezar. Se notaba un ambiente mucho más frío. Ahora, más allá de lo que ellos digan, se nota que el grupo está más unido, junto. Hay más risas. Quizá también es el clima: en Curitiba pasamos mucho frío invernal, y estos días de calor que hemos tenido aquí han podido provocar que lo percibamos de distinta manera.

[Casillas cede el sitio a su pareja de mus]

Cada uno tenemos nuestras ideas a la hora de hacer una convocatoria, pero creo que Vicente ha hecho una convocatoria que le ofrezca alternativas, según sean los rivales o según vayan los partidos, poder introducir novedades dentro del sistema, jugadores de distintas características y que den variedad de opciones. El lunes se vio en la segunda parte, que cambia bastante. Incluso el día de Georgia, que entraron Iniesta y Silva. Es una plantilla equilibrada que tiene opciones según se pongan los partidos.

El ambiente es mejor que en Brasil. (EFE)El ambiente es mejor que en Brasil. (EFE)

Javier Gómez Matallanas (‘Diario As’)

A mí me recuerda a la época de la Selección en la que no ganábamos. Con esa incertidumbre de no saber qué podía pasar. Es muy positiva la victoria en el primer partido, porque antes solíamos sufrir a partir de ahí y no pasábamos de los malditos cuartos. Pero a su vez, esa victoria puede dar confianza para recuperar las sensaciones de 2008, 2010 y 2012. Estamos en ese momento de sustituir a los campeones, de los cuales aún quedan algunos, pero se está haciendo esa transición (dulce o no, como dice Del Bosque). No está Xavi, no está Villa, no está Torres, no está Alonso, no está Puyol… faltan muchos de los héroes, falta jerarquía.

No estoy definido, porque me da la sensación de que si España arranca, puede llegar lejos, porque se han jugado todos los partidos y la Selección ha sido la mejor. Nunca me ha gustado ir de adivino y apostar por un resultado, pero si se sigue creciendo en la competición, se puede llegar lejos. Todos nos tienen cogida la medida y quizá nos falta tener alternativas y un trabajo táctico mayor, pero con la calidad que se tiene, una acción individual de Iniesta puede romper un partido.

[Las mejores imágenes de la victoria de España]

José Sámano (‘El País’)

Las sensaciones en Curitiba eran las mismas que aquí, muy buenas. No hubo malas caras, mal ambiente, nada que hiciera pensar que iba a ocurrir lo que finalmente pasó. Ellos siguen contando que aquel gol de Van Persie antes del descanso les trastoca los planes y que, de repente, en el segundo tiempo, todo el tenderete se les viene abajo de forma inexplicable. Eran gente con mucha experiencia, y un 1-1 contra Holanda no era mal resultado, y sin embargo, todo se desmoronó. Pero las sensaciones eran muy buenas.

Sí creo que este equipo ha cambiado en lo futbolístico a mejor. A mí me gusta mucho más la solución Morata o Aduriz que la de Diego Costa. Se ha respetado el ‘tuétano’ de esta plantilla. La presencia de Nolito da una vivacidad y una frescura al equipo, que no fue tan retórico como pudo ser en la buena etapa, como contra Suiza en Sudáfrica, que se pensaba que con ganar la posesión, se ganaba el partido. No es así: hay que tener la posesión para ganar. El de Brasil llegó siendo incluso más retórico. Este equipo tiene muchas más variantes. Ante Chequia tuvieron una lectura inteligente del juego: pensé que buscarían pelotazos a Aduriz, y siguieron jugando por abajo. Creo que puede jugar como aquel equipo y tiene más variantes. Puede jugar por fuera con Nolito, Lucas o Pedro, con un ‘9’ asociativo parecido a Benzema como Morata, y luego tiene un gran rematador como Aduriz.

Enrique Ortego (‘Marca’)

Las sensaciones de este equipo cada vez las conocemos menos, porque cada vez están más aislados. No hay prácticamente contacto con ellos. Ahora incluso los entrenamientos son a puerta cerrada, cosa que nunca se había hecho. Antes, si veías dos o tres entrenamientos enteros, se podía ver el ánimo del equipo, pero ahora es casi imposible. Todo parece indicar que están bien. Además, las victorias unen, eso está claro.

Pero este grupo parece muy equilibrado. Ha entrado gente joven para agitar un poco el núcleo duro de la Selección, y los veteranos, sobre todo Iniesta, han dado un paso al frente. El partido de Iniesta, aparte de ser el que creó, significó que pasó a ser el verdadero líder del juego, además de Ramos y Piqué, que pueden ser los otros líderes en el vestuario.

Pedro Cifuentes (‘El Español’)

Sin duda recuerda más a 2012 que a 2014, al que no se parece en nada. El aspecto mental, lo que se ve en sus caras, la intensidad que hubo el lunes, la paciencia, ese punto de orgullo de estar heridos… Creo que el tema de De Gea ha sido algo positivo para la Selección al final. Pero jugar tan bien como contra la República Checa no lo recuerdo desde la final contra Italia. No tenía estas sensaciones tan positivas de ese rato de la primera parte y la segunda desde hace cuatro años. Lo tengo clarísimo.

Fuente: ElConfidencial – Deportes