Paul Gascoigne y su recaída en el alcohol: sangrando, bebido y desorientado

28.03.2016 – 10:09 H. “Llevo casi un año sin beber, por fin tengo esperanza”. Este era el desgarrador testimonio de Paul Gascoigne, ...

28.03.201610:09 H.

Llevo casi un año sin beber, por fin tengo esperanza”. Este era el desgarrador testimonio de Paul Gascoigne, ‘Gazza’, hace escasos meses, cuando parecía que empezaba a ganar esa dura batalla que mantiene contra el alcohol y de la que parecía que empezaba a levantar cabeza. Pero tan solo se trató de un oasis en medio del desierto que atraviesa quien fuera gran estrella del fútbol inglés: escasos días después, Gazza ha vuelto a las andadas con la bebida.

El tabloide británico ‘The Sun’ ha publicado las últimas fotos del exinternacional inglés, en las que se confirma que su estado es mucho peor de lo que aseguraba el propio exjugador días atrás. Con la cara ensangrentada, varios apósitos en su frente, descamisado y sujetándose los pantalones para no perderlos mientras caminaba, Gascoigne buscaba un taxi en el que montarse cuando los vecinos decidieron avisar a las autoridades.

Según apuntan esas mismas fuentes, Gascoigne llevaría varios días “fuera de control”, en lo que sería su enésima recaída en el alcohol. Tras tambalearse en la calle, detuvo un taxi para “buscar bebida y cigarrillos“, pero el taxista no le recogió al verle “incapaz de mantenerse en pie”. Fue entonces cuando se avisó a las autoridades, quienes le atendieron y le llevaron al hospital más cercano para cuidar de las heridas que se había producido.

Las impactantes imágenes no hacen más que confirmar los graves problemas que atraviesa Gazza. Y es que, a sus 48 años, su deterioro físico ha sido una evidencia: sus continuos problemas con la bebida han provocado que uno de los jugadores más queridos del Europa se encuentre sumido en un infierno que le ha deteriorado enormemente, dejando prácticamente en el olvido a aquel jugador que cambió el fútbol inglés.

Borracheras, detenciones y gritos desesperados por salir de esa espiral han marcado la vida en los últimos años del irrevente jugador inglés. En un deplorable estado físico, de un tiempo a esta parte todas las noticias sobre el jugador versaban sobre sus excesos. De hecho, incluso se puso en marcha una iniciativa para prohibir a Gascoigne consumir alcohol en Inglaterra, que no tuvo el éxito esperado, como se confirmó este lunes.

Graves problemas que crecieron tras retirarse

Newcastle, Tottenham, Lazio, Glasgow Rangers, Middlesbrough o Everton son algunos de los equipos que disfrutaron de Gazza sobre el terreno de juego, pero que también lo sufrieron en lo extradeportivo. Su desordenada vida nocturna y sus continuos problemas lejos de los campos fueron acumulándose, precipitando su retirada. Su sobrepeso y los excesos con el alcohol dieron lugar a que se arrastrara durante sus últimos años de carrera.

Y los problemas se multiplicaron tras colgar las botas. Sin una ocupación diaria en la que centrarse, se agravaron: desde 2005 estuvo bajo tratamiento por sufrir un desorden obsesivo-compulsivo, trastorno bipolar, bulimia y alcoholismo, pero lo peor estaba aún por llegar. En 2008 trató de suicidarse en un hotel de Londres. Desde entonces, sus problemas con la bebida le han llevado a vivir varios episodios que han hecho temer por su vida.

Gary Mabutt, excompañero de Gascoigne, es su ángel de la guarda, quien teme por el momento que atraviesa Gazza: “Sabía que las cosas habían empezado a ir mal la semana pasada, pues solemos hablar cada dos días y llevaba tiempo sin poder localizarle“. La decadencia de uno de los mitos del fútbol europeo de los años noventa es evidente: Gascoigne, un genio desordenado que pide ayuda de manera desesperada por culpa del alcohol.

Fuente: ElConfidencial – Deportes