Piqué se ríe de la afición del Espanyol: “A ver si no son tan minoría como el otro día”

Gerard Piqué continúa haciendo amigos en el fútbol. El central azulgrana se convirtió este miércoles en uno de los grandes protagonistas del partido de ida de los octavos de final de la Copa del Rey ante el Espanyol. Y no sólo por ser el autor de uno de los tantos culés, sino sobre todo por estar inmerso en buena parte de las polémicas con los jugadores rivales y por los mensajes enviados tras el partido contra la afición rival.

El derbi del pasado sábado desató las hostilidades. El Barcelona era incapaz de ganar en Cornellà-El Prat y la polémica estaba servida: mientras los jugadores azulgranas se quejaban de la dureza de los jugadores ‘pericos’, desde el Espanyol se criticaba que se estaba orquestando una campaña para desacreditar los méritos conseguidos por su equipo sobre el terreno de juego. Empezaba a calentarse el derbi de Copa.

Cruces de declaraciones y mensajes envenenados creaban el caldo de cultivo perfecto para que estallase la bomba este miércoles en el Camp Nou. Dos expulsiones al Espanyol durante los noventa minutos y varias tanganas sobre el césped acabaron con un importante enfrentamiento en el túnel de vestuarios que quedó reflejado en el acto arbitral, con faltas de respeto como “Te voy a reventar” o “Me cago en tu puta madre”.

Y Gerard Piqué no iba a faltar a su habitual cita con las polémicas. Tras ser parte importante de algunos de los líos del choque, su gran ‘rajada’ iba a llegar al término del encuentro. Como ya es costumbre en el central, una nueva comunicación pública le iba a hacer entrar en un charco: da igual que sea a través de ‘Twitter’ o de un micrófono, el azulgrana volvió a aprovechar un altavoz para polemizar y, una vez más, con poca elegancia.

En primer lugar, volvía a criticar la dureza de los jugadores rivales: “Esto no puede ser fútbol americano, pero es su forma de jugar” para, a continuación, ridiculizar y criticar a la afición ‘perica’: “Sabemos como puede ser el ambiente de Cornellà… Bueno, ellos se denominan una maravillosa minoría (en alusión a uno de los eslóganes del Espanyol), pues espero que llenen el campo y no sean tan minoría como el otro día, que no estaba ni lleno”, indicó.

Esta nueva salida de tono de Piqué no ha hecho más que calentar aún más el ya de por sí tenso ambiente entre ambos de cara al partido de vuelta (miércoles 13 de enero). El central azulgrana continúa haciendo amigos en el fútbol y, en lo que va de temporada, ya han sido varias las ocasiones en las que sus ‘dardos’ han ido enfocados hacia otros clubes y rivales. Un ataque a la afición ‘perica’ que no hace más que calentar el próximo derbi.

Fuente: ElConfidencial – Deportes

Palabras relacionadas: