¿Por dónde entrarán ahora los refugiados? “España no puede bajar la guardia”

10.03.2016 – 12:08 H. – Actualizado: 1 H. Europa cierra la ‘ruta de los Balcanes‘ occidentales y refugiados y migrantes buscan otros ...

10.03.201612:08 H. – Actualizado: 1 H.

Europa cierra la ‘ruta de los Balcanes‘ occidentales y refugiados y migrantes buscan otros caminos para entrar en la Unión Europea. Los países del Este vigilan ahora las nuevas rutas que puedan surgir después de que Macedonia haya anunciado el “cierre completo de su frontera (con Grecia) a inmigrantes ilegales”. Una decisión precedida por la prohibición de transito que impusieron Eslovenia, Croacia y Serbia a todos los migrantes que pretenden atravesar su territorio.

“Tenemos que estar muy alerta acerca de las rutas alternativas”, ha dicho hoy el ministro holandés de Inmigración, Klaas Dijhoff, cuyo país ocupa este semestre la presidencia de turno del Consejo de la UE. Los ministros europeos de Interior de los 28, reunidos hoy en Bruselas (toca analizar las implicaciones prácticas del pacto con Turquía para devolver a todos los migrantes y refugiados, incluidos los sirios, que lleguen a Grecia) han puesto el foco en la prevención de posibles nuevas rutas de entrada a Europa, pero pocos dudan de que surgirán otros patrones de migración irregular. Hungría y Bulgaria han “elevado la alerta” en su frontera con Rumanía por si se abre un itinerario alternativo hacia Europa Central. Mientras, crece el temor a que los flujos migratorios intenten alcanzar el Viejo Continente a través de Albania y el Mar Adriático. No obstante, las rutas potenciales descargan gran parte de la ‘presión’ sobre Italia.

Las rutas que podrían surgir en la peor crisis migratoria desde la Segunda Guerra Mundial son las siguientes: desde Grecia, atravesando Albania y cruzando por mar hasta Italia; ‘entregarse’ a las mafias en Turquía para lanzarse a un peligroso viaje por mar de 1.500 kilómetros hasta las costas italianas; desde Marruecos, a través de los puertos del horror de Libia, hasta alcanzar el Sur de Italia; desde Rusia a Finlandia, una opción extremadamente peligrosa porque las mafias rusas controlan el camino; y, por último, desde Turquía hasta Bulgaria para continuar por Bosnia.

Mientras, 13.000 personas siguen esperando sobre el lodo en Idomeni y cientos más permanecen atrapados en Eslovenia y Croacia. Al menos cinco personas, entre ellas un bebé de tres meses, han muerto al hundirse una lancha rápida que intentaba alcanzar la isla griega de Lesbos desde las costas turcas. Angela Merkel ha advertido hoy que el cierre de sus fronteras que han adoptado los países de la ruta de los Balcanes para frenar el paso de inmigrantes y refugiados “no resuelve el problema“. “El problema no se resuelve mediante decisiones unilaterales”, ha considerado la canciller alemana, en referencia a las medidas que han adoptado Austria y los países balcánicos, insistiendo en la necesidad de “una solución europea real” que respalden los Veintiocho.

Refugiados atrapados en la frontera entre Grecia y Macedonia, cerca del pueblo de Idomeni, el 8 de marzo de 2016 (Reuters).Refugiados atrapados en la frontera entre Grecia y Macedonia, cerca del pueblo de Idomeni, el 8 de marzo de 2016 (Reuters).

“España no puede bajar la guardia

Los temores de las autoridades también han llegado a España. El ministro español del Interior en funciones, Jorge Fernández Díaz, ha afirmado este jueves que no pueden “bajar la guardiapor si el cierre de la ruta de los Balcanes occidentales deriva en una nueva ruta de refugiados que llegue a España, al tiempo que ha pedido soluciones solidarias y no demagógicas. “No podemos bajar la guardia“, admitió Fernández Díaz a su llegada al Consejo de Ministros europeos de Interior, que se celebra en Bruselas.

El ministro advirtió de que “hay que ser prudentes” porque de lo contrario se pueden acelerar los problemas, y reconoció que si se cierra la ruta de los Balcanes occidentales y la del Mediterráneo central es “evidente” que existe el peligro de que derive hacia el Mediterráneo occidental desde Marruecos, Mauritania o Senegal. “Eso sería trasladar el problema”, admitió, al tiempo que pidió que no se arregle un problema para crear otro. Para evitarlo, el ministro consideró que hay que actuar con responsabilidad y solidaridad, pero “sin demagogia”.

¿Por dónde entrarán ahora los refugiados? “España no puede bajar la guardia

Fuente: ElConfidencial.com