¿Por qué juega André Gomes? El vestuario del Barcelona no entiende que sea titular

21.02.2017 – 19:07 H. La alterada afición del Barcelona le señaló sin contemplaciones. Ha tirado de paciencia con el mediocampista pagado a precio de oro ...

21.02.201719:07 H.

La alterada afición del Barcelona le señaló sin contemplaciones. Ha tirado de paciencia con el mediocampista pagado a precio de oro el pasado verano, pero ya no aguanta más. André Gomes no aparece, no rinde, no ofrece lo que se esperaba de él, y la exigente afición azulgrana explotó contra el portugués el pasado domingo, cuando abandonaba el terreno de juego tras firmar una triste actuación frente al Leganés. Lo peor de todo no es que la grada le haya marcado, es que desde el interior del vestuario también empieza a turbar el ambiente su escasa rentabilidad. Sus propios compañeros recelan de un jugador que no aporta demasiado cuando pisa el verde.

Gemma Herrero. Barcelona

El defensa del Barcelona reconoce que el fútbol del equipo “no es reconocible” pero pide unidad entre el club y la afición. Luis Enrique habla de una mejoría desde el PSG de la que no hay evidencia

El debate no solamente se ha abierto en el corazón de la masa social blaugrana, también, y es lo más preocupante, en las entrañas del vestuario. Son los mismos compañeros de André Gomes los que murmuran a diario sobre el protagonismo que le está dando Luis Enrique a un futbolista que está jugando a un nivel muy inferior al que se esperaba. Sus camaradas de equipo son los que hablan en voz baja de una cuestión de importancia capital, ahora que el equipo no carbura como debe. Miran muchos a Luis Enrique cuando el entrenador comunica una alineación y no aciertan a entender las razones por las que insiste en mostrar esa infinita confianza en el joven mediocampista.

[Por qué al Barcelona es al equipo que más penaltis le pitan]

La noche en la que el PSG aplastó a un Barcelona totalmente superado por un rival de una fortaleza superlativa, André Gomes apareció en el once titular y desapareció del mismo nada más comenzar el segundo tiempo. Días después, el ex del Valencia volvía a entrar en el grupo de elegidos para hacer frente al Leganés —era su séptima titularidad consecutiva—, con indéntico resultado final. Entrado el segundo tiempo abandonó el campo, dejó su sitio a Iniesta y la afición le dedicó una silbatina extraordinaria. Durante unos segundos, la hinchada mostró públicamente lo mismo que piensa el colectivo de jugadores: ¿por qué juega André Gomes?

En la imagen, Luis Enrique da indicaciones a André Gomes (EFE)En la imagen, Luis Enrique da indicaciones a André Gomes (EFE)

La evolución

Esa insistencia de Luis Enrique en otorgar protagonismo a André Gomes cuando otros compañeros, según se entiende en el camerino, hacen más méritos para jugar, está generando una grieta en las entrañas del Barcelona. Piqué, siempre directo y sin morderse la lengua, apuntó a cuestiones de estilo para entender esa crisis de identidad que asola al Barça. “Tenemos que evolucionar“, sentenció, añadiendo que “ahora jugamos menos en el centro del campo”. “En defensa somos frágiles”, remató. Vino a decir que en esta época de cambios, es necesario dar tiempo a los nuevos jugadores que se enfundan la camiseta rayada. En el caso de André Gomes, no le ven preparado sus colegas de equipo a día de hoy para dar un plus al actual Barça.

[Procesan al Barcelona y Neymar por estafa]

En las entrañas de la institución culé hay preocupación por el pobre rendimiento de un jugador del que se esperaba mucho más. “Era una buena oportunidad que nos ofrecía el mercado”, dijo Robert Fernández para justificar la contratación del luso el pasado verano. Una afirmación que viendo el rendimiento, al menos por el momento, no se sostiene teniendo en cuenta que el Barcelona pagó al Valencia 35 millones de euros, quedando aún en al aire otros 20 dependiendo de diferentes variables. Con Busquets a un nivel muy inferior al habitual, Gomes no ha conseguido convertirse en el recambio deseado de un futbolista que ha sido fundamental en los éxitos del club y de la Selección española en la última década.

[Alves: “La independencia de Cataluña sería un error”]

Mientras su agente jugueteaba tras la Eurocopa con el nombre de su cliente en diferentes escenarios, agitando el árbol para que la fruta cayera por su propio peso y con un precio superior, en el Valencia se frotaban las manos ante el negocio que se avecinaba. En el interior del excitado club que maneja Peter Lim, se tuvo claro que vender a André Gomes era una operación sobresaliente para mantener caliente la caja del club. El rendimiento del centrocampista a orillas del Turia siempre fue irregular, con momentos de brillantez y otros muchos llenos de sombras. La institución tuvo claro que la venta era redonda, también los técnicos y ahora ex compañeros de André Gomes.

Alcácer siguió el mismo camino que Gomes: dejó el Valencia para vestirse de azulgrana (EFE)Alcácer siguió el mismo camino que Gomes: dejó el Valencia para vestirse de azulgrana (EFE)

El papel de Rakitic

Hay que recordar que aquella operación veraniega en la que el Real Madrid apareció en escena, según informó el diario ‘Marca’, para desaparecer casi de inmediato, sirvió de trampolín para que otro negocio fuera diseñado por el agente de André Gomes. Como el Barcelona no daba con la tecla para reforzar su ataque con un jugador que viviera a la sombra de la MSN, fue el empresario que maneja los asuntos del portugués el que puso el nombre de Paco Alcácer sobre la mesa. Un negocio que tuvo el visto bueno de Peter Lim y que dejó otro buen puñado de millones en la caja fuerte de Mestalla.

[Lea más noticias de fútbol]

El protagonismo de Rakitic, por otra parte, ha decaído durante esta temporada, lo que choca en el grupo cuando ve que André Gomes, sin dar un paso adelante, ha ido ganando espacio en los onces de Luis Enrique. El croata, que desde que se vistió de azulgrana siempre rindió de manera notable, por momentos ha pasado a tener un claro papel secundario. Se encuentra en fase para prorrogar y mejorar su contrato, prueba de que en los despachos se le estima y se le tiene en muy buena consideración. Sin embargo, el mediocampista no es feliz con su actual rol. “Ningún jugador está contento cuando no juega, no soy la excepción”, reconoció hace unos días en una entrevista concedida al diario ‘Novi list’ de su país natal.

Fuente: ElConfidencial – Deportes