“Por qué os odiamos… y por qué os atacamos”

03.08.2016 – 16:36 H. “Poco después del bendito ataque contra un club sodomita de los Cruzados perpetrado por el muyahidín Omar Mateen, los políticos ...

03.08.201616:36 H.

“Poco después del bendito ataque contra un club sodomita de los Cruzados perpetrado por el muyahidín Omar Mateen, los políticos americanos se pusieron rápidamente bajo los focos para condenar el tiroteo, describiéndolo como un crimen de odio, un ataque terrorista y un acto de violencia sin sentido. ¿Un crimen de odio? Sí, no hay duda de que los musulmanes odian a los sodomitas liberales, como cualquiera cuya ‘fitrah’ (naturaleza humana innata) esté intacta. ¿Un ataque terrorista? Sin duda. A los musulmanes se les ha ordenado aterrorizar a los enemigos de Allah. Pero, ¿un acto de violencia sin sentidonbsp;Uno pensaría que, a estas alturas, la mayoría de occidentales habría abandonado la idea de que las acciones de los muyahidines son ilógicas. A menos que seas tan ingenuo para creer que los crímenes de Occidente contra el Islam no provocarían brutales represalias de los muyahidines, sabes que estos ataques tienen todo el sentido”.

Este es el comienzo de un artículo publicado en el último número de la revista oficial del Estado Islámico, Dabiq, un magazine repleto de sofisticada propaganda yihadista, editado en inglés y otros idiomas y que busca persuadir principalmente a musulmanes occidentales de segunda o tercera generación. La edición ensalza la masacre de Niza y el asesinato de la iglesia de Saint-Etienne-du-Rouvray, para dar la impresión de que formaban parte de una ofensiva planificada, y arremete contra la religión cristiana y la homosexualidad. Y, entre sus páginas, bajo el título ‘Why we hate you & Why we fight you’, contiene un texto que pretende responder a una sociedad, la occidental, que “nos pregunta incesantemente por qué odiamos a Occidente“. Ante la “masa ignorante” que continúa creyendo “la falsa narrativa” de sus líderes políticos, medios de comunicación o de musulmanes “apóstatas”, el ISIS considera “importante aclarar en términos inequívocos por qué os odiamos y por qué os atacamos“. Para ello, esgrime seis razones.   

1.- “Os odiamos, en primer lugar y sobre todo, porque sois infieles, porque rechazáis el carácter único de Allah”. El Estado Islámico afirma que dicha falta de fe es la primera razón de sus ataques, dado que les “ha sido ordenado” combatir a los infieles hasta que se sometan a la autoridad del Islam, ya sea convirtiéndose o pagando el ‘jizyah’ (impuesto a los no musulmanes para poder paracticar su fe).

2.- “Os odiamos porque sois sociedades seculares, liberales, que permiten muchas de las cosas que Allah ha prohibido, algo que no os concierne porque separáis religión y Estado, y de este modo garantizáis la suprema autoridad a vuestros caprichos y deseos a través de los legisladores a quienes habéis votado”. Mediante “la guerra”, el Estado Islámico pretende detener la expansión de los “degenerados” valores liberales, el cristianismo y el ateísmo. Este párrafo va acompañado de la fotografía de una niña que en una manifestación sostiene un cartel que reza: “Mis dos madres están casadas“… un “ejemplo de la perversión que Occidente intenta extender”.            

Fotografías en el último número de Dabiq.Fotografías en el último número de Dabiq.

3.- “En el caso de los radicales ateos, os odiamos y os combatimos porque no creéis en la existencia de vuestro Señor y Creador”.

4.- “Os odiamos por vuestros crímenes contra el Islam y estamos en guerra contra vosotros para castigaros por vuestras transgresiones contra nuestra religión. Mientras sigáis ridiculizando nuestra fe, quemando el Corán y denigrando abiertamente las leyes de la Sharia, contraatacaremos, no con eslóganes y pancartas, sino con balas y cuchillos“. 

5.- “Os odiamos por vuestros crímenes contra los musulmanes; vuestros drones y vuestros cazas bombardean, matan y mutilan a nuestra gente por todo el mundo, y vuestras marionetas en las tierras usurpadas a los musulmanes torturan, reprimen y combaten a cualquiera que llama a la verdad”. 

6.- “Os odiamos por haber invadido nuestras tierras y luchamos por repeleros y expulsaros. Mientras quede un centímetro de territorio por reclamar, la yihad seguirá siendo una obligación personal para cada musulmán”.       

Oda al primer ‘soldado’ gay del ‘Califato’

Aunque la maquinaria de propaganda del Estado Islámico ha difundido profusamente las ejecuciones de homosexuales en los territorios bajo su control, este último número de ‘Dabiq’ es especialmente amenazador contra los gais. Incluye imágenes brutales de decapitaciones y asesinatos públicos de personas acusadas del “abominable crimen de la sodomía, la peor de las perversiones”. Lo que el ISIS omite es que uno de “sus muyahidines”, Omar Mateen, responsable de la matanza de Orlando y ensalzado en repetidas ocasiones en la revista, utilizaba ‘apps’ de contactos gais y había sido visto en el club Pulse varias veces antes del ataque.

Recordaba sus rasgos. Nunca olvido una cara”. Kevin West se encontraba en el aparcamiento del club Pulse la noche del ataque cuando reconoció a un tipo que caminaba hacia la puerta con una gorra oscura y un teléfono en la mano. Era el responsable de la matanza. Se habían conocido hacia más de un año cuando Mateen contactó con West en Jack’d, una aplicación de contactos para homosexuales. No se reencontraron hasta tres meses antes de la matanza, cuando el atacante contactó de nuevo con West para decirle que pronto visitaría Orlando y sugerirle que podían quedar para tomar algo.

West, un veterano de la Marina de EEUU de 37 años, había visto a Mateen en el club Pulse en repetidas ocasiones, según aseguró entonces al diario Washington Post. Al menos cuatro personas que eran habituales de la discoteca Pulse aseguran haber visto “varias veces” al autor del ataque, un hombre de 29 años nacido en Nueva York y de origen afgano. “A veces él iba a un rincón y se sentaba y bebía solo, y otras veces se emborrachaba tanto que era ruidoso y beligerante”, declaró al diario ‘Ty’ un hombre identificado como Smith, que asegura que vio a Mateen “por lo menos una decena de veces” al interior del local.

Fuente: ElConfidencial.com