¿Qué primas va a temer el Barça? No tiene motivos para dejar escapar la Liga

14.05.2016 – 05:00 H. Mucho se habla del dinero que le va a pagar el Madrid al Granada, pero qué poco se está comentando que el Barça, el todavía campeón ...

14.05.201605:00 H.

Mucho se habla del dinero que le va a pagar el Madrid al Granada, pero qué poco se está comentando que el Barça, el todavía campeón del Triplete, tiene el título de Liga a una victoria. Un triunfo más a unir a los 28 ya cosechados en esta competición doméstica. ¿Qué supone para un club de la dimensión universal del Barcelona ganar un partido ante un equipo débil (o, al menos, para que no se ofendan en la ciudad de la Alhambra, mucho más débil que el propio Barça)? Prácticamente nada. 

[La historia de las últimas jornadas, con el Barça]

Entonces, ¿qué está sucediendo con este partido? ¿Por qué no es uno más? Porque es una final. No lo dice así la Liga, que no sabe de finales. Pero lo es. Porque es el día en que si se gana ese encuentro, el equipo celebra la consecución de un título muy importante. Y, por el contrario, si no se logra ese triunfo, el campeón es el contrario. Y en este caso, el contrario del que hablamos es el enemigo, el Real Madrid. Por tanto, la presión, la necesidad de no fallar es infinitamente mayor y, naturalmente, el nervio que corroe al jugador es enorme. 

El factor diferencial que caracteriza al Fútbol Club Barcelona con respecto a los demás equipos del mundo es que esa plantilla con la que cuenta Luis Enrique está más preparada que ninguna en Europa para jugar finales, y mucho más si se trata de un rival de menor calidad, evidentemente. El Barça ha crecido al ritmo de los títulos, por ellos y para ellos. No se entendería a este Barça actual sin todos los partidos decisivos que ha jugado y ganado en los últimos diez años, contando también la exitosa primera época de Frank Rijkaard en el banquillo azulgrana. Ah, y este equipo además tiene a Luis Suárez, Neymar y a un tal Leo.

[Cuando lo más fácil es dejarse ganar]

Es por ello razonable pensar que, más que nunca, el Barça depende de sí mismo. Y no hablamos, en este caso, únicamente de que si gana, es campeón, que es así. Sino que no deben, en ningún caso, existir dudas sobre la influencia que pueden o no pueden tener los supuestos maletines que recibiría el Granada. Por mucho dinero que tuvieran en mente embolsarse los jugadores rojiblancos, tendrían primero que evitar que el Barça les ganase, lo cual no supone, ni mucho menos, una empresa sencilla de llevar a cabo. Por mucho que corriesen más, que se esforzasen más, que estuviesen más inspirados, el Barça sigue siendo una de las mejores plantillas del mundo, por lo que ganar no debería ser una misión demasiado complicada.

Luis Enrique tiene claro que el partido debe ser uno más (Cordon Press).Luis Enrique tiene claro que el partido debe ser uno más (Cordon Press).

“Será un partido difícil por la tensión de llegar a la última jornada con el título por decidir, y debemos plantearlo de la misma manera que los 37 anteriores. Adelantarse en el marcador sería un gran refuerzo, pero no se sabe si va ser decisivo. La ilusión que tenemos es muy grande, tenemos muchas ganas de conquistar otro título y de hacer un buen partido”. Las palabras de Luis Enrique son claras: es un partido más. Y así es como lo debe afrontar el Barça. Mezclar sentimientos trascendentales podría influir negativamente a los futbolistas, si bien, claro, es complicadísimo quitarse de la cabeza que cualquier fallo puede suponer despedirse de una Liga que tenían más que ganada hace un par de meses.

[La Liga que perdió el Madrid en un avión]

“Sabemos que vamos a sufrir”

“Estos partidos llevan un componente de tensión. A los jugadores se lo recuerdan toda la semana. Cuando hay exceso de tensión hay que relajarlo; aquí los estímulos son tan claros que solo hay que controlarlos para que no se disparen. Estos jugadores están acostumbrados a todo tipo vicisitudes, hay que centrarse en las cosas positivas. Sabemos que en alguno momentos vamos a sufrir”, añadió Luis Enrique, cuyo discurso caló profundamente en la plantilla, ya que Suárez lo reprodujo el día anterior: “Tenemos que estar mentalizados porque en algún momento vamos a sufrir porque es normal en esta liga y más jugando como visitante”.

[Ada Colau arruina el posible fiestón del Barça]

El Barça, precisamente, lo ha pasado mal en varios de estos últimos partidos en los que ha goleado. El Deportivo, al que ganó por 0-8, tuvo varias ocasiones realmente claras antes y después del 0-1, y mucho podría haber cambiado si hubiera entrado al menos una de ellas, más teniendo en cuenta el momento psicológico débil que atravesaban los culés. Lo mismo pasó en el 6-0 contra el Sporting, un resultado muy engañoso.

Esa dinámica del Barça nos hace presagiar una cosa de lo que puede suceder en Los Cármenes. Si el Barça se adelanta en el marcador y logra doblar la ventaja en relativamente poco tiempo, poco importará lo que esté sucediendo en esos mismos instantes en Riazor, el Barça será campeón otra vez. Pero si el Granada se adelanta o logra empatar un hipotético primer gol azulgrana, la cabeza de los jugadores de Luis Enrique temblará.

Alineaciones probables:

Granada CF: Andrés Fernández; Miguel Lopes, Babin, Ricardo Costa, Biraghi; Rochina, Rubén Pérez, Dux, Isaac Cuenca; Peñaranda, El Arabi.

FC Barcelona: Ter Stegen; Dani Alves, Piqué, Mascherano, Jordi Alba; Sergio Busquets, Rakitic, Iniesta; Messi, Luis Suárez, Neymar.

Árbitro: Alejandro José Hernández Hernández (Comité Canario).

Estadio: Nuevo Los Cármenes.

Hora y TV: 17.00, Canal+ Partidazo.

Fuente: ElConfidencial – Deportes