Quince días de terror: un julio macabro

29.07.2016 – 10:41 H. Una oleada de matanzas ha sacudido al mundo desde mediados de julio: ataques yihadistas, policías asesinados, muertos en un golpe de ...

29.07.201610:41 H.

Una oleada de matanzas ha sacudido al mundo desde mediados de julio: ataques yihadistas, policías asesinados, muertos en un golpe de Estado fallido… Las causas son distintas en cada caso, pero en todos ellos el resultado es el mismo: víctimas inocentes. Estos son los sucesos más destacados de los últimos quince días.

14 de julio: matanza en Niza

Cada 14 de julio los franceses celebran la toma de la Bastilla. Sin embargo, este año la fiesta dio paso a la tragedia: mientras la gente contemplaba los fuegos artificiales en Niza, un camión frigorífico embistió a la muchedumbre durante dos kilómetros, según la policía, zigzagueando para no dejar escapar a los que intentaban huir. Antes de ser abatido por la policía, el terrorista Mohamed Lahouaiej Bouhlel, un hombre tunecino de 31 años, mató a 84 personas e hirió a más de un centenar. 36 horas después, el Estado Islámico reivindicó el ataque, aunque varios expertos dudan sobre su autoría.

15 de julio: golpe de Estado en Turquía

Durante varias horas de la noche del 15 de julio, cientos de soldados turcos tomaron el control de las zonas clave de las principales ciudades del país: Ankara y Estambul. Sin embargo, el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, pidió a los ciudadanos que saliesen a las calles para detener el levantamiento y consiguió retomar el control de la situación.  Tras el fallido golpe, las autoridades están llevando a cabo una purga en las instituciones públicas: más de 50.000 funcionarios han sido suspendidos, en torno a 9.000 militares han sido detenidos y se han cerrado alrededor de 100 medios de comunicación. Desde el primer momento, Erdogan ha asegurado que el hombre que organizó la asonada es Fethullah Gülen, un teólogo del Islam que vive en un exilio autoimpuesto en Pensilvania, Estados Unidos.

17 de julio: tres policías asesinados en EEUU

Gavin Eugene Long, un exmarine afroamericano de 29 años, asesinó el 17 de julio a tres policías en Baton Rouge, Luisiana. Tras varios días de protestas en la ciudad por la muerte de Alton Sterling a manos de dos agentes, Gavin Eugene decidió actuar: mató a tres oficiales con un AR-15, un rifle semiautomático, e hirió a otros tres antes de suicidarse. Todo esto ocurrió el mismo día que cumplía 29 años. “El tirador no era blanco. ¡Era uno de los nuestros! Mi religión es la justicia”, tuiteó el sospechoso el 8 de julio haciendo referencia al tiroteo de Dallas en el que mataron a cinco agentes.

Un exmarine asesina a tres policías. (Reuters)Un exmarine asesina a tres policías. (Reuters)

18 de julio: ataque con un hacha en Alemania

Muhamad Riyad, un afgano solicitante de asilo de 17 años, atacó el 18 de julio con un hacha y un cuchillo a los viajeros de un tren regional en las cercanías de Wurzburgo, en el sur de Alemania. El agresor hirió a cuatro personas, tres de ellas de gravedad, y fue abatido por la policía cuando intentaba huir. Posteriormente, la agencia de noticias Amaq, afín al Estado Islámico, publicó un vídeo en el que el autor del ataque se identificada como un “soldado del califato” y amenazaba con más atentados “en cada localidad, ciudad y aeropuerto”. 

El interior de un vagón de un tren regional donde un hombre con un hacha supuestamente atacó a pasajeros. (EFE)El interior de un vagón de un tren regional donde un hombre con un hacha supuestamente atacó a pasajeros. (EFE)

22 de julio: atentado en Múnich

Un joven de 18 años con doble nacionalidad alemana e iraní, Ali David Sonboly, mató a nueve personas y dejó a 16 heridos antes de suicidarse en Múnich. Sonboly compró una pistola en el mercado negro, se acercó al McDonald´s de un centro comercial y comenzó a disparar. Al parecer, el joven había preparado el ataque a través de Facebook, donde publicó un mensaje convocando a sus compañeros para que acudiesen al restaurante: «Venid hoy a las 16:00 al McDonalds del centro comercial. Os invitaré si no pedís algo muy caro».  El asesino no era un yihadista: según el diario alemán ‘Frankfurter Allgemeine Zeitung’, estaba orgulloso de haber nacido el mismo día que Adolf Hitler y se inspiró en la masacre del islamófobo noruego Anders Behring Breivik.

23 de julio: ataque terrorista en Afganistán

El pasado sábado, el Estado Islámico reivindicó un ataque con bomba en Kabul, la capital de Afganistán, dejando 80 muertos y 231 heridos. Los terroristas detonaron los explosivos en medio de una marcha de la minoría étnica hazara, mayoritariamente chiíes, en protesta por un proyecto eléctrico del Gobierno. Según fuentes oficiales citadas por el canal de televisión afgano Tolo, fueron tres los atacantes, aunque solo uno logró detonar los explosivos que llevaba.

Un hombre lleva a un herido en brazos tras el atentado en Kabul. (Reuters)Un hombre lleva a un herido en brazos tras el atentado en Kabul. (Reuters)

24 de julio: terrorista suicida en Alemania

Mohamed Dalil, un solicitante de asilo sirio de 27 años, se suicidó detonando una bomba el pasado domingo en un festival de música en Ansbach, al sur de Alemania. El terrorista hirió a 15 personas, cuatro de ellos de gravedad, pero no hubo ninguna víctima moral. Según informaron fuentes oficiales, los investigadores confirmaron que el autor del ataque se comunicaba a través de internet con una persona poco antes de detonar el explosivo y encontraron en su móvil un vídeo en el que juraba lealtad al líder del Estado Islámico, Abu Bakr Al Baghdadi.

La policía acordona el lugar tras la explosión en Ansbach, Alemania. (Reuters)La policía acordona el lugar tras la explosión en Ansbach, Alemania. (Reuters)

26 de julio: ataques en Japón y Normandía

La madrugada del martes un joven japonés de 26 años, Satoshi Uematsu, mató a 19 discapacitados e hirió a una veintena en Sagamihara, al oeste de Tokio. Fuentes oficiales confirmaron que el atacante era un extrabajador del centro donde se produjo la matanza y que en una carta enviada en febrero al presidente de la Cámara Baja japonesa afirmaba que las personas con discapacidad “sólo pueden crear miseria”. “Los trabajadores de guardia serán atados con un cable, por lo que no podrán moverse ni contactar con nadie fuera. El acto se llevará a cabo con rapidez y, definitivamente, sin herir a los empleados. Después de aniquilar a las 260 personas de estas dos instalaciones, me entregaré”, decía el texto. Por suerte, no alcanzó la cifra que pretendía, pero sí se entrego tras asesinar a los 19 discapacitados.

Satoshi Uematsu, el supuesto autor de la matanza de Tokio, tras ser detenido. (Reuters)Satoshi Uematsu, el supuesto autor de la matanza de Tokio, tras ser detenido. (Reuters)

Horas después de lo sucedido en Japón, dos hombres armados con cuchillos y falsos explosivos tomaron a varios rehenes en una iglesia de Saint Etienne du Rouvray, una ciudad en la región francesa de Normandía, y antes de ser abatidos por la policía grabaron en vídeo el asesinato de un sacerdote de 86 años, Jacques Hamel, a quien degollaron. El Estado Islámico ha reivindicado también este ataque.

Jacques Hamel, el sacerdote asesinado. (Reuters)Jacques Hamel, el sacerdote asesinado. (Reuters)

Fuente: ElConfidencial.com