Rafael Correa se sube al ring (literalmente) para atizarse con un opositor

23.10.2015 – 05:00 H. Rafael Correa quiere subirse a un ring de boxeo. Más allá de su interés por este deporte, el presidente ecuatoriano espera ...
publicado por
ElConfidencial Noticias avatar photo
hace karma
1

23.10.201505:00 H.

Rafael Correa quiere subirse a un ring de boxeo. Más allá de su interés por este deporte, el presidente ecuatoriano espera intercambiar unos golpes con el opositor Andrés Páez, miembro de la Asamblea por el Movimiento Creando Oportunidades (CREO), quien ya ha aceptado la invitación. Las causas del combate: sus acusaciones en torno a la compra y uso de unos helicópteros de fabricación india por parte del Gobierno hace unos años.

Todo empezó el pasado viernes cuando Páez, a través de su cuenta de Twitter, acusó a Correa de no utilizar los helicópteros Dhruv fabricados por el país asiático para desplazarse por Ecuador en sus constantes idas y venidas. “Solo defendió su adquisición”, sostuvo el diputado sobre las siete aeronaves compradas a la empresa Hindustan Aeronautics Limited (HAL) entre octubre de 2009 y enero de 2015. Cuatro de ellas han sufrido accidentes bajo diversas circunstancias dejando tres muertos; las tres restantes se encuentran, según el ministro de Defensa, Fernando Cordero, “con su capacidad operativa suspendida de forma permanente” desde hace unos días. Los fallecidos, militares, eran tres de los cuatro tripulantes del helicóptero presidencial que ‘cayó’ en febrero de 2014, un accidente causado, según reveló Correa, por “fallos humanos”.

El ministro Cordero informó la semana pasada de la decisión del Gobierno de rescindir de forma unilateral y anticipada el contrato de 45,2 millones de dólares con la empresa HAL tras los accidentes de los cuatro helicópteros, dos de ellos en un lapso de pocos días a principios de año.

Correa, por su parte, lejos de esconderse, aprovechó ‘Enlace ciudadano’, su programa semanal que las radios y televisiones públicas deben transmitir obligatoriamente, para responder a las críticas de Páez, a quien calificó de “payaso ruin”, “canalla” o “pillastre”. El mandatario ecuatoriano aseguró tener “más de 200 horas de vuelo” en el helicóptero presidencial “sin contar el resto de helicópteros Dhruv”, y aprovechó para lanzar el desafío, no sin antes disculparse por poder dar “un mal ejemplo” a los niños por explicar “cómo se arreglaban las cosas antes en mi barrio”.

“Si tiene algún problema conmigo que no utilice su condición de asambleísta, sabe dónde encontrarme, o dígame dónde nos encontramos y arreglamos nuestros problemas uno a uno, compañero”, retó Correa a Páez, antes de augurar que su contrincante haría de esta situación “un escándalo” y que nunca le respondería porque “además de canalla es un cobarde”.

El presidente Correa se dirige a sus simpatizantes durante una ceremonia en Quito. (Reuters)El presidente Correa se dirige a sus simpatizantes durante una ceremonia en Quito. (Reuters)

“Sí, acepto el desafío”

Escándalo o no, Páez no tardó mucho en dar el sí a esta, de momento, hipotética pelea a través de un texto en su cuenta de Facebook, titulado ‘Rafael Correa: sí, acepto el desafío. Patria, yo te defiendo con mis puños y mi vida’, en el que, sin embargo, puso dos condiciones para subirse al cuadrilátero. “La primera, que antes del combate debatamos ante los medios de comunicación del país -incluidos los que usted controla- sobre los grandes problemas del Ecuador y las salidas a la crisis (…); segundo, que usted vaya sin sus 300 guardaespaldas, quiero ver si tiene el valor de ir solo, como lo haré yo”, defendió. 

En esta carta abierta, el diputado consideró inapropiado entre políticos “retarse a golpes”, pero escribió que Correa “se cree tan machito que necesita (…) que por fin alguien le enfrente también en ese plano para darle una lección”. Páez incluso se ofreció a pagar “las curaciones” posteriores al presidente de la República, así como “la terapia donde el psiquiatra para que le resuelva el trauma”. 

‘Yo no estoy para hacerle el juego a quien es machito a la distancia, y a quien sigo esperando para que cumpla sus amenazas’, dice PáezA pesar de este intercambio, de momento verbal, el mismo Páez, también a través de su Twitter, asegura que desde el pasado fin de semana no ha recibido respuesta de Correa a su propuesta de solucionar el enfrentamiento mediante las palabras y ha denunciado que el jefe del Ejecutivo ha enviado a asesores a su encuentro. “Clarito dije el debate y el reto es con el presidente, no con sus subordinados, que Correa no me envíe a sus empleados cuando es con él”, escribió en su cuenta de esta red social.

Los dimes y diretes continuaron este miércoles, siempre a través de las redes sociales, donde Páez reiteró en otro texto en Facebook que “cobarde es quien manda a su secretario para agendar un pugilato, quien lanza un reto pero no va en busca del retado teniendo todos los medios a su alcance”. “Yo no estoy para hacerle el juego a quien es machito a la distancia, y a quien sigo esperando para que cumpla sus amenazas”, sostuvo.

El presidente de Ecuador utilizó poco antes su Twitter para pedir disculpas “sobre todo a los jóvenes” ya que, dijo, “uno no se deshumaniza, y esta clase de cobardes realmente causan indignación, que tal vez ni siquiera merecen”. En otro tuit aseguró que el opositor, “pese a lo que dijo, no aceptó verme uno a uno”, unas palabras que podrían zanjar esta disputa y acabar con los sueños de los cronistas deportivos. Dos púgiles inusuales vislumbran una velada de boxeo que podría acabar con el recuerdo del eterno Muhammad Alí o de la penúltima superestrella de este controvertido deporte, el filipino, metido también a político, Manny Pacquiao

Fuente: ElConfidencial.com