Ramos-Piqué: una historia de 'amor y odio' plagada de mensajes cruzados

24.04.2017 – 10:43 H. El Clásico de este domingo fue, posiblemente, uno de los mejores de los últimos años. Tanto Real Madrid como Barcelona eran ...
publicado por
ElConfidencial Noticias avatar photo
hace karma
0,20

24.04.201710:43 H.

El Clásico de este domingo fue, posiblemente, uno de los mejores de los últimos años. Tanto Real Madrid como Barcelona eran conscientes de la necesidad de sumar tres puntos en su carrera por la Liga, en un choque que terminó decidiendo un gol en el descuento de Leo Messi. Pero dentro del partido se vivieron cientos de pequeñas batallas que determinaron el resultado final del partido, dejando una imagen destacada: el enésimo enganchón entre Sergio Ramos y Gerard Piqué.


Jesús Garrido

En uno de los Clásicos más locos de los últimos años, el equipo azulgrana se pone líder gracias a la resurrección del argentino, que trituró a la defensa blanca con un doblete sensacional

De sobra es conocido que los dos centrales son, posiblemente, dos de los jugadores que más claro hablan de la Liga. Y, cuando los colores que defienden son los de sus clubes, los cruces de declaraciones, piques y mensajes que se mandan desde el Santiago Bernabéu al Camp Nou van ‘in crescendo’, especialmente cuando se llega a los momentos fundamentales de la temporada. El episodio de este domingo fue el último en la relación ‘amor-odio’ de ambos defensores.

Corría el minuto 77 cuando Sergio Ramos vio la roja directa por una entrada sobre Messi. Tanto jugadores blancos como azulgranas se arremolinaron alrededor de Hernández Hernández -mismo colegiado que expulsó al andaluz en el último Clásico de la pasada temporada- y, en ese momento, se desató la tormenta: el madridista, enfadado, por la expulsión, lo tuvo claro desde el primer momento: era el momento de buscar a Piqué.

De camino a los vestuarios, Ramos le espetó al azulgrana un “ahora hablas”, acompañado de un gesto con la manos que expresaba la misma idea. Pero no fueron las únicas palabras que le dedicó: después de aplaudirle, volvió a señalar a la grada, pidiendo que como aquel día en El Madrigal, se marchara del campo quejándose al palco de autoridades. Poco después, ambos jugadores volvieron a intercambiar pareceres en zona mixta.

“Cuando llegue a casa se va a arrepentir porque la roja es clara, va con los dos pies por delante. En el Bernabéu están acostumbrados a arbitrajes muy permisivos y cuando lo hacen bien el árbitro, es el malo de la película”, decía Piqué. Minutos después, Ramos le respondía en un nuevo cruce de declaraciones: “Eso dice él, pero para permisivo el suyo ante el PSG. A Piqué se lo dije, que tanto le gusta opinar de los arbitrajes con sus tuits y sus quejas que se llevan el gato al agua”.

Pero esta no es la primera vez que ambos jugadores se enzarzan en una discusión dialéctica. Desde aquella rueda de prensa en octubre de 2010 con la Selección, en la que Ramos soltó aquel ya famoso “en andaluz, díselo en andaluz a ver si lo entiende. Está muy bien, porque en castellano ya veo que te cuesta”, los enganchones entre ambos han sido evidentes… pero sólo defendiendo a sus clubes pues, con la Selección ambos parecen olvidar las rencillas.

Hubo una época en la que la tensión en los Madrid-Barça hizo peligrar la estabilidad del combinado nacional, pero desde hace varias temporadas, parece que aquel problema ya está olvidado. Especialmente Ramos y Piqué, que con la camiseta de la selección española forman una de las mejores parejas de centrales del mundo. Y no sólo en lo deportivo: de hecho, en la última concentración, se los pudo ver muy unidos e incluso compartiendo confidencias y risas.

Bromas en la Selección

El propio Julen Lopetegui hacía hincapié en que en el seno de la Selección les pican con este tema: “Bromeamos con ellos. Les decimos que ahora se pueden mandar los tuits con la misma camiseta. Son dos jugadores que defienden a sus equipos con vehemencia, pero cuando llegan a la Selección son del mismo equipo al cien por cien. Forman un grupo unido”, señalaba en declaraciones a ‘Movistar+’. Pero la calma se acaba cuando rueda el balón en la Liga.

Pero cuando acaba el periplo de selecciones, todo vuelve a la ‘normalidad’. Y es que nada más acabar la última concentración, llegó el penúltimo incendio de Piqué: primero recordó “el gol en fuera de juego de Ramos” en la pasada final de la Champions para, después, confesar que no le gustan los “valores” del Real Madrid por ver “cómo mueven los hilos en el palco“. El madridista, muy comedido, también mandó una puya al culé: “Ellos no están para hablar, y menos este año”.

Cuando llega el momento de defender a sus respectivos clubes, la cuerda se vuelve a tensar. Y es que Ramos ha contestado públicamente a Piqué tras la publicación de varios tuis en los que se quejaba del arbitraje -“Me sorprendería si lo hiciera Messi, el mundo de Piqué ya lo conocemos”-, viviendo su último encontronazo en el Bernabeú, en el que Ramos pidió al azulgrana que esta vez volviera a hablar en la red social de los arbitrajes.

Fuente: ElConfidencial – Deportes