Raúl, sobre entrenar al Madrid: “Cuando sienta que esté capacitado, lo haré”

19.01.2016 – 05:00 H. Raúl González está empezando a familiarizarse con el hecho de vivir el fútbol desde la lejanía, sin oler todos los días el césped en ...

19.01.201605:00 H.

Raúl González está empezando a familiarizarse con el hecho de vivir el fútbol desde la lejanía, sin oler todos los días el césped en cada entrenamiento. A partir de ahora, su relación con su pasión se llevará a cabo desde una oficina recién adquirida, desde donde trabajará para LaLiga (la nueva denominación de la Liga de Fútbol Profesional).

Al excapitán del Real Madrid se le ve tranquilo, a gusto con su forma de vida, con poder coger el metro y el autobús sin que le agobien. En una charla en ‘El Larguero’ de la ‘Cadena SER’ lo cuenta, pero sobre todo reconoce que aún no ha llegado ese momento en el que se sienta preparado para regresar a la que fue su casa durante tantos años. 

Sacarse el carné de entrenador: De momento no, porque cuando me lo saque, me empujarán a ser entrenador. Por ahora quiero seguir pegado a jugar al fútbol lo que pueda, como hice en la Academia Aspire. LaLiga me está dando otra visión del fútbol como negocio y me gusta. Luego seguiré ligado al fútbol, ya sea como entrenador o director deportivo.

¿Entrenará al Real MadridSi en algún momento siento que estoy preparado y capacitado, lo haré. He tomado muchos riesgos en mi vida, y si puedo hacer este, lo haré. El Madrid es mi casa y espero algún día poder ayudarle. Pero ahora estoy con LaLiga y me ilusiona. Si quiero entrenar, empezaré por sacarme el carnet. Y lo haré en un equipo pequeño para ver si se me da bien, porque el hecho de que haya tenido una carrera más o menos exitosa no quiere decir que vaya a ser buen entrenador.

La dificultad del puesto: Las presiones que sufre un técnico hacen difícil que yo sea entrenador. Pero puedo ser entrenador de otra cosa, como de un equipo de niños, o juveniles. Eso sí, si entreno, jugarán los mejores y no me gustarán si no me miran mal cuando no juegan.

Raúl, el día de su homenaje en el Santiago Bernabéu (EFE).Raúl, el día de su homenaje en el Santiago Bernabéu (EFE).

Posible ofrecimiento para su regreso: El Madrid siempre me ha abierto las puertas. Tengo muy buena relación con el presidente y con la gente del club. Pero el que ha tomado la decisión de seguir en Nueva York con este proyecto soy yo. Hay tiempo para volver al Real Madrid, pero ahora estoy en el sitio adecuado. Sin embargo, sufro y sigo todo lo que tiene que ver con el Madrid y espero que sigan ganando títulos.

¿Raúl de presidente? No descarto ningún puesto en el fútbol, tampoco el de presidente. El que haya tenido una carrera exitosa como jugador no asegura que vaya a ser buen entrenador, tengo que prepararme.

Se alegró cuando ganó la Champions el Barça: Sí, es verdad. Siempre quiero que gane el Madrid, pero si no está, que lo haga un equipo español. Yo cuando jugaba nunca he sido anti-nada. Yo soy un hombre de fútbol global, por eso he elegido LaLiga. Yo soy madridista y tuve un pasado en el Atlético que no escondo. Pero he crecido en el Madrid, es el club que me lo ha dado todo. Yo he respetado y he sido respetado en todos los estadios de España.

Sufrir en el Madrid: Es un desgaste. Al final me fui. Fueron muchos momentos de mucho sufrimiento interior. Cuando sales a hablar y no dices lo que realmente sientes es mucho mejor el silencio.  

¿Le molestó cuando empezó a ser suplente? Cuando yo era joven me imaginaba mis últimos años en el Madrid jugando mis diez o doce partidos por temporada y otros quince o veinte jugando sólo un rato, porque es ley de vida. Yo no tenía ningún problema en jugar poco.

Cómo ve al Madrid ahora: He visto que con el cambio con Zidane el equipo está más alegra, haciendo cosas que en las semanas anteriores no hacía. Contra el Sporting fue una primera parte buenísima. Con Zidane creo que el equipo va a tener muchas más opciones para ganar la Liga y la Champions.

Cómo se sintió al no ir con la Selección: Claro que cuando vi a mis compañeros ganando pensé que yo también podía estar ahí, pero me alegraba mucho por ver dónde había llegado España. Lo pasé mal los primeros meses porque me sentí solo. Después de diez años defendiendo a España, con una simple llamada habría bastado.

Fuente: ElConfidencial – Deportes