Raúl y su posible vuelta al Real Madrid con Florentino… ¿o contra Florentino?

19.10.2015 – 05:00 H. Hace justo un año, Raúl regresó al Bernabéu para presenciar en directo el Madrid-Barça y Florentino Pérez no quiso desaprovechar la ...

19.10.201505:00 H.

Hace justo un año, Raúl regresó al Bernabéu para presenciar en directo el Madrid-Barça y Florentino Pérez no quiso desaprovechar la ocasión para agasajarle, quizá pensando en poder reclutarle tras haber puesto fin a su andadura en el fútbol catarí, aunque con la decisión de seguir jugando, esta vez en Estados Unidos. El presidente del Real Madrid le regaló un reloj y una camiseta firmada por todos los jugadores. En la espalda no figuraba el número ‘7’ que tantas veces se señaló cuando marcaba un gol, sino un ‘20’, ya que unos días después se cumplían dos décadas de su debut con el equipo blanco. 

Lo cierto es que a pesar de que para entonces Raúl ya había aceptado la oferta para jugar en el New York Cosmos, Florentino volvió a abrirle las puertas del Real Madrid. Ya lo hizo con motivo del partido-homenaje que jugó con el Al-Sadd en el Bernabéu, y más tarde cuando fue el equipo blanco el que viajó a Doha. Sin embargo, Raúl le dio calabazas a Florentino. Y no precisamente por una cuestión económica, pues, según ha podido saber El Confidencial, Pérez le ofreció cobrar tres millones de euros, casi como el director general, José Ángel Sánchez. La razón por la que el excapitán madridista declinó la propuesta es porque exigía tener plenos poderes en la parcela deportiva, y esto es algo que el presidente de ACS no le podía garantizar.

Florentino Pérez está encantado de llevar personalmente la dirección deportiva del Real Madrid, sobre todo después de haber contratado a un técnico tan sumiso -por puro agradecimiento- como Rafa Benítez. Aun así, y toda vez que Raúl ha anunciado que el mes que viene colgará las botas, el runrún sobre su posible regreso coge cada vez más fuerza. “Mi decisión es retirarme del fútbol cuando acabe la presente temporada y en los próximos meses decidiré cuál es el siguiente paso en mi carrera”, fue el escueto comunicado del delantero madrileño en la página oficial del Cosmos New York.

Ese “siguiente paso” en la carrera de Raúl podría ser volver al Real Madrid con Florentino, pero también contra Florentino El próximo 25 de noviembre, precisamente cuando el todavía jugador del Cosmos esté a punto de colgar las botas, se celebrará el juicio por el cambio de Estatutos del club blanco. Un grupo de socios encabezado por Rafael Martínez Campillo interpuso la demanda contra la modificación promovida por Florentino Pérez, la cual reducía notablemente el número de candidatables a la presidencia de la entidad. Los demandantes piden la anulación de esa norma y de la junta directiva formada en 2013, cuando no se hicieron elecciones porque nadie más que el presidente de ACS pudo presentarse. Si la jueza les diera la razón, habría que volver a los Estatutos anteriores y convocar nuevas elecciones.

Y es en estas circunstancias donde la figura de Raúl podría emerger con fuerza, no para volver al Real Madrid con el actual presidente, sino para formar parte de esa vieja idea de exmadridistas como Manolo Sanchís de presentarse como alternativa a Florentino. Hace unos días, con motivo del funeral por el alma del mítico Ignacio Zoco, viejas glorias del club más laureado del mundo comentaron esta posibilidad, aunque la duda sigue siendo quién sería la cabeza visible de la candidatura. Todo hace indicar que la idea de Raúl es seguir vinculado al fútbol, pero en la parcela deportiva, de ahí que el cargo de director deportivo le encajaría perfectamente, aún más en un organigrama en el que también tendría cabida otro exmadridista e íntimo suyo como Fernando Hierro.  

Raúl, con el Cosmos New York, saluda a David Villa. (Reuters)Raúl, con el Cosmos New York, saluda a David Villa. (Reuters)

¿Está capacitado Raúl para ser director deportivo?

Según explica Jesús Cuadrado en un artículo publicado en El Confidencial, las tareas del director deportivo de un club de fútbol son cinco, “todas de absoluta obligación para que este puesto esté justificado y se ejerza con responsabilidad”, asegura. A saber: 1. Formar una plantilla competitiva en el campo y rentable en el mercado; 2. Crear un modelo de juego consistente y estable como sello futbolístico del club; 3. Implantar las directrices de plantilla y metodológicas para que el equipo juegue bien; 4. Establecer un rendimiento eficaz y competitivo, y 5. Instaurar una metodología adecuada para la formación de futbolistas en los equipos filiales y dependientes. No se trata de inmiscuirse en la labor específica del entrenador, pero en estrecha relación con este, ha de implantarse en el club una identidad futbolística propia y un modelo de juego afianzado en el tiempo.

La pregunta es evidente: ¿reúne Raúl estos cinco requisitos para ejercer de director deportivo del Real Madrid? Como sostiene el propio Cuadrado, por desgracia para el fútbol y los propios clubes, los directores deportivos “suelen ser simplemente hombres de paja del presidente, puestos ahí para recibir los palos cuando vengan mal dadas, a costa de los emolumentos que perciben”. Y esto es precisamente lo que el ‘7’ del Real Madrid no está dispuesto a ser. De hecho, en el Real Madrid ni siquiera hay actualmente un ‘hombre de paja’ del presidente, sino que es directamente este quien ejerce sin estar preparado para ello. 

Como sentencia Jesús Cuadrado en su análisis sobre la mala elección de los directores deportivos, “el resultado inicial es que la mayoría de los clubes profesionales son grupos sin identidad propia que cambian constantemente de sistema de juego y que solo sirven como trasiego constante de futbolistas. El resultado final es la ruina deportiva y económica de todos ellos. Los directivos siguen sin darse cuenta… o no les importa”. Raúl, que se tuvo que marchar del Real Madrid para poder seguir jugando, parece estar capacitado para ejercer el cargo de director deportivo en el Real Madrid, aunque su problema, como el de cualquiera que acepte ocupar ese puesto, es si le dejarían desempeñarlo. Con Florentino de presidente, se antoja imposible. Pero ¿si no está Florentino?

Fuente: ElConfidencial – Deportes

Palabras relacionadas: