Récord de 'esteladas', pitada, Mas y Junqueras en el palco y el delegado UEFA haciendo fotos

05.11.2015 – 05:00 H. Lo que empezó la UEFA, la UEFA lo va a tener que terminar, porque por parte de la afición del FC Barcelona no hay ninguna duda: ¿que ...

05.11.201505:00 H.

Lo que empezó la UEFA, la UEFA lo va a tener que terminar, porque por parte de la afición del FC Barcelona no hay ninguna duda: ¿que no se pueden exhibir esteladas? Pues toma: el Camp Nou lleno. No se recuerda nada semejante a lo vivido en el estadio azulgrana. Nunca antes se habían visto tantas banderas independentistas en un partido; ni siquiera cuando la selección catalana ha jugado en el Camp Nou. Lo que debía ser un partido insulso ante un rival menor que tenía que pasar sin pena ni gloria se convirtió en toda una declaración de principios y un desafío mayoritario y unánime a la UEFA, que espera a ver qué decide el TAS sobre el recurso interpuesto por el Barça a la sanción de 40.000 euros del partido ante el Bayer Leverkusen, pero que ayer abrió un nuevo expediente al club catalán. ¿El encuentro? Bien, gracias. Ganó el Barça 3-0.

Karl-Erik Nilsson, el delegado sueco de la UEFA, se hinchó a grabar con su cámara y a hacer fotos de las banderas ‘esteladas’, de la pancarta que ocupaba dos graderías en un lateral con el lema ‘Respecte’ y también de la estruendosa pitada al himno de la Champions, que se escuchó, pero poco, gracias a los decibelios de la megafonía y a que el campo registró la peor entrada de la temporada con 68.502 espectadores, a pesar de lo mucho que se había calentado el ambiente por la polémica con el máximo organismo europeo del fútbol. Ni con esas. La revolución entre semana y contra un equipo bielorruso no tuvo el suficiente tirón.

El delegado de la UEFA y presidente de la federación Sueca, Karl-Erik Nilsson, realiza fotografías. (EFE)El delegado de la UEFA y presidente de la federación Sueca, Karl-Erik Nilsson, realiza fotografías. (EFE)

Sí que triunfó, sin ninguna duda, el objetivo de las cuatro organizaciones independentistas para que el Camp Nou luchara “por la libertad de expresión”, como habían reclamado el día antes. Aunque no se fuera ‘indepe’, pidieron a los aficionados que lucieran la ‘estelada’. Y prueba superada. Las 30.000 banderas que repartieron en los alrededores del estadio se habían agotado una hora antes del encuentro y los 300 voluntarios que las repartían tenían entrada gratis para ver el Barça-Bate aunque, curiosamente, el club catalán se había desmarcado de manera oficial de los promotores de la protesta.

No era cosa suya, aseguraron, aunque fueron informados por la Assemblea Nacional Catalana (ANC), pero los 300 voluntarios vieron el partido gratis tan ricamente. Tampoco se lo perdieron Artur Mas, el ‘conseller’ a Presidencia, Francesc Homs, el de Cultura, Ferran Mascarell, y el líder de Esquerra Republicana y socio de Mas en Junts Pel sí, Oriol Junqueras. No era un partido especial, pero sí una noche especial: Por la lucha a favor de la libertad de expresión, claro.

El 'conseller' de Presidencia, Francesc Homs; el presidente del FC Barcelona, Josep Maria Bartomeu, y el presidente en funciones de la Generalitat, Artur Mas. (EFE)El ‘conseller’ de Presidencia, Francesc Homs; el presidente del FC Barcelona, Josep Maria Bartomeu, y el presidente en funciones de la Generalitat, Artur Mas. (EFE)

La puesta en escena salió redonda. Un mar de ‘esteladas’, gran pitada al himno y cánticos a favor de la independencia al comienzo del partido y en el minuto 17:14, en las dos partes del encuentro. La protesta se vio y se escuchó alta y fuerte. Ahora la pelota está en el tejado del Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS), que no decidirá antes de dos meses y que, en el caso de que falle en contra, tendrá en cuenta también el expediente que le entregue hoy su delegado sueco, que tan entretenido estuvo anoche filmando. Ya veremos si entendió también los cánticos acerca de que la UEFA es una mafia.

Voluntarios de 'Ara es l'hora' reparten 'esteladas'. (EFE)Voluntarios de ‘Ara es l’hora’ reparten ‘esteladas’. (EFE)

¿Y el partido? Bien, gracias. Ganó el Barça 3-0 y se aseguró prácticamente el pase a octavos. Luis Enrique probó con Sergi Roberto de extremo derecho acompañando a Luis Suárez y Neymar, pero el invento duró solo 20 minutos, los que tardó en lesionarse en el sóleo de su pierna derecha Rakitic, al que ayer ya le hicieron pruebas y es duda para el Clásico. Munir le sustituyó y a los ocho minutos provocó un penalti que transformó Neymar en una primera mitad seria y solvente por parte del conjunto culé. En la segunda, el tono bajó, ante la evidente sensación de superioridad, pero Luis Suárez no desaprovechó la ocasión para marcar en el 59’ a pase de Neymar. A falta de ocho minutos para el final se cambiaron los papeles, sirvió Suárez y anotó el brasileño. Entre los dos, desde que Messi se lesionó, se lo guisan y se lo comen. Pim-pam.

Con su ‘estelada’ sobre los hombros y el 3-0 en el marcador, se marcharon los 68.000 aficionados tan contentos. Al cierre de estas líneas se desconoce el estado de ánimo del señor sueco Nilsson, aunque faena desde luego tuvo. Ahora le toca al TAS.

Fuente: ElConfidencial – Deportes

Palabras relacionadas: