Redondo y Sánchez, ante el juez por las presuntas coacciones a socios del Madrid

14.04.2016 – 05:00 H. Tal y como informamos en El Confidencial el pasado 10 de marzo, Manuel Redondo, director del Gabinete de Presidencia del Real Madrid ...

14.04.201605:00 H.

Tal y como informamos en El Confidencial el pasado 10 de marzo, Manuel Redondo, director del Gabinete de Presidencia del Real Madrid y director general de la Fundación, y José Luis Sánchez, Director del Área Social del club que preside Florentino Pérez, tuvieron que declarar en los juzgados de Plaza de Castilla como imputados por un presunto delito de coacciones a más de 150 socios madridistas. A diferencia de hace un mes, cuando ambos llegaron al Juzgado de Instrucción nº 44 de Madrid sonrientes y confiados porque lo hacían en calidad de testigos, el pasado lunes sus caras eran bastante más serias por su condición de investigados en un caso cuya gravedad radica en que quienes les han llevado delante de un juez son, según Florentino, “los únicos dueños del club”.  

El 18 de junio de 2015, los mencionados socios del Real Madrid presentaron una denuncia por vía penal contra su propio club por los presuntos delitos de estafa, apropiación indebida, coacciones, hurto y delito societario. El desencadenante, que se les impidió la entrada a Valdebebas para asistir al partido del Real Madrid Castilla contra la Unión Deportivas Las Palmas B. La supuesta razón para no dejarles pasar, algo tan disparatado como que así lo había aconsejado la Comisión Antiviolencia. 

El primero en declarar el lunes fue Manuel Redondo, quien aseguró no saber nada del asunto y que incluso él se encontraba de viaje cuando se disputó el citado partido del filial madridista en Valdebebas. Lo que no pudo negar Redondo es que el área social del Real Madrid depende jerárquicamente de él, tal y como reconoció al juez. Después, aseguró que la decisión de no dejar acceder a Valdebebas a los 150 socios fue de la Policía, que así se lo hizo saber al departamento de seguridad del club.  

[Redondo y Sánchez entran en el juzgado como testigos… y salen como imputados]

Luego le tocó el turno a José Luis Sánchez, quien también responsabilizó a la Policía. En ambos casos, y como es habitual en el propio Florentino Pérez, tanto el director del Gabinete de Presidencia como el director del Área Social siguieron al pie de la letra el guión de intentar hacer ver que detrás de los socios que les han denunciado está la peña Ultras Sur y sus supuestas represalias por haberles echado del Santiago Bernabéu.   

Sin embargo, la versión de Redondo y Sánchez -José Luis, no José Ángel, el director general del club- entró en contradicción con el testimonio ofrecido por Julio Cendal, Jefe de Seguridad del Real Madrid, quien el 10 de marzo ya compareció en el Juzgado de Instrucción nº 44, aunque en su caso como testigo. Precisamente por ello, la idea de la defensa es llamar a declarar en los próximos días al mando policial que estaba al frente del dispositivo de seguridad del partido del Castilla contra la UD Las Palmas B. Y es que curiosamente fue la propia Policía la que sugirió a los socios del Real Madrid a los que no se les permitió la entrada en Valdebebas que denunciaran los hechos en Plaza de Castilla, tal y como hicieron. 

Florentino Pérez saluda durante un acto con las peñas del Real Madrid celebrado en Valdebebas. EFE/Kote RodrigoFlorentino Pérez saluda durante un acto con las peñas del Real Madrid celebrado en Valdebebas. EFE/Kote Rodrigo

El Juzgado de Instrucción nº 44 de Madrid, que fue el que instruyó la citada denuncia, la transformó en un juicio de faltas, contra el que los abogados de los denunciantes presentaron un recurso de apelación. Éste fue estimado por la Audiencia Provincial, que acordó que se practicaran las diligencias de instrucción solicitadas por los denunciantes. 

Cabe destacar que entre los socios que ha denunciado a su club por los presuntos delitos de estafa, apropiación indebida, coacciones, hurto y delito societario hay incluso varios menores de edad, a quienes tampoco se les permitió ir a ver al filial madridista, según los responsables del club, por temor a que pudieran alterar el orden público… Conocida es la política del club que preside Florentino Pérez de no sólo es coartar los derechos de algunos de sus socios, sino también la de intentar crear confusión e incluirles entre “los violentos”, como le gusta decir a su máximo dirigente. 

Fuente: ElConfidencial – Deportes